CHUBUT
09/09
Son concejales y vecinas: terminaron en un escándalo por sus mascotas
Ocurrió en la localidad de Puerto Pirámides. Una de las concejales acusó a la otra por la muerte de su gato
En Puerto Pirámides, dos concejalas protagonizaron un verdadero escándalo a raíz de una situación personal. Es que la Fiscalía de Puerto Madryn tuvo que intervenir ante una denuncia cruzada de las dos ediles, que además son vecinas.

Todo ocurrió cuando una de ellas, Sandra Burgueño, aseguró que su gato murió tras el ataque de un perro pitbull, propiedad de Ana Fernández, también concejala en la localidad. 

Según la denuncia, Burgueño contó el perro de su vecina, “Buby”, atacó al gato y lo mató frente a su casa. Pero Fernández desmintió el hecho, cuando llegó la policía.



Incluso, la segunda terminó denunciándola por haber “asustado a su madre y a su hija”, luego de haber arribado a su domicilio “a los gritos y golpeando el portón”. 


Sin embargo, Fernández admitió en su declaración que su perro ya había generado algunos problemas y ataques, pero que siempre se había hecho cargo de los asuntos ocasionados.