RIO NEGRO
08/06
Exdiputado rionegrino deberá devolver 770 mil pesos por doble percepción pública
Se trata del dirigente radical Oscar Machado, quien mantuvo durante más de tres años un haber como director de la Legislatura e ingresos por la Comisión del Digesto, una estructura armada en el Estado para el ordenamiento normativo. La irregularidad ocurrió entre el 2008 y el 2011
Un exdiputado de Río Negro deberá devolver 770 mil pesos por doble percepción pública. Se trata del dirigente radical Oscar Machado, quien mantuvo durante más de tres años un haber como director de la Legislatura e ingresos por la Comisión del Digesto. La irregularidad ocurrió entre el 2008 y el 2011.

Recientemente, el Tribunal de Cuentas de Río Negro lo declaró responsable de un daño patrimonial a las arcas públicas por 769.088 pesos, “en concepto de capital y los intereses devengados” hasta la fecha.

En el fallo, el órgano de control recordó que Machado fue director general del Digesto de la Legislatura, entre diciembre del 2007 e igual mes del 2011, ocupando también la Presidencia de esa Comisión de Interpoderes y, desde febrero del 2008, asumió la dirección del proyecto. Ya la Fiscalía de Investigación entendió que “incurrió en incompatibilidad funcional” al ocupar ambos cargos, pues el presidente debía controlar a la jefatura y “la estructura técnica administrativa”.

Tras finalizar su mandato como legislador, Machado asumió dicha labor en la Legislatura, que presidía Bautista Mendioroz, mientras Miguel Saiz cumplía su segundo mandato gubernamental.

El Tribunal afirmó que el exlegislador -que también fue titular de las carteras de Educación y de Gobierno en la administración de Pablo Verani- percibió una remuneración desde diciembre del 2007 como Director General -que no estaba “sujeto a control horario”- y, a partir del 2008, asumió la presidencia de la Comisión desde donde se estableció pagos que se liquidaron como “unidades no remunerativas”. Esas sumas se concretaron desde febrero del 2008 a noviembre del 2011, es decir, tres años y 10 meses.

Por su parte, Machado explicó que no cobraba como presidente y que “percibía bonificaciones no remunerativas” por sus funciones de director técnico, con tareas de 16 a 20 horas de lunes a viernes.

La resolución del Tribunal -que firman Maximiliano Suárez, Dolores Cardell y Natalia Faluggi- afirman que el ex funcionario debió saber -por “ser abogado, con larga experiencia”- de “la evidente y palmaria incompatibilidad funcional” porque era el presidente de la Comisión que debía controlar y supervisar al director, es decir, a él mismo.

Y agrega que cobraba como funcionario legislativo cuando “se autosignó”, como titular de la Comisión, un pago y, en ese sentido, el Tribunal de Cuentas alude que por la ley de Ética Pública -N° 3550- se “puede desempeñar uno o más cargos públicos” pero “no se puede percibir más de una remuneración”.

Además, resalta el Tribunal que Machado por “ser funcionario no sujeto a control horario tampoco podía percibir válidamente” ingresos por esas unidades (UNR) creadas ya que estaban “destinadas principalmente por la mayor carga horaria de empleados públicos adscriptos o afectados a la tarea del Digesto”, que “debían cumplir -sin excepción- 40 horas semanales” y el ex diputado “no las cumplía”.