INFORME
07/02
Arcioni Vs Intendentes: el vínculo con Nación y la Puja de fuerzas
Desde su reelección, el Gobernador se alineó rápidamente con el gobierno nacional. A través de su relación con Sergio Massa, consiguió el apoyo del Presidente Alberto Fernández. Esta situación alteró el cuadro del peronismo chubutense, que a través de los intendentes, busca disputar ese poder.
*Por Sebastián Simonetti

La situación política, económica y social en la provincia de Chubut es muy compleja por diversos motivos. Años de crisis económica, gestiones con déficit y un marcado malestar en el seno de la sociedad, que incluso ha llevado a fragmentar a las distintas fuerzas políticas de la provincia.

El peronismo ha tenido históricamente fuertes diferencias internas, pero no es el Partido Justicialista el único partido con grietas internas. El oficialismo, otrora Chubut Somos todos y hoy Chubut Al Frente, ha tenido que reinventarse tras la muerte de su líder, Mario Das Neves. Aquella pérdida generó fuertes divisiones puertas adentro, con algunas eyecciones partidarias. También sufrió alteraciones Juntos por el Cambio en el último tiempo, condicionados por el fracaso electoral del 2019.

No obstante, la premisa de este informe es indagar sobre la particular situación que atraviesa la política provincial, enfocado en una paradoja sin precedentes: el gobierno provincial de Mariano Arcioni es aliado del Presidente Alberto Fernández, pero en la provincia, el Frente de Todos es oposición. Esta situación le agrega un condimento extra a la complejidad propia de la región.

En un primer acercamiento, habría que mencionar que poco después de las elecciones del 2019, el Gobernador tuvo la habilidad de aggiornarse y pasar de tener buena sintonía con el gobierno de Mauricio Macri a acomodarse bajo el ala del otrora jefe de Gabinete de Néstor Kirchner. De hecho, para la política nacional Arcioni es un “mandatario peronista”, cuando en Chubut lejos están de considerarlo de esa manera.


Esta situación lo posicionó de una manera totalmente diferente, ya que venía de una grave crisis institucional, aún habiendo ganado los comicios provinciales. El golpe de efecto de Arcioni desorientó al peronismo chubutense, que se vio en la dualidad de ser oposición en Chubut pero aliado a nivel nacional.


Línea directa con Alberto: el onjetivo de la Liga de Intendentes del PJ


Días atrás se conoció que un grupo de jefes comunales peronistas encabezados por el mandamás de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, y su par de Dolavon, Dante Bowen, viajaría a Buenos Aires para hacerle llegar sus necesidades de manera directa al Gobierno nacional, ante la falta de respuestas del Ejecutivo provincial

La situación en la provincia de Chubut es por demás compleja, con una realidad económica muy dura, erosionada todavía más por la pandemia del coronavirus. En ese contexto, las necesidades en cada municipio están a la orden del día y los jefes comunales pierden la paciencia ante la imposibilidad de dar respuestas a sus problemas.

La confirmación de la cita en territorio porteño surgió del encuentro con intendentes del Frente de Todos que se desarrolló semanas atrás en la Municipalidad de Dolavon. Allí se trataron varios tópicos, tales como la situación estructural de las ciudades, el inicio de clases en Chubut, la falta de respuesta del gobierno provincial y la gestión de obras ante Nación.

De la cumbre participaron, el vice intendente de Comodoro, Othar Macharashvili, Miguel López Gutiérrez de Alto Río Senguer, Augusto Sánchez de Lago Puelo, Héctor Ingram de Trevelin, Oscar Currilén de El Maitén, Silvio Boudargham de Cholila, Antonio Reato de Epuyén, Pol Huisman de El Hoyo y Sebastián Balochi de Sarmiento.


"La liga de intendentes se conforma el 10 de diciembre del 2019 con las 7 localidades que ganaron las elecciones por el PJ y el frente de Todos. Se da de manera natural, por una cuestión de confianza y pertenencia ideológica, de haber sido los intendentes que formaron parte del núcleo originario. Empezamos en enero de 2020 a tener espacios de discusión, a tener viajes y reuniones con el gobierno nacional en Capital. Con la pandemia se cortó pero seguimos por zoom", apuntó Bowen en diálogo con La Tecla Patagonia. 

Respecto de las ausencias de Sastre y Maderna, entre otros, el jefe comunal manifestó que "se han sumado los intendentes que han pedido participar de este ámbito. Como el de El Maitén, Epuyén y Cholila. Es un espacio abierto a la participación de otros intendentes, simplemente no se hizo una convocatoria a nadie en particular. Quienes tengan ganas de sumarse pueden manifestarlo y hablarlo con cualquiera de los intendentes. Es interesante poder compartir experiencias con las distintas intendencias. Posicionamientos, realidades, estrategias Esa construcción colectiva para nosotros es muy valiosa y creemos que puede tener gran incidencia en la política territorial y provincial en los próximos años".

En cuanto a la relación con Provincia, el intendente fue tajante: "Con el gobierno de Arcioni la relación consiste en que cada uno de los intendentes pone total predisposición para colaborar con todo lo que esté a nuestro alcance. Pero no va más allá de eso. No hay un diálogo fluido con ninguno de los intendentes".

En contrapartida, Bowen hizo hincapié en que "La relación con el gobierno de Alberto es excelente, hemos notado el cambio de gestión. Ahora hay una total predisposición de todos los funcionarios del gobierno nacional están presentes y dan respuestas. Tiene una mirada federal del país y se tienen en cuenta las distintas regiones. Tenemos programado un viaje para mediados de febrero. La idea es reunirnos con el ministerio de Interior y Obras públicas para firma de convenios y activar la obra pública para cada uno de los municipios""


En la misma sintonía, Luque aclaró: “Nosotros no llevamos ni traemos críticas a la provincia. Nuestra obligación es defender y gestionar para nuestra gente. No hay más tiempo para esperar las obras que estamos necesitando”.

En tanto, Luque expresó: “En vez de dedicarnos a tirar piedras al gobierno provincial en una situación económica y financiera en la cual han dejado a Chubut, que es de público conocimiento que es catastrófica, intentamos colaborar cada uno haciéndonos cargo de lo nuestro en cada municipio”.



En el oficialismo provincial le baja el precio a la cruzada del PJ

En el entorno del gobernador Mariano Arcioni ven con asombro la férrea oposición del Frente de Todos en la provincia, cuando a nivel nacional hay más coincidencias que diferencias. De hecho, esperaban un guiño por parte de Luque y Linares respecto del proyecto de minería tras su encuentro con el Presidente, pero ese gesto nunca llegó. 

"Es para psicólogo esa dualidad. Roza lo personal Linares con Arcioni. Todo lo que sale del Ejecutivo es no. No es que hay una oposición constructiva. Es oponerse a Arcioni", apuntaron fuentes del oficialismo a este medio.

"No hay ningún operador político que pueda calmar las aguas. El único que podría haberlo hecho era el Presidente, pero no le dieron bola. No termino de entender donde está el quilombo", agregó una palabra autorizada dentro de Chubut al Frente.

No obstante, en las filas de Arcioni ven con más empatía al intendente de Comodoro, incluso creen que podría encaminar el vínculo del PJ con el Gobernador, aunque eso implicaría correr del lugar de referente a Linares y eso es algo que no parece posible en el corto plazo.

En cuanto a la Liga de intendentes, en el oficialismo provincial le bajan el precio: "la tomo con pinzas porque la encabeza Luque pero han dejado afuera a algunos importantes. Que no estén Sastre y Maderna dice mucho. Lo veo más como una liga política que de gestión".


El rol del Partido Justicialista en la interna


En tanto, esta semana entró en juego el presidente del PJ,  Carlos Linares, quien mantuvo un encuentro clave con un intendente de peso, que no forma parte activa de la Liga. Se trata del jefe comunal de Trelew, Adrián Maderna, quien fue recientemente incorporado a las filas del partido. También participó el secretario de gabinete, Norberto Yauhar, otro alfil de la política nacional que puede hacer las veces de nexo entre las partes.

Tras la reunión, manifestó que “vamos a buscar canales con Nación para llegar con soluciones en manos de los intendentes. Vamos a gestionar con Juan Pablo Luque a la cabeza, que tiene llegada importante al Gobierno Nacional, y yo también tengo una relación de amistad con la vicepresidenta (Cristina Kirchner) y el Presidente. Tenemos que conseguir todo lo que necesita la provincia”.

En tanto, Linares respaldó la iniciativa reactivar la Liga de Intendentes. “Aplaudo cualquier reunión de la política. Cuando se juntan a hablar de proyectos de provincia y se pueda consolidar esto me parece bárbaro”, aseveró sobre la cumbre que encabezaron Luque y Dante Bowen en Dolavon.

Respecto de las ausencias de los jefes comunales de Trelew y Puerto Madryn, el presidente del PJ apuntó: “Adrián Maderna tiene contacto telefónico permanente con Luque, yo lo considero parte de la Liga de Intendentes, y Gustavo Sastre también es parte del justicialismo. A todos los tiene que cubrir el paraguas del PJ Chubut”.

Por último, el exintendente de Comodoro descartó una rivalidad personal con el mandatario provincial. “Cuando me convoque Arcioni yo voy. Nunca fue convocado el PJ. No tengo nada personal con el Gobernador, sí pensamos diferente sobre política. El Presidente de la Nación está muy preocupado por Chubut. No sabe hasta dónde ni cuándo el Gobierno Nacional va a poder seguir acompañando. Todas las provincias necesitan acompañamiento”, sentenció.