CRISIS DE GOBIERNO
19/09
Ganó Cristina (Alberto necesita un amigo)
El analista y consultor político y responsable de DC Consultores, Aníbal Urios, analizó en exclusiva para La Tecla Patagonia el momento más crítico del gobierno nacional, tras el cimbronazo que significó el resultado de las PASO y los últimos cambios en el gabinete presidencial
Por Aníbal Urios (Licenciado en Ciencias Políticas - DC Consultores)

Ganó Cristina y perdió Alberto. Perdió el presidencialismo. Está deteriorando la figura presidencial de una manera atroz. La vicepresidenta está demostrando un egoísmo total, fiel a su estilo. Lo hizo en su carta y en sus acciones. “Soy yo o nadie más”, parece decir. 

Algo similar ocurre con las personas que puso en el gabinete. Hay una mirada al pasado. Ponen gente de ayer para resolver los problemas de mañana. No entendieron el mensaje de la opinión pública en estas elecciones, que les dijo que la forma de gobernar de los últimos años no la quieren más. 

No sabremos hasta noviembre si estos cambios tienen algún impacto en la opinión pública. Si es más grande la diferencia no les gustó, si se mantiene igual no le interesa y si se achica el margen o revierten el resultado, obviamente les gustó. Pero no lo creo. 

Por supuesto, Alberto tiene muy claro cómo era este contrato cuando lo fueron a buscar. Pero de todas maneras, creo que la jugada ha sido poco inteligente con esta especie de telenovela de los últimos días. Se debería haber buscado fortalecer la imagen del presidente, porque le ha dado resultados, como ocurrió en marzo del 2020. La Argentina busca una imagen presidencial fuerte.

Esta situación deja muy mal parado al kirchnerismo y lo deja debilitado de cara al 2023. Hoy, perderían esa elección. Hay que ver qué pasa dentro de dos años, ver si se acomodan. Pero se viene dando una tendencia de echar culpas. Si ellos ganan va a ser el éxito de Máximo y Cristina y si pierden será el culpable el Presidente.

El mensaje de la clase dirigente hacia la economía es muy malo. No se atrae a ningún inversor con este tipo de actitudes. Tampoco cambió al ministro de Economía que era uno de los apuntados.

Ahora, todo es culpa de Alberto o de Guzmán. Pero no escuché a Cristina asumir parte de la derrota. Ni la voy a escuchar. Creo que este golpe puede ser el fin del kirchnerismo. Todo esto ha sido un gran papelón. Y como siempre, el que pierde es el ciudadano común.