NUEVO CONGRESO
24/11
Los partidos provinciales cotizan en bolsa
En la flamante composición del parlamento nacional, los votos de las fuerzas del sur que escapan a la grieta cobran mucha más relevancia. Cómo jugarán en interbloque para el bien de la región
Por Sebastián Simonetti

Si bien los flashes del domingo 14 de noviembre se los llevaron Juntos por el Cambio y el Frente de Todos por la disputa mano a mano por la primera minoría de la Cámara de Diputados, hubo otros actores por debajo del radar que pasaron desapercibidos y pueden convertirse en una suerte de árbitros del parlamento nacional. En un parlamento que se vivirá voto a voto, las voluntades de los partidos provinciales cobran una relevancia superlativa en la que no muchos han reparado.

En este lote de fuerzas federales, por supuesto se anotan los representantes de la Patagonia, que en estos comicios legislativos engrosaron sus filas. Claro que cada situación es particular, más allá de algunos (o varios) puntos en común entre los partidos provinciales. A priori, hay un tándem afianzado entre Río Negro y Neuquén y situaciones a analizar con el caso del flamante legislador santacruceño que no responderá a ninguna coalición nacional.

El Movimiento Popular Neuquino revalidó sus credenciales y no solo retuvo la banca que ponía en juego sino que ganó la elección, aunque no le alcanzó para duplicar su cosecha y llevarse dos diputados. Desde la llegada de Juntos Somos Río Negro al Congreso han trabajado en conjunto y más aún luego de la pérdida de la representación del histórico partido en el Senado. El estrecho vínculo entre el gobernador Omar Gutiérrez y su excolega Alberto Weretilneck cimentó las bases de ese acuerdo. Es un hecho que Rolando Figueroa se sumará a ese interbloque en Diputados.

Por el lado de los rionegrinos, sin lugar a dudas son quienes mejor parados quedaron en este escenario. En unos comicios en los que no ponían nada en juego no solo sumaron una banca sino que, al igual que el MPN, se quedaron con el triunfo, incluso con mejores guarismos. Tampoco lograron la épica de conseguir dos escaños, pero de movida era una gesta heroica, ya que debían duplicar en votos a la segunda fuerza. No obstante, sumaron un legislador más, Agustín Domingo, quien se acoplará a la labor que ya desempeña desde el 2019 Luis Di Giácomo. El otrora ministro de Gobierno de la provincia ha subido escalones en el último tiempo en el Congreso de la mano del interbloque federal Unidad Federal para el Desarrollo. Allí, junto al mendocino José Luis Ramón, reforzó su lazo con el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, y se posicionó para llevar las riendas del espacio, cuando a partir de diciembre deje su salida el cuyano. 

Este bloque federal será una de las dos patas a la que apuntarán los patagónicos en el parlamento. Esto es, serán parte de ese bloque un poco más grande (hoy en principio están confirmados dos diputados misioneros, pero hay más conversaciones) y en temas más finitos se abroquelarán los 3 sureños. El dato es que en un recinto donde puede haber definiciones por escaso margen, los bloques pequeños revalorizan su importancia y pueden inclinar la balanza. Esto se traduce en poder de fuego y negociación, algo que los provincialismos hace tiempo no tienen.

Luego resta ver qué postura tomará otro de los ganadores de la última compulsa en las urnas. Se trata del santacruceño Claudio Vidal. Según pudo saber La Tecla Patagonia, el dirigente petrolero tiene intenciones de sumarse a la avanzada sureña en el Congreso. Aunque habrá que ver cómo evolucionan esas conversaciones y si efectivamente tienen más coincidencias que diferencias con sus pares rionegrinos y neuquinos. Los de la patagonia norte van a oír sus propuestas y luego decidirán puertas adentro si lo integran o no. En principio, arranca afuera.

Respecto de temáticas en común, en las últimas semanas sobresalió una: se trata de las pretensiones que tienen tanto el gobierno de Neuquén como el de Río Negro, para que las represas hidroeléctricas pasen a la órbita provincial. Sucede que sus concesiones vencen precisamente el año que viene. Con ese objetivo, las provincias buscan sumar millones de pesos más en conceptos de regalías. Esta será una de las puntas de lanza que llevará este interbloque al Congreso, que a priori, tendrá el sello de la Patagonia norte.

Por supuesto, lo que ocurra en Diputados tendrá su marca también en el Senado, donde Weretilneck hará las veces de pivot dentro de las fuerzas provinciales del sur. Desde allí acompañará lo que sus pares promuevan desde la Cámara Baja y también será parte activa de los debates y la toma de decisiones. Su experiencia en la gestión es un plus, sumado al vínculo con Gutiérrez.

De esta manera, la Patagonia tendrá un poder de fuego como pocas veces antes ha tenido. Si bien será pequeño en cuanto a la cantidad de votos, será decisivo en ambas cámaras del Congreso de la Nación, ya sea para aprobar o voltear proyectos, así como también para cuestiones más básicas como dar quórum. Si juegan bien las cartas, los partidos provinciales pueden llevar agua para su molino y hacer del parlamento un terreno más federal y que no quede en un mero enunciado eso del país federal, como hasta ahora.



Luis Di Giácomo (Diputado nacional Juntos Somos Río Negro)
“Tenemos una mirada federal, por fuera de los dos lados de la grieta”



“Ya arreglamos con los misioneros, que son dos y con nosotros dos (Junto con Agustín Domingo) vamos a ser 4. Es muy probable que con Figueroa del MPN también arreglemos, pero falta ultimar detalles. Mi continuidad también está asegurada como presidente de interbloque federal”, apuntó Luis Di Giácomo en diálogo con La Tecla Patagonia.

Y agregó: “Después hay charlas que se mantienen con otros sectores. Los misioneros, los neuquinos y nosotros tenemos algo en común y es que somos todos partidos de gobierno. Es distinto cuando no lo son. Con el lavagnismo , ya sea con el “Topo” (Alejandro Rodríguez) o Graciela Camaño tengo una excelente relación, pero no sé ellos qué se proponen en los próximos dos años”. 

En este sentido, el dirigente del partido provincial remarcó: “Nosotros no queremos armar un esquema grande con poca sustentabilidad y que eso después se diluya en poco tiempo. Estamos conversando con todos, pero no sé hasta qué punto habrá posibilidades reales de sumar más voluntades. No queremos quedar sumergidos en una interna del peronismo. Somos aliados, pero totalmente distintos al gobierno nacional”. 

En tanto, Di Giácomo señaló: “Básicamente tenemos varias cuestiones en común sobre los temas, como el turismo, donde vamos a buscar tener más lugar en la comisión y las decisiones. También las fronteras, con los neuquinos tenemos presente la cuestión mapuche, varios intereses comunes, más allá de la ideología.También se vencen dentro de dos años las concesiones de las represas que compartimos con Neuquén y una de las ideas entre las dos provincias es hacernos cargo de ese tema. Tenemos varias cosas para desarrollar en conjunto”.



Rolando Figueroa (Diputado nacional electo MPN)
“Vamos a poder poner en valor el federalismo”



“Nos reunimos con (Agustín) Domingo previo a las elecciones pero ya venía hablando con Luis Di Giácomo, con Alberto (Weretilneck), Jorge Sapag. La idea es mantener la identidad regional y conformar un bloque del Comahue, por llamarlo de alguna manera. Y paulatinamente ir sumando otras miradas de construcción federal del país”, indicó a La Tecla Patagonia el diputado nacional electo Rolando Figueroa. 

En la misma sintonía, el referente del MPN agregó: “Nosotros queremos conformar un bloque de la región. Sobre todo en un escenario que se nos ha dado, de mucha paridad entre el bloque del oficialismo y el mayoritario de la oposición. Al oficialismo le van a faltar 11 votos para poder tener quórum...viene un período de construcción parlamentaria para generar más volumen político de las voces federales, que es lo que estamos buscando. Vamos a poder poner en valor el federalismo. Otras veces ni somos escuchados. Veo muy buena predisposición para poder dialogar y creo que vamos a poder hacer una buena construcción”.

En este punto, Figueroa remarcó: “Hay temas específicos de defensa de nuestros recursos. Necesitamos urgente la sanción de la ley hidrocarburífera pero para eso necesitamos rever algunas cosas, como el artículo 90, que es violatorio de la Constitución Nacional y la provincial, que avasalla de alguna manera la Ley Corta, donde claramente los dueños de los recursos naturales son las provincias. Se quieren arrogar un poder ilegítimo. Es una miopía importante por parte de quienes han redactado esa ley y una falta de federalismo”.



Voto táctico: Weretilneck será la voz de Juntos y del MPN en el Senado de la Nación



Desde el entorno del exgobernador rionegrino y actual senador nacional, Alberto Weretilneck, apuntaron a este medio que la hermandad con el Movimiento Popular Neuquino es real. Para graficar la situación confiaron que el presidente de Juntos Somos Río
Negro ocupa en el Senado el despacho histórico del MPN, el que tenía el dirigente petrolero Guillermo Pereyra. De hecho, el equipo de asesores se mantiene. Todos especialistas en energía y temas petroleros. “El referente de Neuquén y Vaca Muerta en el Senado es Alberto”, subrayaron.

Respecto de la exemepenista que ocupa un lugar en el Senado, Lucila Crexell, desde el círculo íntimo del exgobernador fueron tajantes: “No hay vínculo con ella, es parte de un
interbloque con dos o tres y jugó el rol opositor estos dos años, pero no tiene estructura”.

De esta manera, Weretilneck se va a mantener trabajando solo en el Senado, porque el 50% del quorum que necesita el Gobierno es él. Va a gestionar todo lo que pueda. Un poco va a condicionar su apoyo a temas nacionales a lo que pueda conseguir para la Provincia. Uno de los temas donde se plantan es la Ley de Promoción de Inversiones hidrocarburíferas. “Nosotros entendemos que la Ley de Hidrocarburos fue hecha a medida de las demás provincias del sur, no de Río Negro y Neuquén; por eso todas las modificaciones que pidió
Weretilneck”, remarcaron.

Respecto de la postura del exgobernador en la Cámara Alta, desde su entorno hicieron hincapié en que “lo que diferencia a Weretilneck es que siempre estuvo en la gestión: ocho años intendente y ocho años Gobernador. No está de acuerdo con no dar quorum, cree que todo se debe debatir, salvo que perjudique a Río Negro”. Y enfatizaron: “Vamos a ir tema a tema. Alberto no va a ser oficialista ni opositor”.