La Plata, Bs As.
Sábado, 21 abril 2018
Revista Num. 371
El magnate inglés Joe Lewis no descansa en su objetivo de convertir a la cormarca andina rionegrina en un oasis propio. Los negocios siguen su curso y las autoridades se muestra...
Ver Revista
Revista LEWIS NO SE DETIENE

Revista Num. 371
Ver Revista
TIEMPOS VIOLENTOS
Catherine Fulop contó el dramático momento que vivió Oriana, durante una marcha contra Uber
Invitada al ciclo Infama Recargado, la venezolana contó que su hija quedó atrapada en un auto que fue agredido a piedrazos, durante una marcha de taxista contra UBER.
Catherine Fulop contó el dramático momento que vivió Oriana, durante una marcha contra Uber
La actriz habló de su carrera y de la actualidad argentina, país en el que reside hace más de 25 años, y aseguró que hay 'mucha violencia' en la calle, y relató un terrible episodio que le ocurrió a su hija. 

El pasado miércoles 11 de abril, día en que los taxistas realizaron una protesta en el centro porteño para denunciar la ilegalidad de la empresa de transporte UBER, el auto en el que viajaba Oriana fue brutalmente agredido por los manifestantes. 

Fulop contó que su hija venía con el tiempo justo desde Córdoba a un hotel de Buenos Aires, para realizar la rueda de prensa de la película Perdida, en la cual Oriana realiza una participación.

En "Infama", Catherine Fulop relató el duro momento que vivió su hija, Oriana (Captura TV)

"Para que llegue a tiempo, desde la producción de la película le enviaron un auto a recogerla al aeropuerto. Pero quedaron atrapados en la manifestación", contó.

"Los manifestantes vieron a un hombre que estaba llevando a un pasajero y empezaron a golpear el auto de una manera violenta. Incluso le pinchan las ruedas. Oriana se puso muy nerviosa. Pobre, el remisero trató de mostrar que no era un Uber pero no pudo", agregó.

Cathy contó que el remisero que llevaba a su hija intentó escapar, y en ese momento chocó levemente a un manifestante, situación que agravó el conflicto. "Los taxistas lo corrieron con piedras, y le rompieron todos los vidrios. Oriana seguía adentro del auto, llorando y gritando". 

"A mi hija le podría haber dado un piedrazo o la podrían haber atropellado cuando se bajó corriendo. En medio de esa violencia puede pasar cualquier cosa", se lamentó. 

"Cuando me encontré con ella no paraba de llorar. No podíamos calmarla de ninguna forma", contó. 

"Ahí yo pensé 'quiero irme de este país', pero ¿a dónde voy? En Estados Unidos y Europa viene un loco y te tira una bomba, estamos muy violentos los trabajadores con los trabajadores", reflexionó. 
COMENTARIOS
  • Genéricos