La Plata, Bs As.
Domingo, 24 septiembre 2017
Revista Num. 354
El oficialismo reunió a todos los candidatos a legisladores del país con el fin de bajra línea en cuanto a la estrategia para encarar el segundo tramo de campaña. Optimismo entr...
Ver Revista
Revista LA INGENIERIA DE CAMBIEMOS

Revista Num. 354
Ver Revista
NACIONALES
Pelea por los fondos: los Gobernadores cierran filas
Representantes de 21 provincias concretaron un documento en el que le piden a la Corte Suprema que no falle sobre la demanda de Buenos Aires hasta que discutan la coparticipación. Habrá reuniones mensuales. La posición de los patagónicos
Pelea por los fondos: los Gobernadores cierran filas
Y un día, la Liga de Gobernadores volvió a ponerse en funcionamiento; esta vez, motivada por la posibilidad de que le toquen los bolsillos. Con nuevos actores y ante un panorama particular, los mandatarios – y algunos vices- de veintiún provincias se dieron cita en la Casa de San Juan, donde expusieron sus preocupaciones por la demanda que realizó Buenos Aires para recuperar el Fondo del Conurbano. La discusión, que se trató de disfrazar de política, es únicamente por fondos, y decidieron tomar un nuevo rumbo para enfrentar el tema. Quieren que se discuta una nueva Ley de Coparticipación Federal en el Congreso y las Legislaturas, antes que la Corte Suprema de Justicia falle sobre el reclamo bonaerense. Vuelven las reuniones mensuales con una agenda orgánica que incluirá, para los próximos encuentros, la reforma fiscal.

La avanzada de María Eugenia Vidal por el reclamo histórico bonaerense de “descongelar” el fondo del Conurbano hizo temblar las estanterías en el resto del país. Dos semanas después de la reunión de Fiscales de Estado, donde se analizó la situación judicial que hoy radica en el máximo tribunal, llegó el turno de la política de hacerse cargo.

Con una picada y empanadas de entrada y asado como plato fuerte, Sergio Uñac ofició de anfitrión en la Casa de San Juan, de la Capital Federal, para la vuelta en funcionamiento de la Liga de los Gobernadores. El encuentro se abrió, dejó de ser exclusivo del PJ, y participaron mandatarios de todos los colores políticos. Estuvieron Gustavo Bordet (Entre Ríos); Carlos Verna (La Pampa), Ricardo Colombi (Corrientes), Lucía Corpacci (Catamarca), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Hugo Passalacqua (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gildo Insfran (Formosa), Juan Manzur (Tucumán), Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Casas (La Rioja), Gerardo Morales (Jujuy), Alberto Weretilneck (Río Negro); Miguel Lifschitz (Santa Fe); y Alfredo Cornejo, que llegó terminado el encuentro. También los vices de San Luis, Carlos Ponce; de Santa Cruz, Pablo González; y de Santiago del Estero, José Neder.

Mientras almorzaban y dialogaban, en una pequeña oficina al lado, ministros de Economía y otros funcionarios discutían los lineamientos del documento que quedó constituido, e intercambiaban información sobre el próximo punto a discutir, la reforma fiscal. Aquí sí participaron representantes de Chubut, a pesar de la ausencia del gobernador Mario Das Neves por enfermedad, y de su vice, Mariano Arcioni, por cuestiones de agenda.

En un comunicado escueto de cuatro puntos, los Gobernadores sintetizaron su posición y actual reclamo: le piden a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que se abstenga de fallar en la causa iniciada por Bue-nos Aires hasta que el Estado nacional convoque y discuta con las Provincias una nueva Ley de Coparticipación Federal. En caso de que esto ocurra, no habría necesidad de discutir la situación del Fondo del Conurbano. Así, la participación de tres gobernadores que representan a Cambiemos, como Morales, Colombi (aunque está a días de terminar su mandato) y Cornejo, supone que habrá un pedido interno para que Vidal retire la demanda.

En octubre, los Fiscales de Estado de cada provincia deberán emitir una respuesta solicitada por el Máximo Tribunal, y se espera que éste esté en condiciones de dar un fallo luego de las elecciones del 22 de octubre. En el ámbito de la Justicia, se habla de la posibilidad de una decisión salomónica que reconocería parte del reclamo de los bonaerenses, pero obligaría al Estado nacional a hacerse cargo, para no lesionar las otras economías regionales.

Sin embargo, los planes que se pusieron los mandatarios no acabarán allí. Hay una decisión de que la totalidad de los mismos se junte (no solamente los del PJ), por lo menos, una vez al mes, y planifique una agenda común de reclamos y exigencias al Gobierno nacional. El primer punto ya está planteado: la reforma fiscal.

El que lo adelantó fue el gobernador neuquino Omar Gutiérrez: “Se viene instalando el debate por el sistema impositivo, por uno que permita, con competitividad, generar desarrollo productivo, turístico, energético, y va a ser objeto de discusión en el Congreso”. Allí, los Jefes de los estados provinciales querrán tener voz y voto: “Hemos compartido la necesidad de articular, en el diálogo, la elaboración de acuerdos estratégicos que sean ganar, ganar y ganar para to-dos, priorizando siempre el bienestar colectivo de la república, un verdadero federalismo”, agregó el neuquino.

La coparticipación con la redistribución del IVA e ingresos brutos, el impuesto al cheque y la posibilidad de gravar la renta financiera serán puntos a tener en consideración dentro de la discusión entre Provincia y Nación, donde los mandatarios podrán hacerse fuerte a través de sus Legisladores en el Congreso.

Omar Gutiérrez (Gobernador Neuquén)
”No vamos a permitir que Bs. As. se quede con nada de Neuquén”

“Llegamos en el diálogo a un documento con los puntos de coincidencia”, sostuvo el gobernador Omar Gutiérrez en diálogo con La Tecla Patagonia, al finalizar el encuentro de mandatarios.
El Jefe del Estado nuequino explicó que, en la situación de la demanda, “hay una instancia judicial por un lado”, mientras los Gobernadores “observamos la necesidad de articular en el dialogo esta situación, como otras más que están en la agenda o están por venir: la ley de coparticipación federal; el impuesto a los débitos y la fuerte concentración de la política de subsidios a tarifas en la metrópoli del país”.
“Hay una necesidad de articular con el Poder Judicial, como lo están haciendo los fiscales de Estado de cada provincia, como en nuestro caso, defendiendo lo que es de Neuquén para los neuquinos. No vamos a permitir que la provincia de Buenos Aires se quede con lo que es de Neuquén, vamos a hacer toda nuestra defensa con rigor profesional, jurídico y político, y lo importante del día de hoy es que Gobernadores de todas las provincias y de distintos partidos políticos han compartido la necesidad de articular este debate más amplio con los Municipios y con Nación”.
Para Gutiérrez, “la demanda de la provincia de Buenos Aires es una llave que abre una puerta a una habitación donde hay un montón de temas para abordar: coparticipación federal, el debate del sistema impositivo; la apropiación de ese sistema a los distintos niveles del Estado fortaleciendo el crecimiento económico de las provincias y del país, para generar empleo genuino y de calidad, promoviendo la generación de inversiones y más trabajo”.

Pablo González (Vicegobernador Santa Cruz)
“Debe resolverse en el ámbito político, no en el judicial”

El vicegobernador Pablo González fue el representante elegido por Santa Cruz para ir a defender sus intereses (la provincia podría perder $ 1.000 millones anuales de prosperar el reclamo bonaerense). El ‘número dos’ de Alicia llegó a la Casa de San Juan con alguna chicana: “una vez que nos invitan, concurrimos”; sin embargo, también se sumó al reclamo general.
“Si la corte resuelve el caso a favor de la provincia de Buenos Aires, se va a profundizar más el desfinanciamiento de las provincias. El Gobierno nacional está asistiendo de forma extraordinaria a la provincia de Buenos Aires, cosa que no hace con las demás provincias, o por lo menos le exige pautas fiscales de difícil cumplimiento, como es el caso de Santa Cruz”, expuso González. La crítica fue dirigida a las trabas que le puso la administración macrista.
Asimismo, insistió que “en los informes que se han dado de metas fiscales nos han ubicado como la provincia que ha hecho el mayor esfuerzo. Eso se vio en las cosas que han pasado en Santa Cruz, y que fueron utilizadas políticamente por algunos sectores”, y sostuvo: “Las provincias vamos a impedir que se profundice una situación muy difícil a nivel financiero. Sobre el encuentro, manifestó: “Este pedido que realiza Buenos Aires unió a las provincias en un rechazo. En este encuentro se pretendió ponernos de acuerdo para defender nuestros derechos y recursos. Se trata de articular entre todos para llegar a una solución que tiene que resolverse en este marco político, no en el marco judicial”.

Alberto Weretilneck (Gobernador Río Negro)
“Significaría el quebranto para el resto de las provincias”

“Este planteo significaría el quebranto para el resto de las provincias o la imposibilidad de seguir adelante con varios proyectos y planes”. Así lo sentenció el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. El mandatario esquivó a la prensa a la salida del encuentro, pero se manifestó sobre el tema.
Según él, “de prosperar el reclamo de Buenos Aires, la provincia de Río Negro sufriría una quita de unos 1.800 millones de pesos anuales en materia de coparticipación”.
“Planteamos que la Corte Suprema de Justicia de la Nación nos convoque al diálogo antes de tomar una medida, ya sea cautelar o de fondo, y convoque al dialogo a las provincias y al Gobierno nacional“, explicó sobre la decisión de los Gobernadores, y aclaró que “es un tema que debemos resolver las provincias, con el Congreso nacional, los Municipios y el Gobierno nacional. No queremos que se modifique la coparticipación de las provincias, ni que se tomen medidas sin ser consultados, y queremos un acuerdo nuevo y federal”.
El mandamás rionegrino no quiso cargar contra Vidal, pero sostuvo: “Que un gobernador pida más dinero para sus habitantes es entendible. Lo que no puede ocurrir es que ese dinero sea a expensas de otras provincias. Eso no lo aceptamos”, remarcó. “Tuvimos una muy buena reunión, con diálogo y respeto, teniendo en cuenta que somos de diferentes partidos políticos, de distintas regiones, provincias grandes o pequeñas, con más o menos dificultades económicas, pero todos encontramos la forma de que el federalismo no sea sólo una palabra, sino un hecho concreto y que sea con diálogo”, puntualizó y recalcó que, de fallar a favor la Corte, “todas las provincias serían perjudicadas por igual”.

La posición de Chubut
Chubut no tuvo representante en la mesa de los gobernadores. Mario Das Neves se encuentra de licencia, por tiempo indefinido, y Mariano Arcioni, su vice, está cargado con la agenda que exige la provincia. Sin embargo, desde la región, se habían manifestado previamente sobre el tema con una dura postura acerca de María Eugenia Vidal.
“Se empiezan a ver medidas vinculadas con las futuras elecciones, y entonces puede haber un descalabro y va a haber injusticias”, se había quejado, meses atrás, Mario Das Neves. Es uno de los que entienden que la postura de Bue-nos Aires tiene como fin la campaña 2019. En un análisis general, coincidía el mandatario que “sí que las afecta, porque la torta nacional es de todos", pero tuvo quejas propias: “Este no es un país federal, mientras el NEA, el NOA y la Patagonia tengan situaciones absolutamente distintas a las de la Pampa Húmeda”.

El Gobierno espera discutir el año que viene la Ley de Coparticipación

El encuentro de mandatarios provinciales no pasó desapercibido para el Gobierno nacional. El que primero salió a intentar controlar a los gobernadores fue el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio. “Los gobernadores aceptan la legitimidad del reclamo de la vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en relación con el Fondo del Conurbano Bonaerense; pero, por otro lado, argumentan, no sin razón, que la modificación les traería un perjuicio importante desde el punto de vista de los ingresos fiscales”, sostuvo el ministro más político del gabinete de Macri. Frigerio consideró que la situación del Fondo del Conurbano implica “problemas que vienen de muchos años de gobiernos que han pateado la pelota para adelante; de alguna manera, han intentado transformar a este país en un país unitario. Esta situación se ha revertido a partir del 10 de diciembre de 2015, aunque quedan muchas cosas por hacer”, dijo.
Entre lo que queda, está el debate por una nueva Ley de Coparticipación Federal, y el Ministro cree que el 2018 sería “una buena oportunidad para hacer lo que no se hizo en estos últimos 21 años, sobre todo teniendo en cuenta que no será un año electoral, y es un año donde se va a consolidar este proceso de recuperación y crecimiento de la economía argentina”.
“Me parece bien que los gobernadores planteen que esa no es la mejor forma de resolver las cosas”, sostuvo sobre la judicialización del reclamo, aunque aclaró que “no sabemos cómo ni cuándo va a fallar la Justicia en este caso, pero estamos dispuestos a trabajar con todos los gobernadores”.

NOTA COMPLETA EN EDICIÓN #353
COMENTARIOS
  • Genéricos