NEUQUEN
31-05-2021

Se crearon 670 nuevos puestos de trabajo y la construcción empieza a tomar un respiro

Con un incremento del 5,85% en relación al último mes y un aumento del 122% del consumo de cemento a comparación del año pasado las empresas ponen fin a las especulaciones y avanzan con las obras en la provincia. Dificil realidad para el sector

Se crearon 670 nuevos puestos de trabajo y la construcción empieza a tomar un respiro - La Tecla Patagonia

Tras un año crítico para la construcción, desde la provincia se crearon 670 puestos de trabajo durante el último mes. En esta oportunidad, se registraron 12.112 trabajadores el pasado marzo, un 5,85% más que en febrero, cuando tenía 11.442. 

Este análisis es propio del Instituto de Estadística y Registro de la industria de la Construcción (IERIC), que marca un sostenido incremento de obreros de la construcción. Cabe destacar que durante la pandemia el sector fue uno de los principales afectados, no solo por el parate por las restricciones, sino también por la falta de presupuesto en la obra privada. 

Con el fin de las especulaciones las empresas se animaron a volver a operar, esto se vio reflejado en que se registraron, el pasado abril, 602 empresas, un número incrementado a comparación de las 594 de marzo y 577 de febrero. 

Esto da cierto respiro al sector, que viene de sufrir demoras en los pagos, cancelación de algunas obras y la suspensión de cientos de trabajadores desde el comienzo de la pandemia. Sea como sea, este 2021, que viene duro en cuanto a la pandemia, ya elevó el piso considerablemente, teniendo en cuenta que el del 2020 había sido 9.516 trabajadores. 

El incremento se ve reflejado en los datos del IERIC, que coinciden con el crecimiento del consumo de cemento en abril. Según la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, la provincia consumió en el pasado abril un 122,8% más que en la misma época del 2020, lo que significa unas 20.115 toneladas.

De todas formas, la situación fue tan crítica en el sector que los números aún están lejos de ubicarse en la situación previa a la pandemia de Covid. “Modo de supervivencia”, explicaron desde el gremio, algo que explica a la perfección cómo viven los obreros, pero que permite soñar con esta leve mejora.