INFORME
25/04
Estrategia y gestión: Gabinetes de rotation
Los Gobiernos de la región buscan atender la demanda hiperlocal. La pandemia quitó "territorio" a los funcionarios, que necesitan mayor contacto con sus comunidades. Hay una tendencia a "salir" al interior que baja desde Nación. Cómo funciona ese modelo en la Patagonia

Por Alejandro De Angelis 

Si algo trajo consigo la pandemia fue la posibilidad de acortar las distancias en pocos segundos. Si bien las tecnologías de comunicación ya existían y estaban al alcance de todos, el aislamiento obligó a emplear su uso con mayor cotidianidad. Un ejemplo claro de ello fue el funcionamiento de las Legislaturas, que pasaron a la virtualidad y descubrieron una nueva modalidad posible.

Los Ejecutivos también debieron aggionarse. La idea del viaje por el territorio fue reemplaza por las plataformas de teleconferencias. A ello se sumó que los Gobiernos debieron adoptar medidas que requerían del consenso de múltiples actores, lo que obligó a realizar un sinfín de reuniones virtuales con autoridades de todos los ámbitos, casi periódicamente. Allí otra vez la telecomunicación cobró notoriedad.

Sin embargo, hay una dimensión de la política que tiene que ver con el contacto con la comunidad. Eso se perdió, y allí no hubo reemplazo de las máquinas ni emisarios que pudieran reemplazar el “territorio”. A ello se sumó la necesidad creciente de las comunidades, muy propia de este tiempo, de obtener respuestas locales a los problemas, y no ajustarse a una regla general que no incluye sus particularidades. Un ejemplo claro fue el aumento de restricciones en distintos momentos de la pandemia, donde en algunas localidades eran estrictamente necesarias y en otros, no hacían falta.

Ante ese escenario, muchos Gobiernos decidieron “sacar sus funcionarios a la calle”. El ejecutivo nacional fue el primero, con la implementación de un “Gabinete federal” que iría por todas las provincias con sus reuniones, a lo que se sumó la creación de “capitales alternas”, en la búsqueda de descentralizar el poder y llegar “a donde el Estado no llega”.

En la región, la idea de federalizar la toma de decisión tuvo su correlato. Los distintos Gobiernos comenzaron a pensar en el traslado de sus equipos como una posibilidad de incrementar la presencia y de conocer los problemas “de primera mano”.

Gabinete en territorio  

Neuquén y Santa Cruz fueron pioneros en la Patagonia con la conformación de sus “gabinetes itinerantes”. Se trata de estructuras comandadas por sus Jefes de Gabinete que, sin la presencia de los Gobernadores, movilizan a las primeras líneas de Gobierno a una localidad y región para mantener un encuentro que incluya a Intendentes y dirigentes locales, en un análisis más directo de las necesidades de la zona.

“Esta metodología, de algún modo era necesaria para retomar el vínculo personal y en territorio luego de que nos vimos todo un año por Zoom”, explicó a La Tecla Patagonia Sebastián González, Jefe de Gabinete de Neuquén. Al tiempo que detalló que “habitualmente, la relación que tienen los intendentes con las políticas públicas provinciales está canalizada por dos caminos: el primero son sus visitas a la ciudad de Neuquén y las reuniones con los distintos funcionarios, y el segundo la llegada de los ministros a territorio en Municipios”, y definió al Gabinete federal como un “espacio intermedio”.

En tal sentido, el funcionario neuquino aseguró que se trata de “una jornada de trabajo donde repasamos qué puedan tener los Municipios que conforman una región. Se busca darle un abordaje, un análisis, un diagnóstico y un plan de acción que sea integral. Vamos encontrando la posibilidad de resolver problemas específicos y que son propios de la región”. Y respecto de lo hecho hasta ahora, González aseguró: “están siendo muy productivas porque nos permiten calibrar lo que venimos haciendo, y sobre todo luego de un año muy duro en el cual perdimos el contacto directo con la realidad local. A veces la prioridad que uno tiene desde la ciudad de Neuquén no es necesariamente la misma que tienen determinados Municipios”.

Por su parte, el santacruceño Leonardo Álvarez, titular del Gabinete de su provincia, también habló de la experiencia de su provincia. “La gobernadora plantea una idea de gestión federal que incluye la permanente presencia del gabinete en el interior de la Provincia, resolviendo problemas junto a los municipios”, dijo a La Tecla Patagonia, y destacó que “la pandemia puede haber complejizado la idea, pero aún así lo estamos poniendo en práctica”.

Asimismo, Álvarez reconoció que “más allá de  los medios tecnológicos que nos permiten un contacto permanente, la presencia territorial es la base desde donde se construyen las políticas públicas", y recordó que “ya estuvimos en Caleta, San Julián y Pico Truncado y el próximo destino seguro será otra localidad de zona norte o El Calafate”.

En el caso de Río Negro y Chubut no hay aún experiencias institucionalizadas al respecto, como sí existen en los anteriores. La presencia de los Gobiernos existe y la conectividad funciona como una herramienta que acorta la brecha, pero los Ejecutivos aún no generaron un marco de trabajo que permita un abordaje fijo, como lo son los gabinetes itinerantes.

Durante los incendios en la Comarca Andina, que provocaron enormes pérdidas para las localidades de la región, el Ejecutivo chubutense coordinó acciones con diversos ministros. Sin embargo, se trató de una situación de emergencia que debió ser atendida por los titulares de las distintas carteras, en una coordinación pensada para ese hecho en particular.

Legislaturas afuera

En el mismo sentido, las Legislaturas también se subieron a la ola federal que trajo el cambio de época. En agosto del año pasado se lanzó la iniciativa de “Legislaturas conectadas”, un Foro Federal de Autoridades Parlamentarias de la Argentina del que participaron las autoridades de todas las provincias “con la intención de tender lazos entre los parlamentos para fortalecer su trabajo y acercarlos a la comunidad”.

Este modelo de salida al territorio también fue replicado en la región.  El vicegobernador chubutense Ricardo Sastre lanzó un Foro Interparlamentario en su provincia. “Es una forma de acercarnos, y avanzar junto a los concejos deliberantes de toda la provincia”, lo describió en diálogo con La Tecla Patagonia el propio Sastre.

Asimismo, el titular de la Cámara de Diputados de Chubut destacó que “el objetivo es que puedan abordar problemáticas que son transversales a todas las localidades y normas que a pesar de existir en varias ciudades, en algunas son más enriquecedoras que en otras” , y adelantó que de ser posible en junio “los legisladores de cada rincón de la Provincia participarán en Madryn de un encuentro donde podrán abordar reuniones, capacitaciones, charlas y otras actividades referidas al Poder Legislativo”.

El vicegobernador santacruceño Eugenio Quiroga -hoy de licencia por una denuncia en su contra- también había promovido desde su asunción un espacio legislativa federal. Su intención era viajar a las distintas localidades de la provincia con los legisladores y recrear el funcionamiento parlamentario en cada sitio, recogiendo las demandas de las comunidades. Sin embargo, la pandemia y la política misma fueron desplazando ese proyecto.

Las políticas que tienden a la descentralización son, en general, muy bien vistas por la sociedad. Pese a ello, en muchos casos quedan simplemente en los discursos de campaña o en las plataformas electorales. Hoy, todos los Gobiernos cobran dimensión de la importancia de incrementar la presencia en el territorio, y buscan herramientas para hacerlo.