INFORME ESPECIAL
12/08
Cambia Santa Cruz: similitudes y diferencias dentro de un frente sin conducción
A poco de las elecciones legislativas, que tendrán su primera parada en las PASO de septiembre, las seis listas que compiten al interior del frente opositor de Santa Cruz debate sobre seis ejes centrales en la provincia
Al interior de Cambia Santa Cruz conviven tres listas de la UCR provincial, una integrada por el PRO, el espacio de Encuentro Ciudadano y una última lista encabezada por el partido de derecha, NOS.

Se trata de un frente de seis listas que demuestran la fragmentación actual del radicalismo, así como una poca inserción del PRO en la provincia, que en otras regiones de la Patagonia ha llegado a conducir Juntos por el Cambio. Por fuera de ese enredo, aparece Encuentro Ciudadano que busca matizar una oposición al kirchnerismo, sin la crítica dura y virulenta que alimenta la grieta.
 
La primera lista dentro del radicalismo, es la de la actual diputada nacional Roxana Reyes, quien busca revalidar sus votos para seguir sosteniendo la banca en el Congreso Nacional. La legisladora es una de las voces más activas en la oposición de Santa Cruz, apuntalada en un comienzo por la figura del senador nacional Eduardo Costa, pero hoy decidida a mostrar su perfil propio. 

La segunda lista radical que integra Cambia Santa Cruz es la que encabeza Leonardo Roquel, el primo del actual diputado provincial, Daniel, quien irónicamente apoya la candidatura de Reyes. Es un joven concejal que se hizo camino en el Concejo Deliberante más importante de la provincia, Río Gallegos,  y aseguran que su precandidatura será ante todo para adentrarse en la rosca interna. “Es para ganarse terreno dentro de la UCR”, le explicaron a La Tecla Patagonia, desde el interior del partido. Su apuesta es a largo plazo.

En tanto, la tercera lista de la UCR en Cambia Santa Cruz está dirigida por Omar Zeidán, un dirigente que llegó a tener un lugar de preponderancia, pero lo atravesó con un conflicto que –en Santa Cruz- todavía se vive a flor de piel. Se trata del “retiro voluntario” que su administración dispuso de 500 obreros de YCRT. Actualmente, se encuentra distanciado de Eduardo Costa, el senador nacional que sigue apoyando al sector que lidera la diputada Reyes. 

Finalmente, Encuentro Ciudadano volverá al ruedo con Gabriela Mestelan, la ex legisladora que llegó a darle un toque distintivo a su espacio, que por ahora sabe distanciarse del oficialismo, pero sin caer en el ala más dura de la oposición.  Su imagen es altamente positiva en la provincia, pero no se puede confirmar que eso la pueda ayudar para ganar en la interna. 

Sobre los últimos precandidatos que participarán en el espacio como, Martín Bocco (PRO) y Pedro Márquez, de NOS, se conoce poco. Este medio pudo saber que Bocco se trata de un dirigente de El Calafate, instalado hace poco en la ciudad tras haber vivido varios años en la capital federal. Algunos miembros del espacio pegaron el portazo, al considerar que Bocco “no conoce” del todo la realidad de Santa Cruz. 

Pero, ¿Qué posturas comparten y difieren al interior del frente opositor? 

Desde La Tecla Patagonia se propuso cinco ejes en el cual los diferentes actores de las listas que compiten al interior de Cambia Santa Cruz, desarrollan sus miradas. Muchas de ellas atravesadas por la caracterización que hacen del gobierno provincial. También por viejos resquemores internos. 



KIRCHNERISMO

En la tierra en la cual Néstor Kirchner y Cristina Fernández comenzaron a desandar su carrera política, la oposición es extremadamente dura con el oficialismo y gran parte de las falencias que presenta la provincia, se la endilgan a esa fuerza política.

“El kirchnerismo se puede definir mirando 30 años de la política de Santa Cruz. Siempre digo que es la maqueta de lo que puede ser nuestro país; un modelo y sistema que partió del apoderamiento de los fondos del Estado, que coptó la justicia y que manipuló el sistema electoral con la ley de Lemas y el diputado por el Pueblo”, expresó para LTP, la diputada nacional, Roxana Reyes.

Similares miradas comparten sus pares Omar Zeidan y Leonardo Roquel, aunque las diferencias se inscriben en “cómo se enfrentó cada uno” al oficialismo de la provincia. 

Mientras que desde el sector de Reyes consideran que la legisladora es “la única que los denuncia y va al frente de verdad”, el resto de las fuerzas radicales ponen sus reparos respecto a la actuación que tuvo la diputada en la Cámara baja del Congreso. 

“Parte de la hegemonía del kirchnerismo, tiene que ver con la incapacidad de construir algo alternativo y creo que cuando tuvimos la oportunidad de hacerlo, no se aprovechó”, le explican a este medio, en referencia al rol de Reyes y Costa. 

Pero para hacerlo todavía más complejo, el precandidato por la UCR, Leonardo Roquel, se diferencia tanto de Reyes como de Zeidan. “La diferencia es que ellos ya tuvieron la posibilidad. Uno desde la gestión y otro desde la función de legisladora de solucionar los problemas de los santacruceños. Hoy creemos que nos debemos una renovación en nuestro partido con nuevos dirigentes que puedan gestionar y legislar a favor de los habitantes de nuestra provincia”, declaró para LTP. 

Todavía mayor diferencias existen entre las voces de la UCR y Encuentro Ciudadano. La ex legisladora provincial, Gabriela Mestelan, no tiene el hábito de desarrollar una oratoria que se base exclusivamente en críticas y -cuando las hace- se limita a mencionar los errores estructurales del gobierno provincial. 

“Nosotros nacimos como una alternativa al kirchnerismo cuando la provincia tocó fondo y se sumió en una crisis institucional y económica, en 2007”, señalan desde Encuentro Ciudadano, considerando que su forma de hacer política no se resume solamente a apuntarle al oficialismo. 

Por último, tanto el PRO como el partido NOS, recrudecen las críticas hacia el kirchnerismo y prácticamente postulan la necesidad de “echar” a esa fuerza política de la provincia. “Uno de los pasos más importantes es esta elección legislativa, un paso para crecer hacia el 2023”, agregan.



TRABAJO

En donde hay casi una misma mirada, es en la cuestión del trabajo. Las tres listas que compiten desde el sello de la UCR, creen fundamental “alimentar el sector privado” y no lo plantean solamente como un mecanismo para generar más puestos laborales, sino para construir “independencia de los ciudadanos”, en la provincia.

Esto es -explican- porque el “principal empleador en la provincia es el Estado” y aseguran que “la gente se encuentra sometida” al poder político. 

“Este gobierno desalentó la inversión privada, porque además no están generando las condiciones para que eso suceda”, manifestó Reyes. Para tomar ejemplos concretos, los radicales de Cambia Santa Cruz coinciden en que muchas de las localidades turísticas de la provincia (uno de los motores económicos) “no tienen una estructura de conectividad ni hotelera correspondiente” para desarrollar el sector. 

Por su parte, Roquel agrega que “es notorio la falta de industrias y el desarrollo importante en nuestra provincia para poder que cada santacruceño pueda tener una mejor calidad de vida y resuelta su economía familiar”.

En el PRO, hay una mirada casi idéntica. “El trabajo es uno de los ejes de nuestra lista. Creemos que la provincia está sumida en una situación de clientelismo, ya que el 70 por ciento del trabajo es empleo público”, contó para LTP, María Laura Centurión, del PRO Santa Cruz, agregando que “de lo único que vive esta “es de las regalías y la coparticipación. 

Finalmente, Pedro Márquez, precandidato por NOS consideró que "es inconprensible que en una provincia con apenas 330.000 habitante y las riquezas haya desocupación y todos los problemas que desencadena esta cuestión", agregando que "hay que fomentar la creación de pymes brindándoles reducción impositivas y rebajas en energía eléctrica y gestionar el traslado de sus productos vía marítima aprovechando los puertos de aguas profundas que tenemos".



EDUCACIÓN

Otro de los ejes que permitió que Cambia Santa Cruz pueda integrar tantos partidos en un mismo frente, es su coincidencia respecto a la situación de la Educación en la provincia. Cada uno de los precandidatos de las seis listas esboza una seria crítica hacia el gobierno de Alicia Kirchner respecto al “deterioro” de las escuelas y la polémica falla de la presencialidad durante los peores momentos de la pandemia.

Pero aunque exista una homogeneidad al respecto, algunos sectores parecen acumular más políticamente a través de sus perfiles. Sin dudas que una de ellas es Gabriela Mestelan, de Encuentro Ciudadano, quien se desempeñó por años como docente y maestra jardinera. 

En efecto, su partido nació al calor de una grave crisis institucional que vivió Santa Cruz durante el 2007, luego de la renuncia del ex gobernador Carlos Sancho, quien a su vez había tomado el cargo después de que Sergio Acevedo abandonara la Casa de gobierno.
 
Durante aquellos meses de inestabilidad política y económica, fueron los y las docentes quienes más se movilizaron y reclamaron por sus derechos laborales. De hecho, se llegó a montar durante varias semanas la tan recordada “Carpa de la Dignidad”, frente al edificio de Gobernación. 

“El núcleo fuerte de Encuentro Ciudadano son docentes. Gabriela es docente de toda la vida y llevó una tarea fundamental en la Escuela Labora, donde fue directora durante varios años”, cuenta uno de los voceros de ese espacio político, que admite que “es raro y valioso que una maestra jardinera llegue a ocupar un lugar como dirigente política y legisladora”. 

Tanto el radicalismo, como Encuentro Ciudadano y la oposición más dura, como el PRO y NOS, han utilizado a la educación como un símbolo de lo que se vive en Santa Cruz. Desde las filas radicales y también de las que conduce Mestelan recuerdan que desde que asumió Alicia Kirchner, la única funcionaria que no fue a la Legislatura fue María Cecilia Velázquez, la actual Directora de Educación de la provincia.

“Hay colegios destruidos, presupuestos subejecutados. Es la mayor muestra del abandono del kirchnerismo hacia la educación”, agrega Roxana Reyes, que ejemplificó con un detalle un tanto llamativo: “En algunas escuelas rurales, los vidrios rotos están tapados con  chapadur tiene la foto de Alicia Kirchner 2015”. 



SALUD Y MANEJO DE LA PANDEMIA   

También, la situación de la Salud y el manejo de la pandemia generó diferencias y similitudes dentro del tan extenso frente opositor que busca quitarle un poco de poder al kirchnerismo en Santa Cruz.

Mientras las listas de Roquel y Zeidan, deciden apuntar los cañones a otros ítems, Roxana Reyes es minuciosa y considera que la pandemia fue “mal manejada” por el gobierno de Alicia K, pese a que generó desbordes en el sistema sanitario de todas las provincias del país. 

“El manejo ha sido muy malo. No solo en lo sanitario, sino porque se han perdido muchos puestos de trabajo y el cierre de muchas Pymes”, contó Reyes, especificando que el gobierno provincial “recrudeció la presión fiscal y el aumento de las tarifas municipales”, pese a que la situación económica durante la cuarentena, jaqueó las arcas de muchas localidades. 

Desde las filas que conduce la actual legisladora creen que la pandemia, en todo caso, “dejó al desnudo el sistema de salud de la provincia”. “En la década de los 90 había 3 centros con capacidad de internación. Hoy, pasado varios años, eso está reducido a dos”, apuntan. 

En eso coincidió con su rival interna, Gabriela Mestelan. “Los problemas de Santa Cruz son preexistentes, pero la pandemia los profundizó. Y mostró un rasgo de la política del Estado kirchnerista, que es la improvisación y el abandono”, indicó la precandidata. 

“Se suma que no escuchan ni a la oposición ni  los sectores sociales y gremiales que no les son afines y que proponen alternativas de solución a las problemáticas acuciantes de manera permanente”, agregó después. 



OBRAS CLAVES PARA LA PROVINCIA

En tanto, un quinto eje que se consultó a los y las integrantes de Cambia Santa Cruz fue las obras claves para la provincia, que pese al petróleo, minería, puertos y turismo, todavía no ha podido ofrecer servicios básicos a sus poco más de 300 mil habitantes.

Mucho más que eso, una localidad puntual -Caleta Olivia- sufre una constante emergencia hídrica por la falta de obras que lleven agua potable. Vale aclarar que Caleta Olivia es la segunda ciudad más importante de la provincia y capital alterna, después de Río Gallegos.
“Creo que las grandes obras que soñaba Santa Cruz, siempre fueron anunciadas y nunca concluidas. Concretamente la termoeléctrica de la cuenca carbonífera tendría que haber estado concluida en el año 2012, porque en el 2006 se anunció y el plazo de obras era como mucho de cinco años”, sostuvo para LTP, Gabriela Mestelan. 

En tanto, la ex legisladora y docente no deja pasar la problemática de Caleta Olivia frente a la falta de agua potable, asegurando que la no solución significa “cercenar un derecho humano básico y elemental” de la población.

La ex diputada provincial también recordó el fracaso en la inauguración de la planta de hidrógeno de Pico Truncado y puntualizó en el estado de las rutas: “Las rutas troncales de esta provincia no han sido ni mejoradas ni pavimentadas”. 

Desde su lugar, Roquel considera que “donde recorrés la provincia, en cualquier rincón te siguen hablando de la falta de agua, te siguen hablando de la falta de inversiones en instituciones educativas, en hospitales y nada se sabe todavía de la Autovía Caleta Olivia - Comodoro Rivadavia, que está completamente parada”, aseguró.