CHUBUT
09/08
Arde la UCR: pegaron el portazo las autoridades pertenecientes al FraCh
Se trata del presidente del comité Sarmiento, Sergio Bordón y de la vicepresidenta del comité Comodoro Rivadavia, Rosana Uriarte. La lista que encabezaba Orlando Vera fue impugnada por el oficialismo y no podrá participar de las PASO

La interna dentro de la Unión Cívica Radical se siente con mayor fuerza. Es que durante el fin de semana pegaron el portazo dos autoridades pertenecientes al sector del FraCh, que lidera Orlando Vera. 

Se trata de Sergio Bordón, presidente del comité Sarmiento y de Rosana Uriarte, vicepresidenta del comité de Comodoro Rivadavia. Ambos presentaron mediante escritos sus dimisiones durante la tarde del domingo. 

“Motiva mi renuncia un sinnúmero de atropellos que ha venido soportando nuestra institución, y los principios que la sustentan, por parte de algunos actores que al parecer se piensan dueños de la Unión Cívica Radical”, sostiene Bordón en la carta que tuvo acceso La Tecla Patagonia. 

Y agrega: “Recientemente he tenido el honor de ser convocado a participar como candidato a diputado suplente en una lista que, a mi criterio, reúne todas las condiciones a las que aspiro y que sostengo porque van de la mano de las convicciones que defiendo y he defendido toda mi vida y que tristemente ha sido vapuleada, menospreciada y ninguneada por Gustavo Menna y Sergio Ongarato, a través de su apoderado de lista y concejal Rubén Cáceres”.

Por su parte, la ahora exvicepresidenta del comité de Comodoro Rivadavia, Rosana Uriarte, expresó: Ante los hechos de público conocimiento, donde la Lista Integrada por Ongarato y Menna que vulnerara nuestro derecho a participar en la PASO a la lista que integro Adelante Chubutenses, impugnando la misma valiéndose de una artimaña legal, es que he decidido renunciar a mi cargo como vicepresidente de dicho comité, convencida de que no se puede convalidar con el silencio dichas prácticas antidemocráticas".

Y agrega: Mi pertenencia a la UCR no está en discusión, mucho menos mi militancia que se va a desplegar junto a muchos correligionarios que comparten esta postura que desde aquí en adelante será cada vez más amplia y participativa, sumando y sumando cada vez más personas en la construcción de otro radicalismo, progresista, abierto, participativo y por sobre todas las cosas solidario, que es lo que faltó en este caso, dejando a las claras quien es quien en el radicalismo y que estas cuestiones individualistas solo contribuyen a crear un partido de pocos para pocos. Muy lejos de estar preocupados por resolverle los problemas a la gente, están enfocados en sostener migajas de poder que responden a intereses personales".