NEUQUEN
30/05
Gastronómicos criticaron la gestión y avisaron que volverán pese a las restricciones
La Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Neuquén emitió un comunicado en el que informa la quiebra de un 50% de hoteles y restaurantes desde el comienzo de la pandemia, razón por la cual reabrirán sus puertas este lunes aunque haya restricciones vigentes

La Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Neuquén emitió un comunicado en el que informa la quiebra de un 50% de hoteles y restaurantes desde el comienzo de la pandemia, razón por la cual reabrirán sus puertas este lunes pese a las restricciones. 

Como ya dio a conocer el gobernador Omar Gutierrez en conferencia de prensa, desde este lunes el sector gastronómico podrá funcionar a un 30% de su capacidad hasta las 18 horas de forma presencial y hasta las 23 haciendo delivery y take away. 

Esta noticia no fue bien recibida por la dirigencia gremial del sector, que expresó su descontento con las medidas en un comunicado de prensa. “Hemos acompañado con esfuerzo las  últimas restricciones dispuestas por decreto por el Poder Ejecutivo nacional, sin embargo el tiempo del encierro llega a su fin y volveremos a abrir las puertas de nuestra actividad el lunes 31, cuando caduque la fase de aislamiento", anunciaron. 

A diferencia de otros sectores de la actividad privada, la gastronomía y el turismo “han sentido de manera  devastadora el impacto de la pandemia y de las extensas cuarentenas”. En números finos, según FEHGRA, en lo que va del 2021 ya hubo un 50% más de quiebras de hoteles y restaurantes que en todo 2020". explicaron. 

Claro que se trata de una situación crítica para el rubro, que ya sufrió el cierre de 11.800 empresas durante el transcurso de la situación en el país. “En Neuquén la situación es más extrema, porque el turismo es la segunda actividad de la economía", retrucaron. 

"No damos más y necesitamos trabajar, generar recursos y empleo genuino. Hemos pedido que nos declaren en emergencia y que se generen políticas de asistencia que permitan mantener la actividad en funcionamiento", denunciaron públicamente. 

Por esta razón, pese a que las restricciones siguen en la provincia, desde el sector gastronómico se pararon firmes ante la decisión del gobernador. Algo que ya ha pasado en más de una oportunidad, más que nada en la capital provincial. "Los Gobiernos han sido ineficientes en el control de la pandemia. Faltó testeo, vacunación amplia y oportuna e infraestructura. Los gastos de la política y del empleo público no fueron solidarios", sentenciaron. 

Además, basándose en el cumplimiento de los protocolos sanitarios, aseguraron: "Todos quienes trabajamos y aportamos al crecimiento de la sociedad somos esenciales. Ya no hay ahorros, estamos endeudados y la asistencia del Estado es absolutamente insuficiente", explicaron.