NEUQUEN
03/05
Los rumores sobre la salida de Basualdo en Energía destaparon una interna en la provincia
El diputado nacional del Frente de Todos, Carlos "Beto" Vivero, manifestó su apoyo hacia el subsecretario de Energía de la Nación. Entre líneas, puede leerse un tiro por elevación al titular de la cartera y presidente del PJ neuquino, Darío Martínez. De cara a las PASO, hay una puja por las candidaturas. El legislador quiere renovar y el funcionario quiere ese lugar para uno de los suyos
El Frente de Todos empieza a tener fuertes chispazos a nivel nacional, comunes en una coalición de gobierno pero peligrosos en el marco de una situación inflamable como es la pandemia del coronavirus. Pero no solo hay internas en el gabinete del Presidente Alberto Fernández, también hay rencillas en las distintas provincias.

Una de ellas se destapó en las últimas horas a raíz de un tweet del diputado nacional Carlos "Beto" Vivero, quien hizo público su apoyo al subsecretario de Energía, Federico Basualdo, que en los últimos días fue protagonista de varios rumores que lo hacían fuera de su cargo. Sin embargo, hasta la fecha sigue allí.
 
Hasta allí, parece un simple gesto del legislador para con un compañero de espacio. No obstante, su mensaje llega antes de las palabras del propio titular de la cartera energética, Darío Martínez. Este último es además de neuquino, el presidente del PJ en la provincia y quien más números tiene para ser el candidato del espacio en 2023 a la gobernación.

Las diferencias entre Martínez y Vivero no son nuevas y vienen más de herencia, el actual diputado es hombre del senador Oscar Parrilli, con quien Martínez supo tener varios entredichos en el pasado. Ahora, la disputa parece estar en torno a las precandidaturas para las PASO, donde Beto debe -y quiere- renovar, pero el funcionario quiere ubicar a alguien de sus filas.

Según pudo saber La Tecla Patagonia, Martínez estaría impulsando que la lista la encabece una mujer, por lo que Beto tendría menos chances de ir por un nuevo mandato. En el parrillismo sostienen que Oscar debería ser quien tenga prioridad para elegir el 1 de la lista, puesto que en el pasado Darío tuvo la chance de ubicar a Silvia Sapag y en el último turno a Guillermo Carnaghi, quien justamente entró en su reemplazo tras asumir el cargo en Nación. 

Pero las diferencias van un poco más allá. "El silencio de Darío, tanto en el conflicto de salud como ahora nos preocupa. Sin lugar a dudas tiene que ser nuestro candidato a gobernador, pero estos silencios dan mucho en qué pensar", apuntó una fuente del peronismo a este medio.
 
Sin embargo, parece difícil que pueda plantearse un escenario de PASO abierta, con candidatos de Parrilli y Martínez por el otro. Al ser oficialismo a nivel nacional, es muy probable que baje la orden de acordar, como ya ocurrió en el pasado, incluso siendo oposición. Lo cierto es que la tensión existe y no será sencillo resolver esa interna, sin dejar heridos en el camino.