DIA DE LA MEMORIA
24/03
Cristina volvió a pedir un acuerdo con la oposición: “Va a ser muy difícil gobernar"
La vicepresidenta encabezó un acto en Las Flores junto al gobernador Axel Kicillof para conmemorar el 45 aniversario del último golpe cívico-militar en nuestro país. "Ellos tan contra del Estado, sin embargo se hicieron los otarios cuando su deuda la pagamos los argentinos", dijo sobre el Gobierno de Macri.
Tal como declaró en su cuenta de Twitter, Cristina Fernández estuvo presente en Las Flores, provincia de Buenos Aires, en la apertura del Espacio de la Memoria que funcionará en la ex Brigada de Investigaciones, donde estuvo acompañada por el gobernador Axel Kicillof.

También dijeron presente el diputado nacional Máximo Kirchner, y el intendente Alberto Gelené, quien fue el primero en tomar la palabra y agradecer la gestión para que la memoria siga vigente en “nuestras vidas y la de los jóvenes”.

“Quiero recordar a Néstor, su lucha y decisiones en materia de DDHH contribuyeron a levantar a nuestro país”, sentenció el jefe comunal y añadió: “Esto no termina aquí, es una lucha permanente. Tenemos que defender todos los días la memoria, la verdad y la justicia”.
Luego, habló Kicillof: “Este espacio lo mantuvieron los vecinos, sin ayuda del Gobierno provincial. Todos los 24 de marzo son una fecha tremenda, emotiva, para la reflexión y recapitular. Este 24 de marzo tiene el condimento de ocurrir en un año de recuperación, sino en un año de pandemia.

Cumplía 13 años en el año 84, después de la vuelta de la democracia y empecé a militar en la escuela secundaria. Leí el Nunca Más. Esa entrada como generación a la política, me marcó para siempre.

En esta línea, destacó dos posturas: “Mantener vivas las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, honrando la lucha de madres y abuelas, pero también con políticas de Estado. En los últimos cuatro años, la Provincia abandonó el impulso que el dio Néstor y Cristina”.

“La otra es hacer historia. Mantener los principios que tienen que ver con los derechos humanos”. En este contexto, recordó la búsqueda por respiradores al comienzo de la pandemia. “Ahí apareció un Estado respetuoso y reservó los respiradores para que no fueran para los pocos que lo pudieran pagar, sino para todos. Es un homenaje también a los 30 mil”. 

“El enfoque que le dimos a la pandemia, fue el de la igualdad y los derechos. Que cada vez, en cada acto, de la vida cotidiana, tengamos en cuenta que lo que hacemos tiene que servir a nuestro pueblo. Cada decisión, mantener viva la llama de la memoria”.

Por último, le tocó el turno a Cristina: “Hace 45 años vine por primera vez a Las Flores, en febrero durante los feriados de carnaval, con Néstor. Voy midiendo la historia junto con mi vida. La última vez que vine fue en agosto, hace 10 años. Cuando vine como Presidenta, vine al parque industrial que habíamos inaugurado. En aquel momento, de las 500 cuadras que tenía la ciudad en ese entonces, 200 habían sido pavimentadas de 2003 a 2011”.

“Muchas veces nos acusan de intervencionistas, pero queremos producir y generar trabajo. Así empezó en 2003 junto a la desaparición, ausencias de miles de argentinos, algo que tal vez no se menciona demasiado, que no pasa tan advertido lo que habían venido a hacer y que necesitaron de la desaparición para imponer un modelo económico. Esto es lo verdaderamente profundo y definitivo que abordaron, la tragedia de las madres y abuelas, pero lo que se modifico en Argentina fue una matriz de producción económica y un sentido común de los argentinos y argentinas”, añadió.

“En mi casa, no se hablaba de cosas que luego pasaron a ser charla corriente. ¿Alguien recuerda que en nuestras casas se hablara del dólar o plazos fijos? El ascenso ocurría en el trabajo, es pragmático. Cuando en tu casa sentís que hay que laburar porque ascendés y ganás plata, eso se traducía en los hogares de todos los argentinos y argentinas”.

“Es lo que vinieron a cambiar el 24 de marzo de 1976. Es cierto que con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, y con la decisión de Alfonsin con el Jucio a las Juntas, se castigó a quienes violaron los DDHH, pero a quienes los instigaron, apoyaron nos les pasó nada. Nunca. Cuando terminó la dictadura, terminaron más ricos que cuando habían empezado. Y nos dejaron el regalo de la estatización de la deuda externa, incluido el grupo económico de ya sabemos quién”.

“Ellos tan contra del Estado, sin embargo se hicieron los otarios cuando su deuda la pagamos los argentinos. Aquellos fueron los que irrumpieron contra un gobierno institucional, y quienes los instigaron llegaron con el voto popular y generaron aún más deuda”. 

“Además de recordar a los desaparecidos,  a los torturados, tenemos que hacer un ejercicio docente que ayudar a desentrañar el sentido común. ¿Quién diría que en medio de esta pandemia atroz, que conmueve a la humanidad y nos ha roto todos los esquemas, que las únicas vacunas con las que contamos hoy son rusas y chinas?”

“Esto no es ideología. Néstor, nuestros hijos y yo nos íbamos de vacaciones a Nueva York y Orlando. No tenemos problemas con Estados Unidos, no tenemos anteojeras. ¿De dónde somos comunistas? Lo que pasa es que nunca confundimos nuestros gustos con los intereses nacionales, como hacen otros. Aunque me guste Nueva York, sé cómo defender los intereses de Argentina”.

“No podríamos reclamarle, con toda la dulzura del mundo, que es hora de que nos hagan un gestito. Entre que bancaron el golpe del 24 de marzo, bancaron a los ingleses en la guerra de Malvinas, fueron centrales a la hora de que el FMI violara todos los artículos de su estatuto. Lo consiguieron por el apoyo de EEUU”.

“No podemos pagar, porque no tenemos la plata. Este 24 de marzo debe ayudarnos a reflexionar sobre la necesidad de volver a tomar un modelo de producción y empleo. Esto requiere un altísimo grado de responsabilidad, no sólo de quienes gobiernan, también de la oposición. Es el momento de que todos los argentinos y argentinas más allá de su ideología, entender que como no seamos capaces desde los partidos políticos de articular un acuerdo mínimo frente a cuestiones estructurales, va a ser muy difícil gobernar la Argentina. Nosotros tenemos la responsabilidad histórica”.