CANCILLERIA RECHAZO LA MEDIDA
29/08
Conflicto diplomático con Chile por apropiarse de una parte de la plataforma continental
El presidente de Chile firmó un decreto que fijó los límites de áreas marinas y se superpuso con las argentinas. Esta delimitación incluye áreas marítimas que ya habían sido oficializadas como propias por parte de Argentina ante la ONU
El Gobierno argentino tomó conocimiento de una medida del Gobierno de Chile publicada este viernes y fechada el pasado 23 de agosto en el Diario Oficial de ese país, relativa a espacios marítimos, en donde se pretende proyectar la plataforma continental al Este del meridiano 67º 16´ 0, lo cual “claramente no condice con el Tratado de Paz y Amistad celebrado por ambos países en 1984", señala el comunicado difundido por el Palacio San Martín.

La medida firmada por Piñera estableció la plataforma chilena a partir de las 200 millas náuticas desde las islas Diego Ramírez, al sur del Cabo de Hornos. Esta delimitación incluye áreas marítimas que ya habían sido oficializadas como propias por parte de Argentina ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde 2009.

En el texto de Cancillería se recuerda que "el límite exterior de la plataforma continental argentina en esta zona se refleja en la Ley Nacional 27.557, aprobada el 4 de agosto de 2020 por unanimidad en ambas Cámaras del Congreso de la Nación y promulgada por el Poder Ejecutivo el 24 de agosto de ese mismo año".

"Dicha ley no hace sino recoger en una norma interna la presentación oportunamente efectuada por el Gobierno argentino sobre dicha zona ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC)", indica el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
Además sostiene que “la medida intentada por Chile pretende apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina y de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos, espacio marítimo que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”. 

“Consecuentemente, la citada pretensión chilena no es aceptable para la República Argentina y plantea una situación que corresponderá resolver a través del diálogo en defensa de los derechos argentinos; de acuerdo a la histórica hermandad de nuestros pueblos y el derecho internacional”, finaliza el comunicado.

El canciller Felipe Solá utilizó su cuenta de Twitter para mostrar el avance que realiza el país vecino sobre el territorio argentino: “La transgresión de Piñera al Tratado de Paz y Amistad de 1984. Uso el mapa de Chile para mostrar en rojo el avance inusitado que pretende el gobierno chileno hacia el Este”.