INFORME
28/03
Elecciones intermedias en Neuquén: posibles alianzas contra un adversario común
Este año será electoral por partida doble en la capital neuquina. Además de los comicios legislativos nacionales, se renovará la mitad del Concejo Deliberante. Todavía sin fecha confirmada para la votación, ya comienzan las negociaciones en la oposición para intentar robustecer sus chances de ganarle al Movimiento Popular Neuquino
Por Sebastián Simonetti

Mientras la pandemia del coronavirus amenaza con una nueva escalada de casos y un eventual confinamiento, el 2021 está llamado a ser un año electoral. De hecho, días atrás se confirmó el calendario con las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias en él, por lo que, hasta el momento, todos los comicios siguen en pie.

Pero en la capital neuquina no serán esas las únicas visitas a las urnas. Además de las legislativas nacionales, los habitantes de la ciudad más grande de la Patagonia deberán afrontar (¿por última vez?) elecciones intermedias de concejales. Sin fecha aún para los comicios locales, se renovará la mitad del Concejo Deliberante. 

Desde el Ejecutivo que comanda el emepenista Mariano Gaido buscan eliminar este sistema de elecciones intermedias cada dos años. A través de una enmienda de la Carta Orgánica, la intención es que luego de las de este año, los comicios sean cada 4 años, junto a las municipales. De aprobarse, quienes asuman este año lo harán por un período excepcional de dos años.

No obstante, para hacerlo, la propuesta debe aprobarse en el Concejo Deliberante y luego pasar por un referéndum popular. El lunes sigue el debate sobre la enmienda en la comisión del Deliberante. El MPN aún no tiene los votos para llevar el proyecto a votación en el recinto.

En cualquier caso, serán 9 bancas las que se pondrán en juego en las urnas y nadie quiere perder terreno. El oficialismo buscará retener lo que tiene, mientras que la oposición -en especial Juntos por el Cambio- intentará plantarse y dar pelea. En el caso de la alianza entre el PRO, la UCR y la CC-ARI, vienen de ser gobierno, por lo que el objetivo es volver en el corto plazo y este podría ser un escalón en ese sentido. Allí, se abre la puerta para incorporar otros sectores, entre ellos, un actor de peso: la Democracia Cristiana, referenciada en el exgobernador y otrora dirigente del MPN, Jorge Sobisch.

El mapa de la elección: qué bancas se ponen en juego


El Concejo Deliberante puede cambiar su fisonomía tras la elección de este año. Oficialismo y oposición arriesgan muchos escaños.

Sin lugar a dudas, la elección de este año en el Concejo puede cambiar el tablero, ya que los bloques mayoritarios son los que más cantidad de bancas arriesgarán. Según el resultado de los comicios, la oposición puede dar un paso al frente o retroceder y quedar debilitada.

En este sentido, la fuerza que más bancas pone en juego es Juntos por el Cambio, hoy atomizada tras la pérdida física de su líder, Horacio "Pechi" Quiroga, en 2019. Tras su fallecimiento, se dividió en tres bloques. De esos seis ediles, cuatro terminan su mandato. Mucho por perder.

Así, por el lado del bloque JxC-UCR, se renuevan las tres bancas que lo integran, ocupadas por Guillermo Monzani, Jorgelina González y Rocío Casamayor Jabat. Además, finaliza su mandato Mario Lara, de JxC-Pro.

Pero también el oficialismo arriesga buena parte de su bancada. De los cinco concejales que posee el MPN, tres culminan el mandato: Isabel Mosna (reemplazo de Vanina Merlo), Juan Luis Ousset, y Jorge Rey (suplente de Alejandro Nicola).

Los otros dos escaños en juego son uno del Frente de Todos, ni más ni menos que el líder del PJ capitalino, Marcelo Zúñiga; y una del Frente de Izquierda, que hoy ocupa Natalia Hormazábal. Ambos tienen otra banca que no pondrán en juego

En lanto, Los bloques unipersonales de Democracia Cristiana, Libres del Sur y el FRIN no arriesgan bancas e intentarán aprovechar la elección para ganar lugar en el Concejo.



La unión hace la fuerza, el mantra de la oposición


Juan Peláez levantó el perfil en las últimas semanas, con reuniones con dirigentes nacionales como Martín Lousteau (foto) y Alfredo Cornejo

"Nosotros tenemos algunos socios naturales como son el PRO, el ARI y Nuevo Compromiso Neuquino y están encarando conversaciones sobre ese tema. Con lo cual, es medio prematuro todavía y no hemos podido hablar mucho del tema. El hecho de que no haya fecha todavía de elecciones hace que se especule con septiembre y todavía parece lejano", expresó el presidente de la UCR neuquina, Juan Peláez, en diálogo con La Tecla Patagonia.

La máxima autoridad del partido centenario en la provincia ya está lanzado como candidato a concejal para los comicios de este año. "La primera alternativa siempre es la del consenso. Si no lo hubiese y aun así quisiéramos ir en formato de alianza, nosotros siempre sostenemos que lo más lógico es darle la participación democrática a todos los candidatos que quieran participar y también darle la posibilidad a los afiliados de todos los partidos que puedan elegir. Por eso desde el radicalismo propondríamos algún marco de interna entre los que quieran participar de los partidos que conforman Juntos por el Cambio", apuntó Peláez.

En tanto, el dirigente radical marcó cuál sería el peor escenario: "la tercera opción, que no sería buena, es que cada partido vaya por separado y lleve su candidato. Esa es la última alternativa y casi que la damos por descartada. Nosotros vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para mantener la unidad y el frente, porque somos responsables ante todos los que acompañan a Juntos por el Cambio".

Por último, el aspirante a edil sentenció: "si vamos todos juntos tenemos chances serias de ganar la elección de concejales. No nos conformamos tampoco con ganar esta elección. El radicalismo espera volver a gobernar la ciudad en el 2023. Máxime después de que el MPN no está haciendo una buena gestión. Y tenemos muchos hombres y mujeres preparados dentro de nuestro espacio para llevar adelante una buena gestión, producto de haber gobernado durante 20 años".


Francisco Sánchez, es parte del ala dura del PRO y lo remarca en cada oportunidad

Otra de las voces que se escuchará al momento de cerrar acuerdos será la del diputado nacional y dirigente del PRO, Francisco Sánchez. "No hay nada cerrado. Hay distintas posturas dentro del PRO y en Juntos por el Cambio. Hay algunos que consideran que hay que ir solo, otros que en alianza JxC y otros que creemos que hay que ir con Democracia Cristiana. Hay de todo. Yo voy a opinar, me voy a meter, pero al mismo tiempo voy a respetar a quien quiere ser candidato a intendente en 2023, que es Marcelo Bermúdez", subrayó a este medio el legislador.

Sánchez, reconocido ala dura del partido comandado por Patricia Bullrich a nivel nacional, tiene una visión particular sobre estas elecciones. "Preferiría en esta no ir con los radicales ni con el ARI. es una buena oportunidad para testearse. Llevamos muchos años yendo con ellos y a veces es bueno testearse. Creo que el PRO está muy bien posicionado en la ciudad. Tenemos un piso de 15%. Veamos si efectivamente es así, si tenemos la fortaleza y los candidatos para afrontar la elección", indicó el referente de los amarillos.

No obstante, el diputado aclaró: "siempre conviene ir juntos. Pero tampoco hay que desechar lo otro. Todo es interesante y hay que ver qué es lo que más conviene".


La decisión que puede cambiar el tablero: sumar a Democracia Cristiana a JxC

El partido que fundó el exgobernador Jorge Sobisch tiene poder de fuego para sumar

"Me he estado reuniendo, representando a la Democracia cristiana y también lo ha hecho Gastón Sobisch, que es el presidente del partido. Nos hemos reunido con distintas fuerzas políticas. La idea es conformar un frente político que tenga como primer objetivo la defensa de los intereses de Neuquén. Tenemos que elaborar un proyecto y una estrategia que tenga que ver precisamente con defender la provincia", afirmó a La Tecla Patagonia el exgobernador y máximo referente del espacio, Jorge Sobisch. 

En la misma sintonía, el exmandatario detalló: "en este momento está trabajando con nosotros el MID. No descarto que se sumen otras fuerzas. Dependerá de lo que hablemos. Con la gente del PRO estamos en conversaciones, pero no hemos llegado a un acuerdo. Pero creo que es posible, porque es un partido que ha llegado al poder a partir de acuerdos. Atento a la experiencia del Frente de Todos, donde también confluyeron varias fuerzas para tener éxito. Y nosotros tenemos que transitar el mismo camino para llegar al éxito en elecciones".

Respecto de las candidaturas, Sobisch fue tajante: "nosotros tenemos candidatos para ocupar distintos cargos, pero entendemos que primero debemos avanzar en los acuerdos. Si ponemos las candidaturas adelante vamos a cometer el error que cometieron muchos actores políticos, que no lograron objetivos importantes. Así que esta es nuestra idea. Estamos muy firmes y no tenemos apuro. Entendemos que Democracia Cristiana es una fuerza que de la nada se convirtió en un actor muy importante de la política neuquina. Y lo hicimos gracias al trabajo de recorrer la provincia, hablar con la gente y presentar proyectos y candidatos creíbles. Este es el camino".

Sentenció: "esta alianza efectivamente se puede replicar en 2023. El camino es simple: Neuquén capital nos da la posibilidad de unirnos para competir en la ciudad más importante de la Patagonia; las elecciones nacionales nos dan la posibilidad de ver si somos capaces de lograr acuerdos, que serían una plataforma de lanzamiento para el 2023".

Respecto de la incorporación del sobischismo, Sánchez es uno de los más entusiastas: "Si decidimos ir con Sobisch también es una buena opción, porque es una muestra de que se puede construir hacia adelante y la gente lo puede ver como algo interesante", aseveró el diputado.

En tanto, en el radicalismo no están tan convencidos. "A nivel nacional veo difícil la alianza con Democracia Cristiana, porque los plazos son muy apretados. En junio ya hay que presentar las alianzas dentro de las PASO y los partidos que hoy están dentro de Juntos por el cambio están hace tiempo. No creo que sea posible. Y a nivel local, será algo a conversar con los partidos que integramos Juntos por el Cambio. Primero es algo a definir puertas adentro en la convención radical. La Alianza Juntos por el Cambio se aprobará sin problemas, algo más amplio que integre a Democracia Ciudadana, será una discusión mucho más álgida y no puedo aventurar mucho más al respecto", subrayó Peláez


Divide y reinarás, la estrategia del oficialismo

Mariano Gaido, hombre de confianza del Gobernador Omar Gutiérrez, le dio la victoria al MPN en 2019 después de 20 años de sequía.

Contraria a la propuesta de la oposición, en el entorno del intendente Mariano Gaido piensan en ir con varias listas. Si bien gobierna el Movimiento Popular Neuquino, no es menos cierto que una alianza de fuerzas llevó al partido provincial a ocupar el cetro capitalino, que le fue esquivo durante dos décadas. La intención ahora, es seguir juntos, pero presentar listas por separado.

"La idea es tener dos o 3 listas que representen todo el espacio de gobierno. En ese escenario, es probable que el MPN lleve una lista, el UNE otra y que haya una lista más que sea una conjunción de fuerzas que nos han acompañado en la capital. Ahora no suman los votos si no llegan a 3% en la elección de concejales, por eso la estrategia de las colectoras no sirve", confió a este medio un integrante del oficialismo local.

Respecto de nombres propios, La Tecla Patagonia pudo saber que en UNE se baraja como candidato a Emanuel Guagliardo, referente mapuche que además es hijo de Marcelo Guagliardo, dirigente de ATEN, hoy archienemigo del oficialismo.

Por el MPN suenan dos o tres vecinalistas para encabezar la lista, todos cercanos a Gaido. La intención es que garantice la cohesión interna. Uno de ellos sería el concejal Jorge Rey.