NEUQUEN
21/10/2020
¿Se abre una grieta en el Frente de Todos?
La disputa por la sucesión de la banca en el Congreso de la Nación que dejó Darío Martínez terminó judicializada y dejó una herida abierta en el espacio a nivel provincial
*Por Sebastián Simonetti

La incorporación de un patagónico al gabinete nacional fue sin dudas una noticia alentadora para la región, sobre todo porque ocupa la Secretaría de Energía, cargo esencial para las expectativas de las provincias del Sur. Pero la designación del neuquino Darío Martínez trajo aparejado un conflicto inesperado en el seno del Frente de Todos, en especial a nivel provincial. La sucesión de la banca que dejaba vacante el elegido por el Presidente Alberto Fernández encendió la polémica en el espacio.

Sucede que la segunda en la lista de candidatos en 2019 era Asunción Miras Trabalón, representante de Nuevo Encuentro, que además invocó la Ley de Paridad de Género para intentar hacerse con el escaño en la Cámara Baja. Sin embargo, la decisión del espacio fue poner en ese lugar al primer suplente, el hombre del PJ Guillermo Carnaghi. El argumento fue el de hacer cumplir la norma vigente.

Lejos de terminar la discusión, el desenlace del conflicto echó leña al fuego y dejó una herida abierta, que tardará en cicatrizar. Y es que la disputa de género por una banca en el congreso ya tenía antecedentes. La senadora -también neuquina- de Juntos por el Cambio, Lucila Crexell, hizo una presentación ante la justicia luego de que el primer candidato en la lista de senadores, Héctor "Pechi" Quiroga, falleciera antes de las elecciones. El reclamo llegó a la Corte Suprema y le dio la razón a la legisladora, que quedó al tope de la lista de candidatos y logró ingresar al Senado

La cuestión a resolver es la unidad del Frente de Todos, que como toda coalición electoral, presenta una amplia gama de intereses y opiniones en su interior. A nivel nacional parece estar encausada bajo la dupla presidencial Alberto Fernández - Cristina Fernández, pero en las distinta provincias, hay rencillas locales que saldar. En Neuquén quedaron expuestas por esta disputa y ahora habrá que ver si tendrá repercusiones en el futuro cercano. El 2021 será electoral y nadie querrá ceder terreno.

Cabe señalar que el peronismo/kirchnerismo en Neuquén presenta diferencias importantes entre sus líderes que vienen de larga data. Es histórico el enfrentamiento entre los que incluso compartieron fórmula en el 2019, el mencionado Darío Martínez y el parlamentario del Mercosur y referente de Cutral Có, Ramón Rioseco. Ambos cuentan con la venia de Cristina pero no hay buena sintonía entre ellos. Otro que suele estar en medio de las tensiones es el alfil de la vicepresidenta en el senado, Oscar Parrilli, con el que el dirigente del PJ disputó hasta último momento la candidatura para la Cámara Alta en 2019.

No obstante, a la hora de afinar el lápiz, Parrilli y Martínez siempre acuerdan. Y en las últimas elecciones, el propio Rioseco terminó cerrando filas. Ahora, la trifulca por la banca en Diputados amenaza con revivir viejas diferencias, en una compulsa que será por demás importante para el oficialismo, que busca revalidar los votos conseguidos el año pasado. Todo en un escenario pospandemia y de recuperación económica, en el mejor de los casos. 

Pero además de la importancia de los comicios para el gobierno nacional, están los intereses particulares. El Frente de Todos pondrá una banca en juego de las tres que se renovarán en la provincia. Se trata del escaño que ocupa el dirigente de Kolina Carlos Alberto “Beto” Vivero, hombre de Parrilli, lo que a priori lo sitúa con chances de ir por un nuevo mandato. También su llegada fue por la banca que dejó Darío Martínez para asumir la nueva, que ganó en 2019. Es decir, para el momento de las elecciones llevará poco menos de dos años en la función. El sector del exsecretario de la Presidencia en tiempos de CFK al mando apoyó el reclamo de Miras Trabalón. Este será un punto a seguir de cara al armado de las listas del 2021.

En este escenario de rispideces domésticas y con la cuestión de género en el ojo de la tormenta no sería raro que una mujer termine encabezando la nómina, donde las posibilidades de Vivero serían menores. Las otras dos bancas son una del Movimiento Popular Neuquino (Alma “Chani” Sapag) y otra de Juntos por el Cambio (David Schlereth). El partido provincial gobierna Neuquén hace más de medio siglo y se encuentra ante la inédita situación de poder quedarse sin representación en el Congreso. Y los cambiemitas tendrán sus chances aseguradas por la creciente polarización. En un escenario de tercios, podría haber uno para cada uno.

En cualquier caso y más allá de las diferencias existentes y evidentes, desde los distintos sectores aseguran que no hay lugar para rupturas en el espacio. Aunque está claro que serán duras negociaciones las que diriman los candidatos para las listas el año que viene. Incluso puede que pidan internas desde la fuerza herida tras el encontronazo entre Miras Trabalón y Carnaghi. Habrá que ver si luego de la rosca y con los porotos sobre la mesa las sensaciones son las mismas que hoy, donde todos tienen y se sienten con las mismas posibilidades. 

Asunción Miras Trabalón 
“Esto es una vulneración a los derechos políticos de las mujeres”


La delegada del ministerio de Trabajo en Neuquén habló con La Tecla Patagonia y esgrimió: “Las que quedan heridas son las mujeres del Frente de Todos, frente a la conducción del PJ. Todas están muy decepcionadas porque saben que tienen un diputado sin legitimidad, que entró por la ventana. Esto fue un acuerdo de cobardes, porque estaba a punto de dictar sentencia la Cámara Electoral. Y como tenían pánico de que falle al igual que en el caso (Lucila) Crexell, tomaron esta decisión. Si esto lo hubiese definido un tribunal no diríamos nada. Esto es un acto cobarde de -(Guillermo) Carnaghi y de (Sergio) Massa”.

Agregó: “Jamás me llamó Carnaghi. No les importan las mujeres ni sus derechos políticos. Es tristísimo. Es un destrato hacia las mujeres del Frente de Todos. Es tan grave lo que hicieron Massa y Carnaghi que las mujeres argentinas iremos de adorno a las listas. Yo ya fui de adorno y les va a pasar a todas las que vayan segundas. Nunca van a ser diputadas, porque la van reemplazar los suplentes. Si eso no es una vulneración de los derechos políticos de la mujer, no sé qué lo es”.

Por último, Asunción sentenció: “En el Frente no va a haber rupturas, siempre va a haber tensiones, pero esto es una ofensa para las mujeres absolutamente. Y creo que a la larga la historia nos hará justicia. Cometieron una gran injusticia política y en algún momento deberán rendir cuentas. A Carnaghi lo voy a denunciar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La violación de los derechos de género son violación a los derechos humanos. Nada tendrá que temer si le parece que hizo algo justo”.


Mariano Mansilla - Diputado provincial
“El Frente de Todos en la provincia se tiene que democratizar”


El legislador provincial afirmó en diálogo con La Tecla Patagonia que “Desde UNE tomamos una postura a favor de Miras Trabalón, que era la segunda en la lista. Más allá de la cuestión de género, entendemos que es una cuestión de representación política. Habíamos hecho un acuerdo con Darío Martínez al momento de las listas, él primero y ella segunda. Si él se iba, asumía Asunción. Pero al PJ poco le importó poco eso. Y nosotros al no estar tanto en la mesa nacional quedamos afuera de esa decisión y ellos cerraron que sea convocado el suplente. Y quedamos inmersos en una discusión de género. Pero nuestro planteo es político”.

En la misma sintonía, Mansilla señaló que “Más allá de que valoramos a Guillermo Carnaghi, está lejos de ser representativo de todo el espacio del Frente de Todos. El PJ se nos adueñó de la banca sin consultarnos. Un sector en realidad, el de Martínez, porque Oscar Parrilli apoyaba lo que decíamos nosotros”.

Respecto del panorama a futuro, el diputado expresó: “El Frente de Todos en la provincia se tiene que democratizar, se tienen que garantizar internas cuando no existen PASO. Las diferencias son importantes entre los distintos sectores y esto se tiene que dirimir en compulsas democráticas, para que finalmente los más representativos ocupen los cargos y no pase como ahora donde por un acuerdo palaciego se quedan con el cargo”.

Por último, aclaró: “Salidas del espacio no, pero sí va a acrecentar las disputas. Terminan quedándose con los cargos los que más rosquean y no los más representativos. No queremos hacer acompañamiento a estructuras partidarias que van poniendo cargos por simpatías. Los dirigentes que enviamos a Buenos Aires tienen que responder a nuestra provincia. A veces tenemos la sensación de que son delegados de Buenos Aires en Neuquén”.



Darío Peralta - Diputado provincial
"La conducción es de Alberto y Cristina y para abajo nos tenemos que ordenar"

El legislador provincial del PJ manifestó a este medio que “En la legislatura seguimos trabajando juntos y fuerte en ser la primera oposición al gobierno provincial. No se modificó en nada por esta disputa por la banca en el Congreso Nacional. No hay ningún problema”. 
Remarcó: “a nivel nacional hay una conducción, no hay más que eso. Entiendo que vamos a estar todos atrás de esa bandera. Los ordenadores son Alberto y Cristina y de ahí para abajo nos tenemos que ordenar. Pasó en el 2017, en el 2019 y va a pasar en el 2021. Vamos a ser frentistas porque somos PJ. Máximo será la interacción en el territorio”.

Respecto de la polémica con Miras Trabalón, Peralta señaló: “Tenemos una fuerte impronta feminista en el bloque provincial. Y todas con mucho peso, mucha presencia y trayectoria. No entendemos que haya un problema de género. No sé dónde lo quiere llevar Miras Trabalón. Nosotros somos muy respetuosos de la Justicia y la ley es muy clara. A nivel nacional también hay más mujeres que hombres. Ese discurso de que las mujeres perdieron se termina muy rápido. Al menos en nuestro espacio. El PJ fue el primero de todos los partidos en la provincia que promulgó la paridad de género en las listas”.

Sentenció: “Después podemos discutir si hay que modificar o no la ley, pero la ley está y hay que cumplirla. No hay un problema de paridad de género”.