RIO NEGRO
21/05
Desde UNTER cuestionaron fuertemente a la ministra de Educación
Fue la representante del gremio, Sandra Schieroni, quien por medio de un video de Facebook liquidó a Mercedes Jara Tracchia y pidió su renuncia. Es por la norma del ministerio de descontar os días trabajados a distancia. Además, respaldó a Alberto Fernández y ratificó la necesidad de las clases virtuales en la pandemia

En medio de las nuevas medidas restrictivas en la provincia, y del debate que se levantó en torno a la presencialidad en las escuelas, la secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (UNTER), Sandra Schieroni, criticó duramente a la ministra de Educación Mercedes Jara Tracchia y le pidió “dar un paso al costado”. 

Esto sucedió cuando la ministra dio a conocer los alcances de la resolución 3100 de descuento de los días trabajados a distancia. Desde UNTER la calificaron como “un accionar antidemocrático que atenta contra la organización gremial y que intenta disciplinar a los trabajadores”.

Schieroni, por medio de un video de Facebook del sindicato catalogó a la normativa ministerial como “una vergüenza” y aseguró que se trata de “un ataque a la organización gremial”, que “nos remonta al mejor estilo de un gobierno de facto”.

Además, la representante, aseguró: “Si la señora ministra tiene un poquito de dignidad y un poquito de respeto por lo que ha significado esta organización gremial, con más de 47 años de vida y lucha y por el trabajo llevado adelante en defensa  de nuestros derechos y de la escuela pública, debería dar un paso al costado, señora ministra”.

"Tenía que salir el Presidente a decir que hay gobiernos que se hicieron los distraídos y no tomaron en cuenta todas las herramientas que brindó el gobierno nacional, para darse cuenta de la situación de la provincia”, aclaró la dirigenta.

Para el Consejo Directivo del gremio, “el enojo” del gobierno es “porque le dijimos el 11 de mayo que era el momento de tomar medidas” respecto de la crisis epidemiológica de Río Negro.

Además, en medio de la crisis sanitaria, la dirigenta se refirió al riesgo de vida de familiares, alumnos y trabajadores de la educación. Además, bancó al presidente Alberto Fernández y aseguró que “nos empoderó a todos”, para exigir a los gobiernos provinciales el cuidado del pueblo. “Queremos una presencialidad cuidada, que ponga en resguardo la salud y la vida”, concluyó.