Apps
Domingo, 16 junio 2024
Argentina
Política Provincial
27 de septiembre de 2019
NACIONALES

Ante la crisis naval argentina, YPF da trabajo a Paraguay

La petrolera estatal adelantó una licitación para la construcción de barcazas a favor Horamar S.A. una empresa multinacional que las fabricará en Paraguay. La maniobra infringe leyes y acrecienta la parálisis de la industria naval argentina

Ante la crisis naval argentina, YPF da trabajo a ParaguayAnte la crisis naval argentina, YPF da trabajo a ParaguayAnte la crisis naval argentina, YPF da trabajo a Paraguay
Compartir

Por Alejandro De Angelis 

En los últimos días, la industria naval argentina entró en estado de alerta, con motivo de una licitación pública llevada a cabo por la petrolera estatal YPF para la construcción de seis barcazas y dos remolcadores destinados al servicio de transporte de hidrocarburos. El proceso licitatorio contó con varios puntos polémicos, que llamaron la atención de gremios y federaciones vinculados al rubro. 

La empresa beneficiada para la construcción fue Compañía Naviera Horamar Sociedad Anónima, que, después de más de veinte años, desplazó a Argentina Consorcio de Cooperación Naviero, la firma fruto de la unión entre Naviera Sur Petrolera S.A. y National Shipping S.A., que hacía ese tipo de trabajos para la petrolera -incluso cuando se encontraba en manos de capitales españoles-, y lo realizaba en territorio argentino. 

El primer llamado de atención responde a que Horamar construirá las barcazas en Paraguay, alegando los beneficios impositivos de dicho país, en detrimento de las condiciones na-cionales. Asimismo, la firma tiene vínculos con el exsubsecretario de Puertos, el capitán Jorge Metz, que trabajó en la compañía hasta 2015, cuando abandonó su cargo para sumarse a las filas del Estado nacional. Además, Metz mantiene lazos cercanos con el Ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich, desde donde lo sindican como un colaborador de la gestión. 



En el Congreso, los senadores nacionales Fernando “Pino” Solanas y Alfredo Luenzo tomaron nota de las irregularidades de dicha operación y elevaron un pedido de informes al Poder Ejecutivo para conocer los detalles de la licitación que, aseguran, va en contra de las leyes de fomento de Industria Naval y la norma conocida como “compre argentino”. 

Otro de los puntos llamativos de la maniobra tiene que ver con la urgencia del proceso licitatorio. Actualmente, YPF mantiene un contrato vigente con Argentina Consorcio, que vence el 31 de diciembre de 2020, por lo que no existe un motivo aparente para anticipar la renovación de un contrato que recién regirá a partir del 1 de enero de 2021, cuando, posiblemente, todos los funcionarios involucrados en representación del Estado, ya no ocupen esos lugares. 



La contratación de Horamar profundiza la crisis de una alicaída industria naval. Según los cálculos previos, la construcción de los navíos implica 310.000 horas/hombre en empleos di-rectos, sumado al doble de horas/hombre para el indirecto. Actualmente, la flota argentina está compuesta por buques importados en un 94% y solo un 6% de argentinos. Desde 2015, la gestión del Gobierno nacional adquirió lanchas patrulleras de Francia y envió a construir buques oceanográficos a Vigo, España. 

A ello se suma el veto del presidente Mauricio Macri a un artículo de la ley de Fomento de la Industria Naval -votada en 2017-, que establece una asignación anual de 1.500 millones de pesos al Fondo para el Desarrollo de la Industria Naval Nacional (Fodinn). Licitaciones adelantadas, conflicto de intereses y maniobras al filo de la ley caracterizan a un acuerdo que promete tener varios capítulos más, en el complejo entramado naval del país. 


Daniel Ocampo (Gerente de Argentina Consorcio)
“Hasta Repsol les dio trabajo a los argentinos, y este Gobierno, no” 

El Gerente de Relaciones Institucionales de Argentina Consorcio de Cooperación Naviero y e integrante de la Cámara de Industria Naval (CINA), Daniel Ocampo, aseguró a La Tecla Patagonia que la licitación de YPF “nos afecta directamente a nosotros, ya que el tipo de construcción que se venía haciendo, que se ha desacelerado completamente. Estamos en uno de los momentos más difícil de la actividad”. 
Asimismo, Ocampo advirtió que “la mayor cantidad de armadores que están operando en Paraguay son argentinos. Son aquellos a los cuales se les ha prometido, porque están en cierta medida vinculados desde antes con ciertos personajes de este Gobierno, que regresen porque se les iba a dar trabajo. Han cumplido. Se les ha dado, pero subvirtiendo un montón de cuestiones como las licitaciones. Ahora con una sociedad anónima con participación mayoritaria del Estado como es YPF”.
En el mismo sentido, el representante de la CINA, continuó: “estamos hablando de que esta sociedad del Estado —por YPF— tiene obligación de desarrollar producciones nacionales. A su vez, su directorio está integrado por funcionarios públicos, y su funcionamiento debe ser controlado por la Comisión Nacional de Valores, cosa que no se está haciendo. Estamos ante un club de amigos”.
Asimismo, explicó que “hasta ahora la relación que existía con el único armador nacional, a quien nosotros representamos, se había dado porque YPF había pedido una flota a la medida de ellos, que se construyó acá en el país íntegramente. Y cuando digo YPF estoy hablando inclusive de Repsol, que cuando compró la empresa siguió dándoles trabajo a los argentinos. Esto nunca ocurrió, vino a ocurrir con este Gobierno”. 
Por último, Ocampo recordó que “existió de por medio una ley, a la que se le quitó la columna vertebral, que es la parte financiera.  Macri con los vetos le sacó los artículos más importantes, lo que quedó de esta ley se contrapone a lo que se está licitando ahora”. 

Fernando "Pino" Solanas (Senador Nacional) 
“Ni el Gobierno ni YPF fundamentaron por qué se construirían en el exterior”

En diálogo con este medio, el senador Fernando “Pino” Solanas advirtió que “el gobierno de Macri adelantó, sin justificación de ningún tipo, la licitación del contrato de YPF para el transporte fluvial de combustibles que entraría en vigencia recién en el 2021”. Al tiempo que adjudicó esa medida “no solo para arrasar con lo que queda del patrimonio nacional, sino también para entregárselo a sus amigos/socios/familia, condicionando al próximo Gobierno”. 
A la vez, Solanas destacó que 
“los mismos empresarios del sector naviero reconocen que las barcazas argentinas son de mejor calidad que las paraguayas, sin embargo, los astilleros argentinos tienen serias complicaciones para conseguir financiamiento a tasas razonables, mientras que los astilleros en Paraguay cuentan con una oferta bancaria para este tipo de emprendimientos que es inexistente en la Argentina del gobierno de Macri”. 
En esa línea, el senador de la Ciudad de Buenos Aires aseguró que además de los puestos laborales, “al no construir estas embarcaciones en el país, el Estado argentino dejaría de cobrar más de 10 millones de dólares en concepto de impuestos, que pasarían a engrosar las arcas fiscales del Paraguay”.
“Ni el gobierno de Macri ni YPF fundamentaron la razón por la cual la construcción de estos buques se realizaría en el exterior, cuando la industria naval nacional podría construir estos buques en tiempo y forma con la capacidad local ya instalada”, enfatizó Solanas. 
Pino concluyó: “Macri comete una doble traición, al violar una ley votada por el Congreso de la Nación y al no defender los intereses nacionales tanto de la industria como de los trabajadores argentinos”.

Walter Castro (Secretario general SANAM) 
El panorama es negrísimo 

El secretario general del Sindicato de la Actividad Naval Mar del Plata (SANAM), Walter Castro, aseguró a La Tecla que el trabajo licitado “se puede hacer en Argentina”. A la vez explicó: “Nosotros, como sindicato, queremos no repetir un esquema que se viene repitiendo en todas las áreas. 
Si vos tomás la pesca, el 90% de la flota no fue construida en nuestro país. Si to-más de la Armada nacional todo lo que es flota, solamente 10 embarcaciones de las 162 fueron construidas en el país; seguís resignando recursos y sin la posibilidad de construir nada acá”. 
En esa línea, Castro agregó: “Si ahora lo traspolás al río, estás dando la vía navegable, la hidrovía, los recursos, y encima estás construyendo en otro país. Mínimamente tendríamos que tratar de que algo se haga acá. Existiendo el astillero de Río Santiago y Tandanor, tenés 
el abanico para elegir si lo ubicás por el lado privado o el público”. 
Asimismo, el secretario de SANAM aseguró que “necesitamos una respuesta de por qué se va a construir a Paraguay, cuando durante toda una década nos dijeron que éramos caros para construir porque a valores en dólares era muy costoso, sumado a las condiciones laborales, y ahora, con un dólar cuadriplicado en valores, lo llevan a construir afuera. Se ve claramente que la tesitura es no construir con mano de obra argentina”. 
Por último, Castro sentenció: “Hoy, la in-dustria naval no está en la agenda productiva del país. Si los buques oceanográficos del Inidep se encargan a Armón Vigo, de España; si las lanchas patrulleras son francesas; si vamos a construir las 
barcazas en Paraguay; si estamos mandando a reparar buques a Asmar, a Chile; si no tenemos desarrollada energía eólica en nuestros astilleros; si no tenemos siquiera la reparación de vías férreas, el panorama para nosotros es negrísimo”. 

OTRAS NOTAS

RIO NEGRO

La Legislatura se prepara para reformar Código Procesal Administrativo

Los legisladores del bloque oficialista de JSRN, Lucas Pica y Facundo López, presentaron un proyecto para modificar integralmente la norma apuntando a la eficiencia de los procesos, destacando su digitalización 

Copyright 2024
La Tecla Patagonia
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET