RIO NEGRO
26/08
Elecciones - JSRN: se abrió el libro de pases
El partido provincial engrosó sus filas en los últimos días con dirigentes de origen radical y justicialista. Primero sumó al intendente de Fernández Oro, Mariano Lavín. Luego, se sumó el exjefe comunal de San Antonio Oeste y con pasado reciente en la Legislatura, Javier Iud. Ambos refuerzan a Juntos Somos Río Negro y debilitan a la oposición. El rol del oficialismo y la reacción de la oposición
Por Sebastián Simonetti

Juntos Somos Río Negro es, desde sus inicios, una conjunción de fuerzas que se unen bajo la bandera del partido provincial. Su origen fue desde el poder mismo, luego de la asunción del gobierno por parte del entonces vicegobernador Alberto Weretilneck, tras el fallecimiento de Carlos Soria. Allí surgió JSRN, por lo que el hecho se sumar refuerzos de otras fuerzas, no debería sorprender ni a propios ni a ajenos. Menos aún, en vísperas electorales.

El modus operandi de Weretilneck, el presidente del partido es debilitar a los demás competidores. Pasó lo mismo con la división que tuvo el bloque del Frente de Todos en la Legislatura, con la aparición del Frente Renovador. Alberto se reunió hora y media con Massa y a los 20 días se oficializó ese bloque. Los partió en la Legislatura y ahora le empieza a "comer" intendentes al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio.

Claro que no todo es astucia y estrategia del partido provincial, también hay falencias del otro lado del mostrador. Juntos por el Cambio ha quedado algo desdibujado luego de sus últimas participaciones electorales y en esta oportunidad presenta 3 listas. Las divisiones internas no ayudan a mantener a todos los soldados dentro de las filas.

Tampoco es mejor el escenario en el peronismo, donde la conducción es muy cuestionada desde años. La derrota en el 2019 quedó marcada a fuego, en una elección que creían que podían ganar. Martín Soria fue severamente criticado por varios dirigentes y parece haber quedado cierto doble mando, con el senador Martín Doñate como la otra figura fuerte. Y en el medio las dificultades de generar consensos.

Ante estas inseguridades y déficits propios de las fuerzas nacionales, Juntos asoma como una propuesta estable y con proyección, en crecimiento incluso en el Congreso, donde en este turno electoral apuntan a sumar un lugar más. Así, sumó al intendente de Fernández Oro, Mariano Lavín. Luego, se sumó el exjefe comunal de San Antonio Oeste y con pasado reciente en la Legislatura, Javier Iud. Ambos refuerzan a Juntos Somos Río Negro y debilitan a la oposición. 

Según apuntaron fuentes del partido provincial a este medio, la fuga de intendentes hacia su espacio continuará. Aunque en verdad, se tratará de un blanqueamiento de una alianza tácita. Otros intendentes como Ariel Rivero (Campo Grande), Victor Hugo “Curi” Mansilla (Darwin), Miguel Jara (Pomona) o hasta Yamila Direne (Valcheta), son aliados desde el primer día, en especial con Weretilneck. Por este motivo, fueron beneficiados por no tener competencia en sus municipios o competir con rivales testimoniales, que le aseguraban la victoria.

Un pase que hizo mucho ruido en Juntos por el Cambio


"No me pasé a ningún lado. Nosotros somos una alianza que se llama Todos Somos Oro. que fue la alianza que me llevó a las dos gestiones. Y tiene afiliados a distintos partidos y principalmente un movimiento de vecinos independientes, que no están afiliados a ningún partido. Yo estoy afiliado al radicalismo, pero nuestro partido político es Todos Somos Oro. Somos un movimiento vecinalista que surgió de la comunidad. Armamos un proyecto local en el que pusimos a Fernández Oro por delante de cualquier diferencia partidaria", recalcó Lavín a La Tecla Patagonia.

Y añadió: "En ese contexto, nuestra fuerza siempre fue fuerte en lo local y en cada instancia provincial y nacional había libertad de acción para que acompañaran a la fuerza política que consideraran mejor. Ahora, debatimos la posibilidad de hacer crecer al espacio con una participación provincial. Construir un camino común para llevar representantes de Fernández Oro al gobierno provincial en el 2023. Y la decisión fue incorporarnos al proyecto de Juntos Somos Río Negro y acompañarlos en estas elecciones legislativas. Y trabajar para que ganen las elecciones".

En cuanto al malestar de los radicales con su partida, el jefe comunal disparó: "No me cabe ninguna duda de que seguramente algunos correligionarios que yo aprecio mucho a los que les dolerá esta decisión, pero la verdad es que dentro del universo Juntos por el Cambio en Fernández Oro no me deben extrañar mucho porque en este proceso de armado de listas para las legislativas ni siquiera me mandaron un mensaje de texto consultando mi opinión. Ni del radicalismo, ni del pro ni del ARI. No recibí una sola convocatoria. Me sorprendería hoy que pase a ser importante porque nos acoplamos al proyecto de Juntos, cuando en realidad me siento totalmente afuera del proyecto de Juntos por el Cambio en Río Negro. Me lo hicieron saber".

Y remarcó: "Juntos Somos Río Negro y el gobierno de la provincia le ha brindado respuestas a nuestra gestión desde el primer día. Ese es el mayor argumento de todos al momento de tomar esta decisión. Alberto Weretilneck y la continuidad de Arabela Carreras han hecho en Fernández Oro obras fundamentales para mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad. Ese es sin lugar a dudas el peso más importante".

Asimismo, Lavín agregó: "Nuestro objetivo es hacer lo mejor para Fernández Oro. Vamos a acompañar a quienes nos han acompañado, ayudar a quienes nos han ayudado. Responderle a quienes nos han respondido. Hoy el gobierno de Juntos Somos Río Negro en Fernández Oro significó la construcción del primer colegio técnico y otro de nivel medio. Son dos de los 3 que hay en la ciudad en 90 años. Dos se construyeron en los últimos 6 años. Entonces está muy claro el camino". 

Y concluyó: "En 2023 tenemos dos objetivos: el primero es presentar una propuesta a la comunidad para volver a ser gobierno en la ciudad. Y el otro es que Todos Somos Oro llegue a ser parte de un gobierno provincial. Fernández Oro hoy no tiene ni un solo legislador, en ningún partido y tampoco un funcionario provincial. Entendemos que después de 8 años de gobierno merece tener un lugar en la provincia. No me cabe ninguna duda de que lo mejor para Fernández Oro y para la provincia es el proyecto de Juntos Somos Río Negro, con su continuidad en el 2023".



Tras la incorporación de Lavín a Juntos Somos Río Negro, La Tecla Patagonia habló con la diputada nacional de la UCR, Lorena Matzen, quien manifestó que "me dio mucha tristeza. Es un dirigente que nosotros queremos y en el que proyectábamos mucho. Yo le ofrecí ser candidato a presidente de la UCR por nuestro espacio. En lo personal, me apena desde lo afectivo pero también desde la construcción política. Hace mucho que veníamos trabajando juntos. No pierdo las esperanzas de que vuelva, porque su origen es radical".

Y remató: "No he podido hablar con él, pero me gustaría. También es cierto que ante un gobierno que aprieta con la caja, es muy difícil aguantar. JSRN actúa no muy lejos de lo que es Gildo Insfrán. Si no te sometés a ellos, no te bajan obras. Vengo diciendo desde hace mucho que ellos han venido a romper el sistema democrático en Río Negro. Se pasa un intendente y empiezan a llegarle las obras, antes no. Desde ese lugar lo entiendo. Pero me da mucha tristeza que un intendente se tenga que pasar no por convicción sino por billetera".

Sobre si se trata de una estrategia del partido provincial la incorporación de dirigentes ajenos, Matzen sentenció: "No tengo dudas de que en cualquiera e las cosas que sean para debilitarnos, ellos están ahí detrás. Yo no creo en la construcción destruyendo al otro, sino desde la construcción. No puedo dejar de ser crítica cuando el camino es dividir al resto. Eso habla de una debilidad, no pueden construir una propuesta y por eso tienen que debilitar a los demás. Tienen esa fragilidad conceptual que nos afecta como ciudadanos. Me preocupa más esa falta de plan que que se lleven un dirigente".




Refuerzo peronista para Juntos Somos Río Negro


"Alberto Weretilneck no es un dirigente que me resulte extraño ni lejano. Fue el hombre que Carlos Soria eligió como vicegobernador y se hizo cargo del gobierno provincial a partir del fallecimiento del Gringo. En aquel entonces, todos los que militábamos en el justicialismo fuimos invitados a integrar esa nueva fuerza que se constituía. Algunos se sumaron inmediatamente y ocuparon casos importantes, como Pedro Pesatti que fue vicegobernador y hoy es intendente de Viedma", amnifestó Javier Iud a La Tecla Patagonia.

Y agregó: "Algunos dicen que damos un salto o tomamos una decisión drástica y no es el caso. Lo que ocurrió es que hace mucho tiempo vengo pensando lo estéril que son los debates entre los grandes partidos políticos y lo que después le reportan a la provincia de Río Negro. Es una provincia que representa apenas el 1,5%".

En la misma sintonía, el exdiputado manifestó que "la única forma de lograr este reconocimiento es a la rionegrina. Lo mismo que ha hecho el MPN en Neuquén, que han priorizado siempre los intereses de la provincia. En ese contexto se creó Juntos Somos Río Negro. Algunos tardamos un tiempo en dar ese paso". 

Respecto de su pase a las filas del partido provincial, Iud remarcó: "Hay cuestiones personales también. Uno encuentra en Alberto (Weretilneck) una persona que hasta me ha consultado en algún momento. Eso se valora. Y yo vengo de una fuerza política donde no existe nada de eso. En particular la conducción provincial, como dirían los pibes, “cero onda” con las dirigencias intermedias y mucho menos con las bases. La gente lo percibe así y por eso le da la espalda en las urnas".

Por último, el otrora intendente de San Antonio Oeste sentenció: "Fui, soy y seguiré siendo peronista. Eso no es un impedimento para entrar a Juntos Somos Río Negro. Hay más compañeros peronistas que en el propio justicialismo. En la puerta de la casa de JSRN no hay un cartel de renuncio a ser, al contrario. Me da una gran tranquilidad saber que no tengo que hacer ningún esfuerzo dialéctico para sumarme. Incluso puedo convocar a algún compañero para que se sume".


Ante la decisión de Iud, La Tecla Patagonia consultó a un excompañero de banca e integrante del Frente de Todos, Marcelo Mango, quien apuntó: "Siempre respeto y reivindico la participación política en el espacio que cada uno considere. Depende más de lo que uno dice y hace que el espacio desde donde lo haga".

Asimismo, el referente del Frente Grande subrayó: "yo soy parte y creo en un proyecto nacional. En ese sentido, creo que muchísimos de los problemas locales y regionales no se resuelven fuera de un marco nacional. Esa es la mayor crítica que tengo a los provincialismos, más allá de su posicionamiento nacional hoy, de derecha. Hoy están más ligados al liberalismo que a la construcción de derechos".

Aunque aclaró: "Pero también soy crítico de los centralismos. Los que pertenecemos a un espacio nacional y popular, evidentemente no hemos podido ser gobierno".

Por último, Mango sentenció: "Por supuesto que hay un intento de debilitar a las fuerzas opositoras, pero en todo caso eso es una virtud del oficialismo y un problema de nuestra construcción, que no solo no sabe contener sino que no sabe ampliar su representación política.El gobierno atrae al calorcito de su poder a quienes están sin esa posibilidad. Por supuesto es más difícil construir o atraer desde la oposición".