Argentina
Sábado, 3 diciembre 2022
INFORME ESPECIAL
30 de enero de 2022

Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas

En 2023 vence la concesión de las represas que hoy están en manos del Estado nacional. La intención de las provincias y en la que ya trabajan legisladores de ambas jurisdicciones por indicación de Omar Gutiérrez y Arabela Carreras es que vuelvan a manos provinciales. La cuestión de las regalías y el derecho por ley

Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas - La Tecla Patagonia
Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas - La Tecla Patagonia
Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas - La Tecla Patagonia
Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas - La Tecla Patagonia
Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas - La Tecla Patagonia

Por Sebastián Simonetti

El 2022 será un año de muchas definiciones políticas de cara a las elecciones del año que viene, pero también se pondrán en juego otras discusiones cruciales para el futuro. Algunas de ellas tendrán lugar en la Patagonia, un terreno muchas veces olvidado, donde el federalismo es más un eslogan de campaña que un hecho comprobable en la práctica. Por este motivo, gobernadores sureños ya trabajan de manera conjunta en un tema de gran relevancia para la región.

En 2023 vence la concesión de las represas hidroeléctricas que hoy están bajo dominio del Estado nacional y otorgadas a empresas privadas. La intención de las provincias y en la que ya trabajan legisladores Neuquén y Río Negro por indicación de Omar Gutiérrez y Arabela Carreras es que vuelvan a manos provinciales, una vez que finalicen los contratos actuales.

Las concesiones de las represas en cuestión finalizan el próximo año, atento a que el contrato de concesión fue firmado en el año 1993 por un plazo de 30 años. En efecto, y de acuerdo al propio marco regulatorio firmado, las centrales deben ser revertidas sin cargo al concedente, es decir, al Estado nacional. Allí se abrirá un debate político pero también judicial. Nación sostiene que las presas son de índole nacional porque afectan directamente al interconectado de energía eléctrica, mientras que las provincias se aferran a la reforma del '94, que estableció que los recursos naturales son de las provincias.

El tema que subyace a la discusión es también la cuestión de las regalías: Neuquén exige una devolución de regalías hidroeléctricas que van desde agosto de 2016 hasta julio de 2021 y supera los 1.164 millones de pesos. Cómo puede cambiar el mapa si las represas vuelven a manos provinciales. Y hay un detalle no menor de fondo: el costo que pagan en las provincias por un bien que producen. Exigen tarifa diferencial por ser productoras y reclaman que hoy se les cobra traslado y transporte de la misma, desconociendo su rol en la cadena de producción.



Argentina cuenta con 95 represas hidroeléctricas con distintas modalidades de concesión (multinacional, binacional, nacional y privadas), de las cuales diez se encuentran en la región Comahue (Neuquén y Río Negro). Sobre el río Limay figuran las represas de Alicurá, Piedra del Águila, Pichi Picún Leufú, El Chocón y Arroyito; mientras que sobre el río Neuquén se encuentran las denominadas Planicie Banderita, Portezuelo Grande, Loma de la Lata y El Chañar.


El mapa de las represas y sus actuales administraciones


Argentina cuenta con 95 represas hidroeléctricas con distintas modalidades de concesión (multinacional, binacional, nacional y privadas), de las cuales diez se encuentran en la región Comahue (Neuquén y Río Negro). Sobre el río Limay figuran las represas de Alicurá, Piedra del Águila, Pichi Picún Leufú, El Chocón y Arroyito; mientras que sobre el río Neuquén se encuentran las denominadas Planicie Banderita, Portezuelo Grande, Loma de la Lata y El Chañar.

Las hidroeléctricas operativas en el país se agrupan en dos conjuntos: por un lado las que, en su origen, eran propiedad de Agua y Energía Eléctrica Sociedad del Estado y por el otro las que se encontraban bajo la órbita de Hidronor SA. Las concesiones de este segundo grupo de centrales son las que vencen a partir de 2023. Se trata de seis usinas ubicadas en la Región de Comahue.

En cuanto a la gestión actual de las represas patagónicas, Planicie Banderita, El Chocón y Arroyito, son administradas por la italiana Enel; las presas Portezuelo Grande, Loma de la Lata y El Chañar en manos de Orazul Energy, la planta hidroeléctrica Alicurá que controla AES y el complejo hidroeléctrico Piedra del Águila de la Sociedad Energía Sadesa Central Puerto y Pichi Picún Leufú a cargo de Pampa Energía.

El manejo de El Chocón lo tiene el grupo de origen italiano con participación también en Enel Generación Costanera ex Central Costanera, Central Dock Sud y Enel Green Power Argentina, en lo que refiere a Generación; Enel Trading Argentina S.R.L., ex Cemsa; en Comercialización; Edesur S.; en Distribución; y TESA, CTM y Yacylec en Transporte.

"Necesitamos que la generación de energía reporte más negocio para las provincias"
Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas
El diputado provincial de Juntos Somos Río Negro y exsecretario de Energía, Sebastián Caldiero, habló con La Tecla Patagonia sobre la importancia de lograr el traspaso de la administración de las represas.

"Lo que estamos proponiendo es recuperar el poder concedente a manos de las provincias. Eso no solo te pone en un lugar de ser el dueño del recurso y poder aprovechar el cobro de regalías y la participación como dueño ante algún negocio. También poder ser autoridad de aplicación, ser contralor de las empresas privatizadas, que hoy lo hace la secretaría de Energía de la Nación y no participan las provincias", expresó. 

En la misma sintonía, Caldiero señaló que "nosotros tenemos un impacto en toda la operación de las represas, que va más allá de la generación de energía. El agua del río la necesitamos para el consumo de las poblaciones, para regar nuestras chacras productivas y la industria. Si no tenemos poder de decisión, dependemos de la relación de Nación con las empresas. Lo más importante para nosotros es priorizar los usos consuntivos del agua que la generación de energía". 

Y remarcó: "Abastecidos los usos prioritarios, necesitamos que la generación de energía reporte más negocio para las provincias y no solo el 12% de las regalías. Desde el año 2013 Nación nos desdobló el precio de la energía, haciendo que algunos ítems que sí le pagan a las empresas privadas, no nos permiten tributarlos como regalías. Hoy cobramos regalías por un precio que es el 50% del valor que después nuestros distribuidores lo tienen que comprar en el mercado. Entonces el perjuicio es doble".

Asimismo, el legislador apuntó que "lo que se busca ahora es la conformación de una comisión técnica con representantes tanto de Neuquén y Río Negro para hacer un análisis integral del estado de las concesiones, no solo desde el punto de vista económico financiero, sino también desde el punto de vista civil y técnico del estado de las represas para analizar cuál es la mejor decisión. Si vamos a prorrogar una concesión, re licitar las concesiones o provincializarse tenemos que saber en qué estado se encuentran para saber qué es lo que tenemos entre manos. Si hay que hacer inversiones, qué se puede invertir, qué se puede ganar o perder. Hoy no tenemos esa información".

Y sentenció: "Nosotros emparentamos mucho esto con lo que pasó con la federalización de los hidrocarburos, a partir de la Ley Corta en el año 2006. Donde todas las provincias pasamos a tener poder concedente de nuestros yacimientos y cuando llegó el momento de los vencimientos de las concesiones dadas en los '90 tuvimos que negociar las provincias las prórrogas de esas concesiones. Allí tuvimos que ponernos al tanto de cuál era el estado de cada pozo petrolero. En base a eso le pusimos un precio a la prórroga de las concesiones por 10 años. Es un ejercicio que las provincias ya hemos hecho y que podemos y pretendemos hacer para lo que viene en las hidroeléctricas".


"Recuperar las represas es una manera de defender el federalismo"
Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas
El diputado nacional Movimiento Popular Neuquino, Rolando Figueroa, dialogó con este medio sobre la importancia de dar la discusión a poco más de un año de la finalización de las concesiones.

"Para nosotros es muy importante recuperar la gestión de las represas. Tenemos que ir generando ese debate. Compartimos todas las represas del Limay en conjunto con Río Negro. Y es la oportunidad que tenemos las provincias de recuperar el poder concedente, más allá de quién lleve adelante la administración. Poder armar un ente interprovincial al respecto", indicó.

Y añadió: "Queremos trabajar en eso, creemos que es una forma de defender el federalismo. es fundamental que abaratemos el costo de la energía, no solo del consumo domiciliario sino de la que se utiliza para producir, para que los neuquinos seamos más competitivos. Hay que volver a la tarifa Comahue. Nos están cobrando el traslado hasta Ezeiza, ida y vuelta y nos cargan a la factura de consumo y para producir. Nosotros somos productores de energía, no puede ser que nos cobren eso. Es ridículo".

Asimismo, Figueroa subrayó el perjucio económico: "También al momento de liquidar las regalías, nos liquidan 7 veces menos de lo que en realidad terminamos pagándola. Nos cobran 7 pesos la energía pero nos liquidan regalías por 1 peso.  Nosotros producimos el 28% de la energía eléctrica del país. Y nos cobran el traslado de la energía ida y vuelta. ¡Y somos los que la producimos!".

Respecto del debate que viene, el exvicegobernador fue tajante: "La constitución dice claramente que los recursos naturales son de las provincias. Y las concesiones se dieron un año antes de la reforma constitucional. Al darse las reformas, el agua es de las provincias y podemos cobrar el agua lo que nosotros queremos. Con lo cual, si no nos devuelven las represas, se le puede poner un costo alto a la tasa del uso de nuestra agua y terminamos siendo beneficiados de todas maneras. Esto lo marca la Constitución, sí o sí nos van a tener que dar esta cuestión".

Y sentenció: "Tenemos muchos puntos en común con Río Negro y estamos trabajando mucho juntos. Somos provincias que vamos a construir de la mano. Vamos a pelear esta cuestión de las represas juntos".

"Neuquén paga una de las tarifas más altas del país y es productora de energía"

Presión de Neuquén y Río Negro para recuperar la gestión de las represas
El diputado provincial de la UCR, César Gass manifestó a La Tecla Patagonia que "en 1993 con la reforma del Estado, Menem comienza esa serie de privatizaciones. La mayoría fueron negocios pampa, mal privatizadas, un desatino. Uno de ellos fue la concesión a 30 años de HidroNor, que era la dueña de las empresas sobre el Río Neuquén y el Río Limay. Hay 95 en todo el país, pero las más grandes y las más importantes están en la provincia de Neuquén: Arroyito, El Chocón, Piedra del Águila, entre otras".

Y agregó: "Estas concesiones no sirvieron de mucho porque se desguazaron en unidades de negocio, cuando el negocio eléctrico tiene que ser mucho más homogéneo. Esto complicó el despacho de carga. Y fundamentalmente vemos que lo que se privatizó fue el medidor del agua que pasaba en las represas, para que después se cobrara la energía en función de eso".

En este sentido, Gass apuntó que "en junio del 2020 nosotros desde la Legislatura hicimos un proyecto de comunicación alertando a comenzar el seguimiento para que en 2023 no se produjeran por falta de tiempo la prórroga de esas condiciones. En diciembre del 2021 elevé un proyecto pidiendo que se conforme una comisión legislativa de seguimiento, sin generar erogaciones ni recursos extra. Con la participación de un diputado de cada una de las 3 fuerzas más una persona designada por el Ejecutivo provincial". 

Y adelantó: "Creo que el Ejecutivo lo ha tomado en cuenta y ya está hablando incluso con la gobernadora de Río Negro. En febrero vamos a tener iniciativas importantes desde la Legislatura, traer expositores para que hablen de la importancia de la caducidad de estas concesiones en 2023. Vamos a tomar contacto con ingenieros, gente profesionalmente capacitada. Vamos a tomar contacto con empresas para generar contratos y no concesiones".

Al respecto, el legislador aseveró: "Soy optimista en que la provincia maneje a través de la reforma de la Constitución del 94 que establece que los recursos naturales son de las provincias y las empresas están amortizadas, directamente maneje la decisión política. Si algo le faltó a Hidronor fue la irrigación de un millón de hectáreas. Neuquén paga una de las tarifas más altas del país y es productora de energía. Tendríamos que tener la posibilidad de un abaratamiento de la factura y la posibilidad de radicar industrias electro intensivas".

"Fuimos los primeros en abordar el tema y seguimos impulsando para que se lleve a cabo. Esto serviría para una diversificación productiva que hoy no tiene Neuquén, cambiaría la matriz productiva. Tendríamos otro horizonte y no solamente pensar en los hidrocarburos. Estamos dando pasos firmes y hoy la comunidad en su totalidad y las autoridades legislativas y ejecutivas están tomando cuenta debidamente de esto", finalizó.