Argentina
Viernes, 2 diciembre 2022
NOTA DE GRAFICA
15 de febrero de 2022

Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido

La Marcha por la Soberanía se metió en la agenda nacional y dejó en evidencia un conflicto que no solo tiene que ver con Joe Lewis sino con la extranjerización de las tierras en la región

Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido - La Tecla Patagonia
Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido - La Tecla Patagonia
Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido - La Tecla Patagonia
Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido - La Tecla Patagonia
Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido - La Tecla Patagonia

Por Gisela Sabatini

El multimillonario británico Joe Lewis sigue dando que hablar en la Patagonia tras los incidentes que se registraron días atrás durante la 6° Marcha por la Soberanía del Lago Escondido, llevada adelante por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA).

La misma se vio interrumpida por más de 40 personas de civil que llegaron al lugar con armas de fuego para amenazar y evitar que continúe la travesía. Por el hecho intervino la Justicia y hasta se hizo eco la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación. Además, denunciaron que se perdió contacto con Jorge Rachid, médico sanitarista que participó de la protesta y a quien tuvieron que rescatar con un helicóptero.

Ante esto, el grupo Abogados Solidarios hizo una denuncia por privación ilegal de la libertad y otros delitos graves que se habrían cometido contra el médico y otras 25 personas que participaban de la marcha. El juez Mariano Castro, a cargo del Juzgado de Bariloche, desestimó el hábeas corpus preventivo presentado.

Según consta en la denuncia, el grupo armado de agresores se encontraría al mando de una persona identificada como Nicolás van Ditmar, quien sería la mano derecha del magnate Lewis.

Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido
La columna de la sexta marcha, bajo de la montaña luego de ser amenazados por la guardia privada de Joe Lewis (Foto: FIPCA).

El lunes 7 de febrero, el abogado Sergio Cuestas, miembro del grupo de manifestantes, bajó solo denunciando que los agresores les pincharon un kayak de un machetazo. El grupo quedó aislado y los amenazaron, mientras se tocaban el poncho como señalando que tenían pistolas.

El grupo tenía planeado regresar por el camino corto del Tacuifí, pero no les permitieron pasar, lo que agregó dos días de caminata por zonas escarpadas. Algunos manifestantes no estaban en condiciones de hacerlo, como el médico sanitarista Rachid, quien sufrió una descompensación. Excepcionalmente, el ministerio de Seguridad de la provincia envió un equipo de bomberos a rescatarlo.

Ante la consulta de este medio, desde el Ejecutivo provincial decidieron por el momento no brindar declaraciones al respecto teniendo en cuenta que se trata de un tema “muy difuso”. Pero luego la gobernadora, Arabela Carreras, durante su gira con el Presidente por Rusia y China, se refirió a los hechos y dijo que “en esta época del año, los pobladores de la zona de Lago Escondido ven alterada su vida tranquila por una cuestión muy ideológica”.

A su regreso la mandataria consideró “que se pone en evidencia muchas situaciones donde no se puede acceder al uso de las costas o de los caminos; o la extranjerización de las tierras".

La complejidad local

El Lago Escondido se encuentra en la zona de El Foyel, en donde los lugareños no asumen como propia la demanda a la entrada al lago. Lewis se encargó de “seducir” a la comunidad a través de distintas dádivas como ingresos a la estancia para conocerla, dar trabajo a gente que no tienen una fuente de ingresos, prestar las canchas de fútbol o el quincho para que la gente de la comarca realice fiestas de 15 años.

El magnate se insertó en la comunidad y gran parte de ella no lo ve como negativo. Tiene estrategias de cómo llegar a la gente que son efectivas, lo que hace muy difícil contrarrestar la iniciativa del FIPCA. En esta 6ª marcha no hubo gente local, con los años se fue perdiendo esa participación.

Hoy por hoy nada se sabe de Lewis. No hay imágenes públicas actuales de él. Dicen que pasa los veranos en Río Negro y el resto del año vive en un yate atracado en las costas de las Bahamas. En algún momento se habló de que Hidden Lake SA se había vendido al príncipe de Qatar. Todas versiones.

Quienes desde hace mucho pelean por el acceso al Lago Escondido ven como positivo que se pueda instalar en la agenda nacional el tema de la extranjerización de la tierra, que tiene como contracara la falta de acceso a la tierra que después termina en las tomas tan conflictivas y estigmatizadas.

JULIO CESAR URIEN (PRESIDENTE DEL FIPCA)

“Defendemos intereses populares, es un lago del pueblo y para el pueblo”


Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido
Julio César Urien (Foto: FIPCA)

“Lo que hay que resaltar es que un grupo de militantes de los sectores populares, se les paró y va a seguir. Es como un David contra un Goliat. Ellos lo que no querían es que esto tuviera trascendencia”, dijo a La Tecla Patagonia el Presidente del FIPCA.

Agregó: “Tenemos una Corte Suprema que deja mucho que desear. Vamos a empezar una nueva etapa donde los sectores populares están dispuestos a empezar a movilizarse en defensa de sus intereses, en este caso, la Soberanía territorial”.

Urien afirmó que a partir de ahora tendrán una presencia más continua en el lugar. De la sexta marcha participaron distintos gremios, algunos agrupamientos de “La Cámpora”, de la “26 de Junio”, la “Causa Nacional” y excombatientes.

Consultado sobre las declaraciones de la Gobernadora expresó que “desde su punto de vista nosotros no defendemos los intereses de estos grandes empresarios, sobre todos extranjeros. Defendemos los intereses populares, es un lago del pueblo y para el pueblo”.

Por último, Urien adelantó que se está organizando la marcha y que la movilización contará con el apoyo de sectores sindicales: “Creo que en marzo vamos a realizarla, entrando por lugares públicos como diciendo ‘acá estamos dispuestos a no tolerar esto’. Lo haremos en forma organizada y pacífica, también sabiendo que la dirigencia esta a la altura de estas expectativas de tener algo de autoridad contra esta gente que forma parte del poder real que va ocupando espacios territoriales ricos en recursos naturales”.

FACUNDO MONTECINO ODARDA (LEGISLADOR FDT)

“Discutir si esto es una cuestión ideológica es un poco ir al barro”


Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido
Facundo Montecino Odarda

El legislador rionegrino desmintió haber participado de la Caminata por la Soberanía al Lago Escondido. “En lo personal me trajo consecuencias de recibir un montón de amenazas, insultos de perfiles truchos y de dirigentes políticos, todo en base a una mentira del  diario Clarín donde se me acusa de haber participado de una marcha y de promover la rotura de tranqueras”, expresó a La Tecla Patagonia

Aclaró que su participación se limitó a estar presente en el camino a Tacuifí, en el acceso a la Ruta 40 (foto), “es el camino que nosotros estamos reclamando que se abra. Por lo menos lleva prácticamente 20 años, y son 17 años de causa, y que ya hay una sentencia judicial firme que establece que es un camino público y que debe ser abierto a toda la ciudadanía”.

Por último se refirió a las declaraciones de la Gobernadora: “Discutir si esto es una cuestión ideológica o no es un poco ir hacia el barro. Sus declaraciones están destinadas a encubrir y proteger los privilegios que el gobierno de JSRN le ha dado sistemáticamente a este conglomerado de empresarios”.

UNA CAUSA QUE LLEVA 20 AÑOS

Se convocó a una audiencia de conciliación obligatoria para el 9 de marzo 


Joe Lewis, el magnate inglés que se apropió del Lago Escondido
Foto de la inspección ocular llevada a cabo en el 2011 en el camino a Tacuifí.

La causa judicial por el libre acceso al Lago Escondido se inició en el año 2002 con una acción de amparo que presentó Magdalena Odarda, ex senadora nacional y actualmente Presidenta del INAI.

Por ella pasaron 24 jueces. La sentencia más emblemática ocurrió en el 2013 cuando el juez Carlos Cuéllar sentenció que había que abrir todos los accesos y nombró el camino Tacuifí, que comienza en El Foyel y sale a la Ruta 40.

Como juez de ejecución Cuéllar tenía una facultad interpretativa de lo que dijo, en este caso el Tribunal Superior de Justicia, para que se cumpla efectivamente. Dio un plazo de 120 días al gobierno de Rio Negro para que cumpla. Pero ni bien salió fue apelada, por lo tanto nunca quedó firme la sentencia.

En noviembre del 2021 la causa volvió a moverse, cuando terminó de conformarse el Tribunal, que es la Cámara de Apelaciones de Bariloche. Será quien termine entendiendo si lo que hizo Cuéllar estuvo bien o mal, si entendió y aplicó bien su capacidad interpretativa, o se excedió diciendo más de loque habían dicho los jueces del STJ.

Desde el 2013 hasta noviembre del año pasado la sentencia daba vueltas en los juzgados y nunca terminaba de aparecer un juez que lo pueda resolver. 

Ahora se convocó a una audiencia de conciliación obligatoria para el 9 de marzo en donde se probará cuál será el acceso al Lago Escondido, en este caso es por Tacuifí.