NEUQUEN
10/06
El dificil tablero del MPN para lograr la aprobación del endeudamiento
Con paridad de votos en siete, desde el oficialismo buscan lograr algún aliado que les de un respiro entre la oposición. Todo parece indicar que desde el PRO no habrá un salvavidas, por lo que los cañones apuntan al kirchnerismo. El próximo martes llegará a la comisión de Asuntos Constitucionales donde se definirá su futuro
Pese a que todo parecía indicar que era inminente la aprobación del pedido de deuda realizado por el gobernador Omar Gutierrez, el Movimiento Popular Neuquino no juntó aún los votos necesarios. Para ello deberá negociar con la oposición, esperando que se rompa la paridad-siete votos negativos y siete positivos- de cara a la comisión de Asuntos Constitucionales que se desarrollará el próximo martes. 

Este empate se había roto provisionalmente en la comisión de Presupuesto realizada días atrás, ya que el oficialismo pudo contar con la bendición de la Democracia Cristiana y su diputado Daniel Muñoz y con el voto de Mariano Mansilla, del Frente de Todos. 

Claro, que este escenario no se repetirá el próximo martes, ya que ninguno de estos dos diputados participará de la Comisión. Allí, en cambio, se espera una integración de los diputados algo menos permeable que espera bloquear el endeudamiento. 

De momento, se sabe que desde Juntos por el Cambio mantendrán su postura negativa como bloque, por lo que todo parece indicar que no habrá sorpresas por el lado de César Gass o Karina Montecinos. Tampoco por el lado de la Democracia Cristiana, ya que distinto a lo que votó Muñoz, su par, Carlos Coggiola se manifestó públicamente en contra del millonario endeudamiento. 

Todos los cañones del oficialismo apuntan ahora al Frente de Todos y esperan poder consensuar con los diputados Sergio Fernández Novoa, Darío Peralta y Soledad Martínez. Sin embargo no es una tarea fácil, ya que Peralta votó negativamente en la comisión de Presupuesto y se estima que sus pares harán lo mismo. 

De momento, el MPN cuenta con tan solo cinco días para lograr torcer las voluntades de sus opositores. Caso contrario se tratará del segundo proyecto que fracasó en lo que va del año por parte del oficialismo. El anterior fue la prórroga de la emergencia sanitaria, que aparejaba un endeudamiento similar al que planteó Gutierrez para ponerle fin al conflicto de salud. Pero debió retirarlo por la falta de apoyo opositor. 

Esta situación pone en boga otro debate, del que ya habrá tiempo para plantear en caso de que la oposición vote negativamente. ¿Qué sucederá con Salud en caso de que el financiamiento propuesto por Gutierrez fracase?

Por lo pronto, esperan que el kirchnerismo más “blando” pueda darles una mano en el recinto y lograr la aprobación tan necesaria para la gestión de Omar Gutierrez. Claro, que para ello dependen de una especie de “enroque”, que permita llevar a la comisión a algún diputado dispuesto a votar favorablemente.