RIO NEGRO
16/12/2020
Duras críticas desde Todos: "Estamos pagando dos veces por las obras del Castello"
El bloque del FdT adelantó el rechazo al cobro del peaje en la Ruta 2, que comunica el Valle con la zona atlántica. La obra se realizó con fondos del plan Castello bajo un crédito que aún se encuentra pagando la Provincia
El bloque del Frente de Todos adelantó su rechazo a la iniciativa del gobierno provincial que crea un peaje en la Ruta 2, entre el paraje El Solito y San Antonio Oeste.

El pago, calificado por el oficialismo como una “contribución por uso de la ruta provincial 2” será obligatorio para cada vehículo que transite por esa vía, según la cantidad de ejes y de acuerdo a una fórmula basada en el valor de la nafta súper, a partir del primero de marzo próximo.

El gobierno justificó el cobro del tributo en la necesidad de soportar los gastos que demande el mantenimiento, conservación, modificación y mejoramiento de la ruta.

En el marco de la reunión plenaria de las Comisiones de Planificación, Asuntos Económicos y Turismo; Asuntos Constitucionales y Legislación General y la de Presupuesto y Hacienda, la bancada que preside María Eugenia Martini, dictaminó de manera contraria a esa pretensión del gobierno, ante la falta de precisiones sobre el destino de los fondos recaudados, acerca de los montos que se prevén obtener y el impacto negativo en actividades productivas, rurales y en el turismo para el balneario Las Grutas.

En ese sentido, el legislador sanantoniense Luis Noale expresó su preocupación por el desembolso que deberán hacer los camiones que operan durante buena parte del año en la salina del Gualicho y que hacen varios viajes diarios por esa vía.

También mencionó a los productores rurales de la zona, que pidió que sean exceptuados de la obligación del pago e hizo referencia al perjuicio que podría significar para el turismo en la costa atlántica, a partir de la próxima temporada.

“Pedimos que el oficialismo considere estos temas que han generado gran preocupación en San Antonio Oeste y Las Grutas”, sostuvo.

Por su parte, el legislador Luis Albrieu, respaldó los argumentos de Noale y resaltó que “por más que se cobre peaje, si no se controla el peso de los camiones, la vida útil de la ruta se acota notablemente, si no se cumplen los parámetros establecidos, el asfalto se dañará rápidamente”.

Su par Marcelo Mango, reflexionó que “no se sabe con precisión cuánto se va a cobrar, cuánto se pretende recaudar, cuántos contribuyentes serán rionegrinos y cuántos de otras provincias, cuánto menos se recaudaría si exceptuáramos a las patentes radicadas en Río Negro”, entre otras inquietudes que no tuvieron respuesta en el transcurso de la reunión. También destacó que al haberse reestructurado la deuda en dólares y se postergado obligaciones de desembolsos, también se podría evitar establecer este gravamen. “No sabemos cuánto de lo recaudado se destinará al pago de la deuda y cuánto a mantenimiento”, indicó.

María Inés Grandoso, en tanto, consultó “si todas las obras del plan Castello van a ser pagadas doblemente por la ciudadanía”.

El bloque resaltó que la ruta 2 es parte del default rionegrino que se está reestructurando con el resto de los pasivos y se preguntó si realmente el gobierno piensa cobrarle peaje a quienes utilicen el asfalto. “¿Van a hacer cargo a los rionegrinos de un crédito gravoso, leonino, que resultó impagable?”, afirmaron los legisladores de la bancada.

“Pretender reparar el daño provocado en las finanzas por ese endeudamiento, aumentando impuestos, imaginando nuevas tasas o cobrando peajes no es el camino”, agregaron.
Concluyeron que “si lo que buscamos son políticas públicas para el desarrollo; si estamos promocionando el Turismo, para peor en un contexto de retracción económica y crisis sanitaria, poner cámaras de telepeaje no sólo es contradictorio, es totalmente errado”.

“Por la ruta 2 transita gente de trabajo, transporte de mercaderías, productos genuinamente provinciales cuyo costo terminará por incrementarse ahora con un peaje. Indirectamente estamos gravando nuestra propia producción con un sobrecosto innecesario”, finalizaron, previo a rechazar la propuesta del gobierno.