La Plata, Bs As.
Miércoles, 26 septiembre 2018
Revista Num. 799
Dentro de Cambiemos son varias las discusiones relacionadas con el próximo escenario electoral. La Gobernadora analiza todas las alternativas posibles: la Rosada, la Gobernación...
Ver Revista
Revista LOS DILEMAS DE VIDAL

Revista Num. 799
Ver Revista
SANTA CRUZ
Giubetich: el hombre que está solo y espera
La crisis que atraviesa el Municipio de Río Gallegos tiene como foco a un Intendente que no encuentra el rumbo. Con poco apoyo político y económico del Gobierno Nacional, capea el temporal y busca terminar la gestión de la mejor manera. Pedidos de renuncia, acusaciones cruzadas y crisis permanente. El principal bastión de Cambiemos en jaque
Giubetich: el hombre que está solo y espera

Por Alejandro De Angelis 

Nadie podrá decir que Roberto Giubetich no se imaginaba con la ciudad que se iba a encontrar, en caso de ganar las elecciones para Intendente en 2015 con la lista de Cambiemos. Sin embargo, tampoco imaginaría el Jefe Comunal el rumbo económico que tomaría el Gobierno Nacional —aunque algo de lo que sucede sospecharía—, ni la falta de sintonía de la Rosada con sus aliados. Mucho menos, el tembladeral cotidiano en el que se vería inmersa su gestión, con renuncias, medidas de fuerza y acusaciones cruzadas como moneda corriente.

La gota que dejó el vaso a punto de rebalsar fue la iniciativa de un vecino de la localidad y militante peronista, Mario Albornoz, quien presentó una nota ante el Municipio exigiendo la renuncia del Intendente, habida cuenta de la situación crítica en la que se encuentra la ciudad, con los servicios básicos sin resolverse, y un creciente deterioro de la calidad de vida de los riogalleguenses.

Por su parte, la crisis financiera es notoria y no le permite al Ejecutivo realizar demasiados movimientos, acorralado por los números rojos. Los aportes que alguna vez envió Nación —mediante ATN— cayeron en la bolsa de los gastos y le impidieron tomar decisiones a largo plazo. Tampoco existió una buena gestión de los recursos que vienen de la coparticipación provincial —reducida desde 2016— y de la caja que el propio Municipio hace a través de los impuestos.



 

Los reclamos

Las demandas de la comunidad son variadas, pero los reclamos más urgentes tienen que ver con la recolección de residuos en la ciudad, que resulta ineficiente y genera gran contaminación al ambiente; la situación de los perros callejeros, que ante la falta de una medida de prevención —campaña de castración— se multiplican originando graves problemas; la falta de un plan de obras que permita la urbanización e integración al ejido urbano de los nuevos barrios que han surgido en el último tiempo.

A ello, se le suma las complicaciones del Ejecutivo para afrontar el pago en tiempo y forma de los salarios a los trabajadores municipales, así como las inclemencias circunstanciales del tiempo, que ante un nevada sostenida o una lluvia fuerte, hacen estragos y develan los problemas de infraestructura que aquejan a Río Gallegos.

Dichos problemas, sin solución inmediata, fueron oradando la confianza de los vecinos en la gestión de Giubetich, y de sus propios funcionarios y correligionarios, lo que desató críticas desde adentro y renuncias, como fue el caso del Secretarios de Gobierno Jorge Cruz —se fue en febrero de 2017— y su sucesor César Guatti, que dimitió al cargo a principios de junio de este año.


 

Los intereses políticos

Detrás de la crisis en Río Gallegos se vislumbran también intereses políticos. Sin embargo, los malos deseos hacia la gestión no vienen solo del bando rival, que se relame ante la posibilidad de recuperar la capital en 2019 con la mala imagen creciente del hombre de Cambiemos, sino que también llegan desde el espacio propio, donde la interna radical está haciendo estragos.

Giubetich busca hacer equilibrio entre los que se rinden a los designios del Gobierno Nacional, y aquellos que prefieren conservar las banderas radicales ligadas al campo popular. En esa medianía lo único que encuentra el Jefe Comunal es vacío, porque ni los radicales escépticos del macrismo lo apoyan, ni desde Cambiemos terminan de darle todo el crédito necesario para encaminar la gestión.

Enfrente, el Gobierno provincial solo se dedica a mirar como se pelean los rivales, y apuntala a sus potenciales candidatos para la Intendencia. Con la soga corta, aprieta pero no ahorca al Municipio, otorgándole fondos y obras ante las necesidades urgentes, pero sin derroches.

A la alianza Cambiemos, principal fuerza de oposición en la provincia, la mala gestión de Giubetich le puede costar muy caro, al punto de resentir sus posibilidades de quedarse con la Gobernación en 2019. Para evitarlo, deberá esperar que llegue la bendición de Nación, con dinero e inversión en infraestructura, que le permita cerrar un mandato de forma decorosa, y así evitar el efecto colateral en las urnas.



Osvaldo Scippo: “No hay mayor desestabilizador que una mala gestión”

 

El concejal del FPV, Osvaldo Scippo, dialogó con La Tecla Patagonia respecto de la actual situación del Municipio. “La renuncia sería el final. En primera instancia habría que ver cuáles son las condiciones en las que los vecinos están viviendo en Río Gallegos”, aseguró el edil. En esa línea, precisó que “hay cuatro temas esenciales, que son el problema grave que hay con la falta de mantenimiento de los sistemas cloacales que inundan las calles de heces, y esto con el frío se congela y existe un gran problema de contaminación, que gracias al frío no es mucho más grave. Otro de los temas tiene ver con la una hiperpoblación de perros, ante la ausencia de una política municipal. En tercera instancia los problemas de la basura, y al no poder mantener un sistema de recolección profundizan toda una situación sanitaria. Por último, la falta de un plan de bacheo en toda la ciudad”.

Por su parte, Scippo sentenció: “es el peor Rio Gallegos que me ha tocado conocer en mi vida. Esta no es una opinión política o personal, es una opinión generalizada de los vecinos. Solo basta recorrer la localidad, con el color de la bandera política que quieras, y vas a llegar al mismo diagnóstico”.

Asimismo, el edil del FPV, resaltó que “en los últimos quince días ocurrieron tres hechos que marcaron la falta de voluntad del Intendente y la responsabilidad civica que debe tener. El Concejlo Deliberante por unanimidad lo cita para definir una emergencia conomíoca y sanitaria que él plantea, ya que queríamos conocer cuál es el plan. No asistió, ni él ni ninguno de sus secretarios. En segunda instancia tuvimos una reunión muy importante con juntas vecinales donde comprometió su asistencia y no fue; en tercera instancia tuvimos la paritaria a nivel local convocada por él y a la cual tampoco se hizo presente”.

Respecto de las declaraciones en torno a un intento de perjudicar al Gobierno municipal por parte del Intendente, Scippo expresó que “él plantea que lo quieren desestabilizar, pero no hay mayor desestabilizador que una mala gestión. No ocurre lo mismo que pasa acá con otras localidades, como Piedra Buena o Puerto Santa Cruz, y eso habla de los buenos trabajos de sus Intendentes”, y le respondió a la Diputada Reyes, quién había asegurado que el Gobierno provincial asfixiaba al Ejecutivo de Giubetich: “Sería interesante preguntarle a la diputada reyes, por qué se da la falta de apoyo del Gobierno Nacional a la provincia, porque en el resto del país han recibido ayuda económica y financiera, han renegociado sus deudas, y Santa Cruz parece no estar en el camino, y eso incluye a todos los gobiernos provinciales, de los cuales 5 son de Cambiemos”.

Alberto Lozano: “El Gobierno provincial subvierte los valores y privilegia los intereses elctoralistas”

 

El Diputado provincial de UPVM-Cambiemos, Alberto Lozano, admitió que “si bien Río Gallegos no está como quisiéramos también hay toda una situación por parte del kirchnerismo de generar un área de conflicto. En cuanto a lo salarial, más allá de los problemas que tiene el Municipio, ha generado un aumento a los trabajadores en 2017 superior al que ha dado la provincia, y ha tratado de pagar en tiempo y forma”.

En esa línea, Lozano confesó que “ahora no se ha podido dar un aumento por el conflicto económico que nosotros tenemos. Gallegos sufre un despojo de 15 millones de pesos mensuales producto de la nueva ecuación en cuanto a la cantidad de habitantes. Es un censo de 2010 donde quedó afuera una zona que entró al ejido urbano en 2013 y no es coparticipado. El Gobierno provincial no ha evaluado está situación en cuanto al dinero que debería entrar al Municipio”.

Respecto de la situación actual de la Comuna, el Diputado provincial aseguró que “paulatinamente se va a lograr una solución. Ahora hay un aporte de parte de la Nación de 20 millones, y otros 50 que llegará en agosto, lo que ayudaría al pago del aguinaldo y la cláusula gatillo y generar algún tipo de recomposición salarial”.

Asimismo, manifestó: “yo creo que la situación del país no es sencilla y de alguna manera el Gobierno Nacional ha colaborado con la provincia. Tal vez la provincia con los recursos que ha recibido, en concepto de adelantos coparticipación y aumentos en regalías hidrocarburíferas, Río Gallegos no ha recibido una ayuda”, y arremetió: “es una cuestión estratégica donde generan un Municipio paralelo, y sentar a un candidato antes de 2019 como es el caso del Presidente del IDUV, que junto a otros organismos provinciales realizan obras en lugares de la ciudad, y en lugar de articular con el municipio marcan una diferencia en relación al Ejecutivo”.

Por su parte, Lozano recordó que “a partir de julio se comenzó a hacer una obra en torno a los desagües pluviales para resolver el tema de las inundaciones. Es una obra que hace diez años estamos esperando”.

Mario Albornoz (Partido Vecinal Peronista): “Jamás vi a la ciudad en este estado de abandono, ni en las peores epocas”

 

El vecino de Rio Gallegos que presentó la nota exigiendo la renuncia del Intendente Roberto Giubetich fue Mario Albornoz. Sobre la presentación, en diálogo con este medio precisó que lo hizo “por el estado de abandono en el que está la ciudad. Hay un problema real y puntual de salud, porque donde vas estás caminando y patinando sobre hielo de materia fecal. A eso se le suma la basura, donde hay montañas con ratas. Todo esto hace que parezca que estamos en el medioevo”.

Continuando con las razones que lo motivaron a dicha presentación, Albronoz expresó: “ante mi cansancio de todo eso, porque ya tenemos chicos con problemas respitarios, porque no es solamente que se inhala mal olor, sino también bacterias. Volvió la sarna que estaba erradicada desde hace mucho tiempo, y ahora ha surgido un nuevo problema que es la tuberculosis. Eso me llevó a pedirle al Intendente que de un paso al costado”.

Respecto de las respuestas políticas, el miembro del Partido Vecinal Peronista, aseguró que “todos miran para otro costado. El FPV porque le conviene, porque se cocinan en su propia salsa, y el resto de los partido no tienen poder de acción. La gente está muy cansada. Mi nota recoge el anhelo de todos los vecinos, porque hay mucha gente que no se expresa porque tiene miedo, o no se quieren comprometer”.

Por último, sentenció: “esta es una de las peores gestiones de los últimos. Yo nací acá y toda mi vida viví en Río Gallegos jamás vi a la ciudad en este estado de abandono, ni en las peores épocas”.


 


 

COMENTARIOS
  • Genéricos
OPCIONES
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
COMPARTIR