NEUQUEN
28/07
La oposición enciende las luces de alarma ante una nueva toma de deuda pública
El diputado de Democracia Cristiana, Carlos Coggiola presentó un proyecto de Ley que busca endurecer la toma de crédito provincial. Le preocupa "deber un presupuesto completo" y cree que es necesario que llos préstamos que excedan un mandato sean considerados empréstitos y no puedan ser utilizados para gastos corrientes

En los últimos días se dio a conocer un proyecto de Ley que busca ponerle un freno a la toma de deuda provincial. Para ello, la intención del diputado de Democracia Cristiana, Carlos Coggiola, es modificar el artículo 36 de la Ley de Administración Financiera por considerarla “muy flexible a la hora de tomar crédito”. 

En diálogo con La Tecla Patagonia, fue el propio dirigente quien explicó la intención de dicha modificación. "Entendemos que la ley es muy laxa porque establece que serán empréstito las deudas que se tomen en un mediano y largo plazo, pero no establece qué se considera un mediano o largo plazo", explicó. 

Para ello, buscarán lograr "que toda deuda pública que exceda un mandato constitucional sea considerada empréstito y no podrá ser utilizada para gastos corrientes". Claro, es que la intención de ponerle un límite a esta ley por parte de Coggiola data de los últimos dos pedidos de deuda provinciales, que fueron utilizados para pagar salarios y aguinaldos. 

Esto se da en un contexto en el que el propio Ministerio de Economía aceptó nuevos préstamos por 4.622 millones con la intención de recuperar liquidez después del pago de los aguinaldos a los estatales el pasado junio. 

De hecho, fue el propio diputado quien se plantó como una oposición fuerte al famoso endeudamiento de 12.800 millones de pesos solicitado por el gobernador Omar Gutierrez para pagar los acuerdos con el sector de Salud. "El gobernador ha hecho uso y abuso de la deuda pública de la provincia. A tal punto que hoy somos la provincia con mayor deuda per cápita, siendo que somos también la que mayores ingresos por individuo presenta", aclaró Coggiola que continuó: "Esto habla de una pésima administración de los fondos provinciales". 

Según el diputado, los números son críticos y la situación es, de mínimo, preocupante. "Tenemos una provincia endeudada en 116 millones de pesos a la que se le suma una autorización por 12.800 millones más. Estamos cerca de deber un presupuesto completo", explicó. 

"Neuquén se está endeudando para pagar salarios, para hacerle frente a la obligación más primaria que tiene el Estado", sentenció. "Indudablemente estamos en una situación de administración muy deficiente y este es un marco para acotar esa arbitrariedad que tiene el Gobernador de tomar permanentemente deuda pública", concluyó.