INFORME ESPECIAL
21/02
El radicalismo neuquino define su futuro en las urnas
El próximo 14 de marzo serán los comicios domésticos del partido centenario en la provincia y hay dos proyectos de conducción en pugna. La lista Roja con Yenny Fonfach a la cabeza por un lado; y la Lista Celeste y Blanca, que impulsa a Juan Peláez para conducir los destinos de los correligionarios y tiene el apoyo del actual presidente César Gass
*Por Sebastián Simonetti

La Unión Cívica Radical atraviesa un período de reconstrucción en todo el país, luego de haber sido parte de una coalición de gobierno durante cuatro años, pero sin haber tenido el protagonismo esperado. La derrota del 2019 dejó al partido centenario en una posición incómoda, con la necesidad de reordenar las filas puertas adentro, para después ir a pelear lo que cree justo en Juntos por el Cambio. 

En esa situación están los radicales de prácticamente todas las provincias, donde además de la reorganización política llega la necesaria renovación de autoridades. Por esto, en cada distrito irán a las urnas para definir los nuevos liderazgos. Claro que cada provincia tiene sus particularidades, y una de las que tiene un trabajo complejo por delante es Neuquén.

La pérdida de Horacio “Pechi” Quiroga, el histórico intendente capitalino, tras su fallecimiento en 2019 dejó acéfala a la UCR. El histriónico mandatario era el conductor indiscutible del radicalismo, con un personalismo muy fuerte. Por este motivo, si bien su ausencia es un golpe fuerte para el partido, también abre una oportunidad para la generación de nuevos liderazgos.

En ese proceso se encuentran los radicales neuquinos, que el próximo 14 de marzo tendrán elecciones partidarias para definir en las urnas quién tomará las riendas de acá en adelante. Por un lado la Lista Roja, con una militante y funcionaria del riñón de Pechi a la cabeza, Yenny Fonfach. Por el otro, en la lista Celeste y Blanca, Juan Peláez, un hombre que intentó ser la cara del radicalismo en las últimas elecciones legislativas del 2019, pero lo bajaron. Un dato no menor es que cuenta con el apoyo del actual presidente de la UCR provincial, César Gass.


Lista Celeste y Blanca: en búsqueda del protagonismo perdido



"Yo apoyo a Juan Peláez porque pensamos en la necesidad de tener un partido renovado, absolutamente. Con mucha gente joven, del interior, que se está sumando, mujeres, estudiantes. Un partido que necesita tener un correlato en el mensaje con la sociedad. Y para eso hay que tener un proyecto político claro", afirmó el presidente de la UCR neuquina, César Gass, a La Tecla Patagonia. 

Remarcó: "El proyecto político nace de acercarse a los principios del radicalismo, pero con una proyección a futuro. Hay que reemplazar un liderazgo político fuerte, pero con otro contenido. Debe ser una organización más horizontal. Por ahí aluden a Pechi, que fue un enorme intendente, pero nadie puede reemplazarlo. Lo que hay que hacer ahora es otro tipo de organización".

"No estamos en la cosa chica, estamos en la cosa grande, con una mirada que sea receptada por la gente de Neuquén, con técnicos y gente muy idónea que está trabajando para cambiar sustancialmente la cara a la Unión Cívica Radical. No queremos ser cooptados por el Movimiento Popular Neuquino. Esto es fundamental. Las diferencias sustanciales con la otra lista es que nos basamos en un proyecto político y en un partido independiente", sentenció el dirigente radical.




En la misma sintonía, el candidato a presidir el comité provincial, Juan Peláez, manifestó a este medio que "queremos un radicalismo que sea opositor al Movimiento Popular Neuquino, que lo vemos como un partido que ha instalado el feudalismo en la provincia.  Hace 60 años vienen confundiendo partido, con Gobierno y con Estado. Se han apropiado del Estado para beneficios de determinados sectores y mantenerse en el poder. Han ocupado espacios de poder en toda la provincia, desde clubes de barrio y bibliotecas hasta partidos opositores".

Aseveró: "La gran diferencia que tenemos con la otra lista (Roja) es que nosotros aspiramos a ser un partido político opositor, alternativa al MPN. Y ellos pretenden que el radicalismo sea prácticamente una colectora más del partido provincial. O un partido que se venda como opositor pero en los hechos sea funcional al MPN, algo que se ha visto mucho. Las personas de la otra lista están vinculadas a la cooperativa CALF, que ha sido cooptada por el MPN. Los principales candidatos de la lista contraria trabajan ahí. O en el municipio de Neuquén. Por lo que le deben favores al MPN, tienen relaciones carnales con ellos. Y el radicalismo no puede ser eso de ninguna manera". 

Por último, Peláez sentenció:"Para 2023 queremos tener una propuesta y construcción muy fuerte para gobernador también. Posicionar dirigentes desde ahora, con tiempo. Antes se salía a último momento al que había perdido la interna del MPN o de cualquier otro partido. El radicalismo va a formar sus propios dirigentes y los vamos a empezar a mostrar desde ahora. Vamos a ser un partido como tiene que ser".

La Lista Roja: los herederos de Pechi Quiroga


"Se inscribieron dos listas, la Lista Roja, la que siempre acompañó Pechi y nos referenciamos con él porque somos los que estuvimos siempre con él. La otra, la Celeste y Blanca, liderada por Juan Peláez, que nunca participó como candidato del radicalismo. Fue por Alternativa K, en contra del radicalismo y de Pechi en 2007. Eso marca una clara diferencia, el fue funcional al Movimiento Popular Neuquino y le quitó la posibilidad de ser gobernador. Nosotros siempre fuimos candidatos dentro del partido, de acuerdo a los arreglos que se hicieron en la Convención", señaló a este medio la candidata a comandar los destinos del radicalismo provincial, Yenny Fonfach.

Respecto de la polémica por la utilización de la figura del exintendente, Fonfach explicó que "Sentimos orgullo a la hora de hablar de Pechi, no solo porque él fue y representó. Él trasciende los partidos políticos, pero fue radical toda la vida. Ayelén Quiroga no es radical, es de Nuevo Compromiso Neuquino. Y creo que ella se confunde, porque no piensa en lo lindo que es que lo puedan enaltecer a Pechi. Ella confunde cuestiones personales con cuestiones políticas. Pero nosotros vamos a seguir hablando de él porque fuimos parte de sus gestiones". 

En cuanto a las expectativas de cara a la elección, Yenny aseguró que "estamos seguros de que vamos a ganar esta interna, porque hablamos de un proyecto político a futuro. Recorrimos toda la provincia tratando de armar comités locales. Hoy, al no estar Pechi que era el gran líder que nos conducía, la construcción se hace de abajo hacia arriba. Entonces eso fue lo que trasladamos, necesitamos el compromiso de los afiliados de los comités locales para generar un desarrollo territorial mucho más fuerte. Tenemos dos años para caminar hasta el 2023. Hablamos de proyectos y de ideas, del otro lado lo único que se hace es una campaña sucia para denunciar irregularidades".

El futuro de Juntos por el Cambio y las candidaturas

Sea cual sea la lista que sume más votos en las urnas, uno de los temas a resolver es qué va a pasar con la coalición electoral que hasta hoy comparten con el PRO y la Coalición Cívica.

"La alianza Juntos por el Cambio se hace a nivel nacional y nosotros somos un partido nacional. Si va a existir, tenemos que ser la columna vertebral, porque somos el partido mayoritario y tenemos que hacerlo valer", subrayó Gass.

Agregó: "Está fuera de duda que el radicalismo tiene que encabezar la lista al Congreso. No vamos a aceptar otra cosa. Antes no pasó pero eso no lo manejaba yo, ahora el partido se está fortaleciendo. Lo más lógico es que vayamos a una interna con los demás partidos, a menos que acepten nuestra propuesta".

Peláez, por su parte, manifestó que "si queremos ser alternativa real al MPN, tenemos que tener una política frentista. No solo con el PRO, sino con todos aquellos partidos que sean realmente opositores, no solo en sentido figurado. En ese sentido, consideramos que tenemos que construir una alternativa amplia y el radicalismo tiene que ser y va a ser la columna vertebral".

La visión respecto de la alianza política no difiere mucho en la otra lista. "Respecto de Juntos por el Cambio, yo estoy en la mesa nacional, dentro de las 15 personas que integran la mesa chica. Y la discusión que marca una línea muy clara y es la que nosotros tenemos que es ser protagonista dentro de la alianza", apuntó Fonfach.

Añadió: "Entendemos que hay que incorporar otros partidos políticos, por eso llevará seguramente otro nombre. Lo que marcamos es que queremos ser protagonistas. No queremos hacer una alianza electoral que después en el gobierno no podamos ser parte de la toma de decisiones. Eso fue lo que pasó cuando Macri fue Presidente y no queremos que se vuelva a repetir".

Respecto de las candidaturas, la líder de la lista Roja expresó: "nosotros tenemos que pensar en encontrar a alguien que tenga ganas de ser candidato. Porque tenemos un escenario bastante complejo, con un kirchnerismo en la presidencia, en Neuquén con Parrilli y Martínez y con arraigo territorial en las dependencias nacionales, y el MPN que es gobierno provincial y tiene muchas intendencias y un gran desarrollo territorial".

Sentenció: "Vamos a tener que tener mucha responsabilidad a la hora del armado político y no actuar con mezquindades ni personalismos. Más que pensar en qué afiliación tiene que tener hay que pensar en una estrategia que nos permita ser una alternativa para ganar las legislativas".


Polémica por los papeles y acusaciones cruzadas



Como no puede faltar en una elección, hubo cuestionamientos de uno y otro lado en la presentación de los avales para competir en la interna radical. 

"Los hechos que denunciamos consistían en la falsificación de firmas de afiliados para hacerlos aparecer aceptando cargos de candidatos de la Lista Roja. Las firmas apócrifas eran certificadas por la Vice presidenta de la Junta Electoral Partidaria, Marcela Magiollo. Ante la contundencia de las pruebas presentadas, la Sra. Jueza Federal nos da la razón, y exige la presencia de veedores en cada actuación de la Junta Electoral. Asimismo, ordena la intervención del Ministerio Público Fiscal a los efectos de la investigación de los delitos de acción pública denunciados", apuntaron en un comunicado días atrás desde la lista Celeste y Blanca.

Al respecto, César Gass apuntó a La Tecla Patagonia que "nosotros en lo legal estamos mejor. No sé si se puede caer su lista, yo creo que tiene que haber una competencia, después ahí veremos. Sí es muy grave lo que pasó en función de que un miembro de la Junta que le pertenece a ellos, certificó aceptaciones de cargos, que esa misma gente fue a desmentirlo a la policía. Eso es grave porque deslegitima la Junta".

En tanto, Fonfach retrucó a este medio que "hoy estamos transitando la oficialización de la lista, que se ha mediatizado. La Celeste y Blanca ha tenido errores muy grotescos de presentación de la lista por negligencia de los apoderados. No presentaron avales a la categoría de concejales por ejemplo. Y nos culpan a nosotros. Para participar de una interna hay que respetar siempre la carta orgánica. Si no tenemos respeto por eso, no podemos participar de una interna".