SANTA CRUZ
24/08
Una diputada por el Pueblo recibió amenazas tras su salida del FdT
La legisladora que representa a la localidad de Puerto San Julián, recibió una grave amenaza en su propio despacho. Semanas atrás ella y otra concejal, decidieron unirse a las filas del dirigente petrolero, Claudio Vidal
En el marco de un conflicto político que se recalienta cada vez más a poco de las elecciones legislativas, la diputada por el pueblo de Puerto San Julián, Patricia Moreyra, recibió una amenaza en su propio despacho y su casa.

Se trata de la legisladora que representa a esa localidad y que en las últimas semanas, fue noticia por un sorpresivo pase de las filas del Frente de Todos a las que conduce el petrolero, Claudio Vidal.

La salida de Moreyra tensó todavía más la relación entre el partido SER y el oficialismo, pero no había generado más que eso, hasta ahora. Tras el repudiable hecho, desde esa fuerza no dudaron en relacionarlo con su salida del bloque del FdT. 

Fuentes cercanas al Vidalismo le confiaron a este medio, que la diputada recibió un apriete de parte de integrantes del gremio de trabajadores mineros, AOMA, que conduce el dirigente Javier Castro.  Es que Moreyra había llegado a conseguir su banca desde el espacio Todos Somos Pueblos, que conduce precisamente Castro. 

Los mismos habrían arribado al despacho de la legisladora y "retiraron mobiliario e insumos que eran utilizados para las tareas de esa representación legislativa en Puerto San Julián". "Lo hicieron de manera intempestiva y violenta, ejerciendo temor e intimidación sobre mi  personal de confianza", agregaron voceros del partido SER. Posterior a eso, Moreyra encontró una piedra en su hogar, con un mensaje: “La vas a pagar traidora”. 



Vale recordar que Javier Castro fue uno de los que se anotó para liderar una lista del Frente de Todos, pero finalmente esa opción fue bloqueada, por lo que los ánimos entre el sindicalista y el oficialismo, penden de un hilo. 

El hecho fue repudiado por el partido y también por el propio Claudio Vidal aseguró que “lamentablemente este hecho no es aislado”, y que “se da en el marco de una seguidilla de acontecimientos violentos e intimidatorios que estamos padeciendo desde hace semanas”. “Un ejemplo de eso son los cortes de ruta en la zona norte de Santa Cruz. Nada justifica el camino de la violencia”, agregó el precandidato a diputado nacional.

Tanto la legisladora por el Pueblo que representa a Puerto San Julián y la concejal de ese distrito, Daniela Romillo, comunicaron la decisión de abandonar las filas del oficialismo a través de una carta que se publicó en redes sociales. 

“Con el pasar del tiempo la relación con los líderes del espacio Todos Somos Pueblos día a día fue cambiando se hicieron cada vez más notorias las actitudes autoritarias no se nos dio lugar a participar en nada, nuestras voces no fueron escuchadas, no se nos brindó ningún tipo de herramientas para llevar adelante nuestra gestión”. “En muy pocas ocasiones tuvimos la oportunidad de exponer las necesidades de la localidad y de cada familia que solicitaba nuestra ayuda”, expresaron en el comunicado.



REPUDIO DEL BLOQUE OFICIALISTA

Por su parte, el bloque del Frente de Todos en la Legislatura de Santa Cruz, repudió la amenaza que recibió la diputada Moreyra y agregó algunas observaciones de género. En un comunicado, aseguraron que se trató de un "intento de amedrentar sus decisiones políticas". 

En el mismo manifestaron un "profundo y enérgico repudio a la violencia política ejercida por un grupo de personas de la localidad, que tuvieron lugar en el despacho de la legisladora en esa ciudad del centro de la Provincia". 

“No aceptar que una compañera tome otras decisiones, es parte de la violencia que atraviesan las mujeres que se animan a ocupar espacios dentro de la política de nuestro país”, señalaron desde el FdT, agregando luego que “a Moreyra se le intentó poner un obstáculo en su rol como Diputada por Pueblo, menospreciando cualquier toma de decisión que ella pueda tener en diferentes espacios, acción que intenta debilitar la calidad de la democracia, el desarrollo y el pleno disfrute de los derechos humanos en la imagen de la mujer”, concluyeron.