REGIONALES
17/09
La interna nacional comienza a resentir los armados patagónicos del Frente de Todos
A menos de una semana de las PASO, las guerra interna entre el albertismo y el kirchnerismo, pone en una situación incómoda a los actores del peronismo del sur. Algunos, ya salieron a tomar partido. Qué pasará con los ensamblados en las listas si finalmente se genera una ruptura; qué posición tomarán, los ultra K si se generan salidas de ese espacio en el Gabinete. El análisis provincia por provincia

La guerra interna en la Gabinete nacional comienza  a resentir los armados en las provincias patagónicas del Frente de Todos. Las diferencias marcadas entre el presidente, Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, pone en una incómoda situación a los actores locales del Frente de Todos. Hay algunos que decieron tomar partido y lo expresaron en las redes; otros optaron por el silencio. Qué pasará con los kirchneristas puros si finalmente los funcionarios de ese espacio abandonan el Gabinete nacional. 

La situación no es igual en todas las provincias del sur. El caso más emblemático y el que marcó el camino de lo que finalmente el kirchnerismo hizo a nivel nacional es el de Santa Cruz. Al otro día de las PASO, la gobernadora Alicia Kirchner, pidió la renuncia a todos sus ministros. Según confiaron desde el entorno de la mandataria a La Tecla Patagonia, habrá cambios en las primeras y segundas líneas. A tono con lo que ayer pidió CFK en la Carta que hizo pública, Alicia, planea relanzar su gestión de cara a las generales de noviembre. La santacruceña marcó el camino desde el minuto uno de lo que entiende, su espacio político, es lo debe hacerse tras el cachetazo electoral. En esa provincia, el kirchnerismo quedó segundo como fuerza detrás de Cambia Santa Cruz. 

En los pagos K, una eventual ruptura entre albertismo y cristinismo,  no tendría demasiada influencia en lo que respecta a las listas del Frente de Todos ya que  fueron íntegramente armadas por el kirchnerismo duro. 

En la provincia de Chubut, la situación es otra. Carlos Linares, cabeza de la lista de Senadores, se confesó muchas veces "cristinista". Además, en el ensamblado de las listas también aparece La Cámpora, con la figura de Emanuel Coliñir, dirigente cercano a Santiago Igón y funcionario del ministerio del Interior, que conduce todavía Wado de Pedro. El resto de los postulantes de las listas vienen del peronismo más ortodoxo, no del kirchnerismo duro.  Los referentes de La Cámpora chubutense, salieron a "bancar" a CFK en las redes sociales, compartiendo la carta que publicó ayer por la tarde.  También compartieron tuits con críticas al vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. 
 
 

En la provincia de Río Negro, la situación es similar. La lista fue armada por el senador Martín Doñate y Martín Soria, del PJ ortodoxo, pero que sorprendió al ser uno de los funcionarios que puso a consideración -en tono con los kirchneristas- del Presidente, su renuncia.  La primera candidata es Ana Marks, de La Cámpora. El segundo, un sorista, el diputado provincial, José Luis Berros. 

En tanto, en Neuquén, las tensiones podrían ser más evidentes. De un lado, el sector de Darío Martínez que en el último tiempo mostró más cercanía con el presidente, Alberto Fernández; del otro el parrillismo, pegado a CFK.  En la nómina estos sectores están bien delimitados, por el primero, Tanya Bertoldi; por el segundo, "Beto" Vivero.