NOTA DE GRAFICA
13/10
El efecto arrastre vs. los intendentes
En Rio Negro, cuatro municipios gobernados por el Frente de Todos se vieron afectados por una ola de votos contra el oficialismo. Sus estrategias para dar vuelta la elección a concejales
Por Julián Pilatti y Gisela Sabatini

La derrota en las PASO no parece haber generado pánico al interior del Frente de Todos de Río Negro, pese a que -admiten- los resultados estuvieron lejos de lo esperado. Sin embargo, sí existe un punto nodal en la campaña hacia el 14 de noviembre: no perder también en los municipios en donde se eligen concejales.

Debido al calendario electoral de la provincia (y por la Carta Orgánica de cada municipio) no todos elegirán representantes para sus respectivos concejos deliberantes al mismo tiempo. Algunos lo harán el 31 de octubre y otros el 14 de noviembre. Este es el caso de las comunidades donde gobierna el Frente de Todos, quienes alinearon a propósito la fecha.

El dato es que existe la posibilidad de que una muy mala elección de sus candidatos a diputado nacional, termine complicando el escenario de los municipios. Allí precisamente, en donde el Frente de Todos encuentra el principal motor de su campaña: la gestión de los intendentes y la presencia del gobierno nacional a través de obras y recursos. 

De todas esas localidades en donde gobierna el peronismo, se lograron seis victorias y dos derrotas. 

Pero las Primarias complicaron la posibilidad de que los candidatos Ana Marks y José Luis Berros consigan una banca en la Cámara de Diputados de la Nación, ya que el oficialismo triunfó con el 34,74% de los votos con la lista de Agustín Domingo y Mercedes Ibero, mientras que en segundo lugar, se ubicó el candidato del PRO, Aníbal Tortoriello, con el 27% de las adhesiones. 

Al Frente de Todos le quedó muy incómodo el tercer lugar, con el 25% de los votos, y ahora apuesta a todo para mejorar su campaña, si quiere lograr participación en el Congreso. En ese punto, los jefes comunales del mismo espacio político temen un “efecto arrastre” que pueda complicar sus terruños. Sobre todo, luego de un traspié electoral que afectó a gran parte de las provincias donde gobierna el oficialismo nacional. 

Según pudo saber La Tecla Patagonia, en un comienzo la estrategia de alinear las elecciones de concejales con las legislativas, buscó encontrar precisamente lo contrario: si al gobierno nacional le iba bien, podía repercutir favorablemente para el Frente de Todos de Río Negro. Pero ocurrió todo al revés. 

Esto desencadenó que en una reunión ocurrida el mes pasado en la localidad de Godoy, los intendentes buscaran marcarle la cancha y apuntalar a sus candidatos. Según revelaron, pidieron “mayor acompañamiento” de parte de funcionarios y legisladores nacionales, y además, analizaron los números: consideran que Tortoriello (PRO) podría sufrir fuga de votos en noviembre, luego de haber ganado una interna muy tensa con dos candidatos de la UCR, Mario de Rege y Germán Jalabert. 

Al mismo tiempo, plantean que Juntos Somos Río Negro (JSRN) podría haber encontrado un cierto techo en la primera vuelta electoral, y con este panorama, la posibilidad de que crezca el Frente de Todos le garantizaría un segundo lugar cómodo y a poco de disputarle al oficialismo. 

Son todas especulaciones que, en caso de ocurrir, creen que estaría atado a una remontada general del oficialismo en las diferentes provincias en donde perdió. Es que, al igual que en Río Negro, la fuerza que comanda Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, se vieron superadas en un total de 18 provincias.

La Patagonia fue quizás, el lugar más hostil: con derrotas en Neuquén, Río Negro, Chubut y hasta en Santa Cruz. 

En un mapa de lo que afronta el FDT en los territorios, hay que recordar que esa fuerza logró victorias en los municipios de General Roca, Sierra Colorada, Campo Grande, Belisle, Lamarque y Cervantes, pero perdió en General Conesa, Sierra Grande, Godoy, Chichinales y Cinco Saltos.

En ese marco, la Liga de Concejales del Frente de Todos que preside el concejal de Viedma, Luciano Ruíz, considera que más allá de toda hipótesis, estas “son dos elecciones distintas”. 

“Seguramente los intendentes van a poder revertir esta situación”, analizan, argumentando que sólo se perdió por poco en dos de esos municipios.

Los ediles también tuvieron su propia cumbre para analizar qué falló para que el Frente de Todos estuviera tan lejos de lo pensado y sea desplazado a un tercer lugar. Allí respaldaron públicamente a sus candidatos, Ana Marks y José Luis Berros, valorando sus perfiles jóvenes como una “real muestra de la renovación dirigencial”. 

“Nosotros los concejales estamos en la primera trinchera y tanto Marks como Berros saben de lo que se trata. Tenemos que mejorar y tratar de dar vuelta esta elección, porque son los parlamentarios del Frente de Todos los que realizan realmente las gestiones para la provincia”, expresó para este medio, el apoderado del PJ y concejal Ruíz. 

En tanto, los intendentes esperan con una tensa calma. Algunos hacen más autocrítica y otros le echan la culpa a “la mala comunicación” que tuvieron en su campaña. 

FABIÁN PILQUINAO - INTENDENTE DE SIERRA COLORADA

“Se tiene que hacer una fuerte crítica”

En Sierra Colorada, el peronismo sacó el mayor porcentaje de votos para esa fuerza, con el 56% de los votos. Así, el intendente Fabián Pilquinao se muestra confiado para noviembre, pero hace una análisis general sobre la situación de los municipios que podrían perder concejales a raíz de una “ola de votos” en contra del Frente de Todos. 

Cree que los resultados de las PASO fueron “simplemente un cachetazo”, pero que el gobierno nacional “escuchó”.  “Nosotros sacamos el mayor porcentaje de votos para el Frente de Todos y somos unos de los pocos municipios que renueva la mayoría de sus bancas”, le cuenta a este medio el intendente Pilquinao. 



El jefe comunal destaca una y otra vez el “acompañamiento del gobierno nacional” y pone sobre la mesa una lista de obras, que asegura, “le cambiaron la vida” a los vecinos de su localidad.

“Esto impacta mucho acá porque genera mano de obra, le da identidad y reactiva la economía local. Nos sentimos satisfechos y acompañados”, aclara Pilquinao. 

Pilquinao cree que los motivos de la dura derrota a nivel provincial, tuvo mucho que ver con un voto castigo al gobierno de Alberto Fernández, que aunque le reconoce un “gran manejo de la pandemia”, admite que la “cuestión económica no pudo resolverse hasta ahora”. 

Aun así, cree que junto al resto de los intendentes, “se tiene que hacer una autocrítica” y pensar cómo revertir la historia en noviembre. Al respecto, destaca el encuentro que mantuvieron los jefes comunales del peronismo, con la presidenta del PJ, Alejandra Mas, y los candidatos Marks y Berros. “Fue una reunión donde cada uno pudo explicar lo que sentía”. 

LUIS IVANCICH – INTENDENTE DE GODOY

“Creo que se pudo haber dado un voto bronca”

En General Enrique Godoy, el peronismo busca mantener la mayoría en el Concejo Deliberante. Actualmente tienen 4 concejales y el voto doble del Presidente. En estas elecciones tiene que renovar dos bancas y en las PASO perdieron por 200 votos, quedando en segundo lugar por debajo de JSRN. 

El Intendente Luis Ivancich analizó los resultados de los comicios con La Tecla Patagonia y las estrategias para revertir los resultados en noviembre. Para el jefe comunal “el Gobierno nacional no salió a trabajar como corresponde con los candidatos”. Además dijo que “en ningún lugar del país se invirtió en publicidad, en hacer conocer los candidatos y en hacer conocer la cantidad de obras que está haciendo el gobierno nacional a lo largo del país”. 



También expresó que el diálogo con el gobierno nacional durante la pandemia fue fluido, aún así, Ivancich recordó que transita por su tercera gestión y que hubo momentos en que fueron perseguidos políticamente como cuando gobernaba Mauricio Macri. En su análisis destacó que “hoy hay otro ambiente a nivel nacional, pudo haber sido esto el tirón de oreja de la gente y eso es importante porque los ministros que han cambiado son intendentes, entonces creo que saben bien lo que es estar en la trinchera”.

Pero pese a su defensa férrea a la gestión del gobierno nacional, concluye: “Hay muchas cosas que yo creo que reflejaron a esto como un voto bronca”, manifestó.

ALBERTO PACENTI- CHICHINALES

“Muchos no votaron, creemos que nos podrían acompañar”

Por unos pocos votos, el FdT no pudo aventajarse en otro de los municipios que conduce, Chichinales. Ahora se prepara para dar vuelta la elección, pero se hace hincapié en “mejorar lo comunicacional”, considerando que “se hizo mucho y quizás no llegó a todos los vecinos”. 

“Hay mucha gente que no vino a votar y creemos que en noviembre, la mayoría podrían ser votos para nosotros”, responde el intendente de esa localidad, Alberto Pacenti. 

El jefe comunal hace un repaso de su gestión, poniendo sobre la mesa la deuda que recibió de la anterior gestión al arribar al municipio en 2019. Pero para explicar la derrota en las PASO, cree que “la gente votó a partir de lo que escuchaba en la televisión” y que -por su parte- el gobierno nacional “no transmitió todo lo que hizo en este tiempo”. Por eso, postula que para dar vuelta la elección “hay que mejorar la comunicación”. 



“Hay desconocimiento sobre cómo viene dando las gestiones. Nuestro senador (Martín) Doñate fue muy importante para que el sector frutihortícola no tenga retenciones o que se haya reactivado el asfaltado en la Ruta 22”, ejemplifica. 

DAVID MENDOZA – INTENDENTE DE CORONEL BELISLE

“Estuvimos del lado de la gente en los momentos más difíciles”

En el municipio de Coronel Belisle, el peronismo tuvo un triunfo cómodo con el 54 % de los votos, mientras que en segundo lugar quedó el oficialismo de Juntos Somos Río Negro (JSRN) con el 34%. 

Ahora, el intendente David Mendoza le confiesa a La Tecla Patagonia que espera que esta amplia diferencia se repita, ya que así el oficialismo renovará dos bancas en el Concejo Deliberante local.

“Lo necesitamos como para terminar los dos años de gestión que me quedan”, expresó el jefe comunal Mendoza. 



Después del claro triunfo en las PASO, el intendente  tiene previsto poder salir a la calle y hablar con la gente puerta a puerta como lo hizo en la primera elección. Cree que ese vínculo no se tiene que perder y que es necesario asegurar la elección.

“Tenemos que mostrarle a la gente que es lo que hicimos, nosotros no aflojamos ningún día de pandemia”, se defiende Mendoza y agrega: “para simplificar, estuvimos del lado de la gente en los momentos más difíciles”, destacó.

Así, Belisle se posiciona como uno de los municipios en donde el Frente de Todos triunfó y llega con cierto oxígeno a noviembre.