NEUQUEN
14/05
Con todas las camas ocupadas el sistema de salud está al rojo vivo
La Provincia se encuentra atravesando el momento más crítico en lo que va de la pandemia. Las autoridades sanitarias emitieron un comunicado y avisaron que 54 personas están en listas de espera. Los municipios ya se encuentran tomando medidas para mitigar el avance del Covid

La situación sanitaria de la provincia de Neuquén es cada vez más compleja. Con la llegada de la segunda ola son varios los municipios que se encuentran encendiendo la alarma y aportando pacientes a las listas de espera por ingresar a una cama de Cuidados Intensivos. 

Desde Salud, con la firma de la ministra Andrea Peve, emitieron un comunicado en el que detallan la preocupación por la situación. “La capacidad de internación en la provincia alcanzó su límite máximo y 54 pacientes se encuentran esperando una cama para internarse. De ellos, 18 que requieren una cama en terapia intensiva”, explicaron

La diferencia, o mejor dicho, la principal preocupación que tiene el Gobierno, es que la llegada de nuevas cepas afectó directamente los más jóvenes dejandolos en situación de internacion para salvar su vida. Esto, que no era tenido en cuenta fue la gota que rebalsó el vaso en relación a la ocupación de las camas provinciales. 
 

 

En ese sentido, Salud informó en el comunicado: “Se evidencia una rápida aceleración en el nivel del impacto de la segunda ola de contagios y los requerimientos de asistencia y de internación son y serán aún mayores que en 2020”. 

Lejos de un respiro entre tanta pandemia, aseguraron estar “en un momento crucial” y que “es necesario que se tomen medidas para disminuir la circulación viral en todo el territorio provincial”. 

Claro, es que no se trata solamente de la capital. Son los distintos municipios regionales los que trasladan pacientes críticos a los hospitales de la confluencia. 

Villa la Angostura se sumó al comunicado. 

Desde el hospital angosturense Dr. Oscar Arriz se sumaron al pedido de Salud. Por medio de una carta pidieron a las autoridades el regreso a fase 1 por, al menos, 15 días.
 

 

Es el personal de los equipos de traslado el que solicita esta medida ya que están agotados de derivar pacientes con un diagnóstico complejo al nosocomio regional. 

La enfermedad no da tregua y tiene a los Centros de Salud explotados con más de 60 personas realizando consultas asociadas al coronavirus.

Junín ya volvió a casa

En ese sentido, Junin de los Andes ya restringió sus actividades y, a partir del 17 de mayo no podrá haber circulación nocturna ni reuniones sociales por 15 días. 
 

 

Fue su intendente, Carlos Corazzini, quien anunció la medida y dará mayores detalles en una conferencia de prensa hoy al mediodía. La intención, claramente, es poder descomprimir las vías provinciales y cesar los traslados a los hospitales capitalinos, donde se concentran los casos que requieren una mayor atención. 

Senillosa al borde del colapso

No hay casos excepcionales en la Provincia. Quienes transitan el covid lo hacen de la misma forma. Senillosa no se queda atrás en la delicada situación neuquina. 

Fue su propia intendenta, Patricia Fernández, quien aseguró-en diálogo con LU5-: “Estamos a muy poco de tener que decidir a quién le damos una cama y a quién no”, aseguró. Claro, es que la localidad tiene solamente 6 camas COVID. 

De cara a una situación epidemiológica alarmante, los municipios no quieren pagar los costos de ver morir a su gente y ya empezaron a restringir las actividades esperando mitigar el avance de la enfermedad. 

Lo cierto es que Neuquén enciende las alarmas y pinta las alertas de rojo. Sin camas y con el personal de Salud desgastado por la reciente lucha salarial y un año y medio de pandemia, ponen el grito en el cielo para que la gente use barbijo y se quede en sus casas.