La Plata, Bs As.
Lunes, 23 octubre 2017
Revista Num. 358
En una entrevista exclusiva, el Vicegobernador habla del delicado presente de la economía provincial. Asegura que, tanto a nivel nacional como local, se utiliza la situación par...
Ver Revista
Revista LE SACAN JUGO A LA CRISIS PARA GANAR

Revista Num. 358
Ver Revista
NEUQUEN
"Pechi" Quiroga recorta por los trabajadores
El intendente de Neuquénusa como variable de ajuste a los empleados municipales. Achique de planta, tercerización y amenazas de despidos masivos ponen en alerta a los gremios y a la oposición
Horacio “Pechi” Quiroga tiene una historia de idas y vueltas con el gremio que nuclea a los empleados municipales neuquinos. Actualmente, el enfrentamiento entre las partes es manifiesto, y la disputa en los últimos meses llegó a su pico máximo de tensión, luego de que el Municipio decidiera no renovarles contrato a 33 trabajadores, cifra que se terminó cerrando en 40, por la cesantía de 7 contratados más, con razones poco claras y que dan cuenta de diferentes versiones.
Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitramune), aseguraron que la maniobra del Jefe comunal fue netamente política, y responde a varias causales. Por un lado, se debe a la negativa de los contratados a participar de actos proselitistas a favor de la postulación del candidato del Intendente; y, por el otro, a la necesidad de Quiroga de mostrarse en línea con el Gobierno nacional en su “batalla contra los ñoquis”, aplicando un ajuste con los trabajadores como principal variable de recorte.

Desde el Municipio, se defienden anteponiendo sus facultades para firmar un contrato con un principio y un fin, y optar por no renovar el vínculo. Sin embargo, omiten mencionar la reglamentación vigente que impide dicha medida.

Más tercerización

El achicamiento de la planta y la tercerización de los principales servicios de la gestión no son novedades para la ciudad. Desde que asumió al frente del Municipio, Quiroga se ha ido desprendiendo de la mayoría de las tareas que realiza un órgano ejecutivo municipal para dejarlas en manos de cooperativas o empresas; achicó la planta permanente, e hizo crecer los subcontratados.

En efecto, el cambio propuesto por el In-tendente trajo consigo sus consecuencias. El caso paradigmático es el del Instituto Previsión Social, cuyas políticas de tercerizar el trabajo municipal lo han puesto en jaque. La caja jubilatoria da pérdidas desde hace tres años; sin embargo, hasta el 2015, se pudo sostener gracias a los ingresos que se producían por las inversiones del organismo en bonos y el mercado financiero. Ya el 2016 dio números rojos y, este año, el aumento del déficit su-pone un peligro.

Una de las razones de esta situación es la merma en el ingreso de personal municipal a plan-ta permanente y las ordenanzas que aceleran las jubilaciones. Cada vez hay más trabajadores pasivos y menos activos. Ambas decisiones tuvieron un objetivo político a lo largo de los años: limpiar la planta de viejos empleados que responden a la oposición. Pero, a la vez, estuvo el germen ideológico: la municipalidad no contrata personas físicas, sino que contrata personas jurídicas.

A esto se le suma la incorporación de pasantías rentadas, que evitan un gran gasto de sueldos a la Municipalidad, pero que no revisten beneficios en aportes para la Caja y precarizan las condiciones laborales, con trabajadores con sueldos por debajo del mínimo y en condiciones de inestabilidad permanente.

Ambos mecanismos (las pasantías y la tercerización) le permiten al Intendente de la ciudad mayor poder de decisión. En el caso de las contrataciones, evita los concursos públicos y abiertos, y lleva a cabo una elección
a dedo concentrando las decisiones de incorporación en el Poder Ejecutivo.

Amenaza latente

Con los números de las PASO en la mano, “Pechi” Quiroga se ve envalentonado y fortificado en su función, por lo que, desde los gremios, se temen medidas que vayan más allá. Concretamente, los temores pasan por la posibilidad de un recorte masivo en la planta de trabajadores, que alcanzaría las 400 cesantías luego de octubre.

La estrategia de “Pechi” sería reafirmar el camino del ajuste y diferenciarse del Gobierno provincial, mostrándose con una conducción in-flexible ante los gremios estatales y temible para los trabajadores díscolos. A pesar de los vientos electorales favorables, si elige continuar por la línea del endurecimiento, no le va a resultar fácil al Intendente gestionar un Municipio con conflictos y deudas en crecimiento.

Nota completa Revista La Tecla Patagonia N 357

Ajuste Pechi - NQN #357_BASE by La Tecla Patagonia on Scribd

COMENTARIOS
  • Genéricos