Argentina
Miércoles, 29 junio 2022
INFORME
31 de marzo de 2022

Neuquén: bandera blanca en el PJ

Los principales referentes del peronismo neuquino, Darío Martínez y Oscar Parrilli, limaron asperezas al filo del plazo para entregar listas y sellaron la unidad. Las diferencias en los sectores minoritarios y las chances de permanecer juntos de cara al 2023

Neuquén: bandera blanca en el PJ - La Tecla Patagonia
Neuquén: bandera blanca en el PJ - La Tecla Patagonia
Neuquén: bandera blanca en el PJ - La Tecla Patagonia
Neuquén: bandera blanca en el PJ - La Tecla Patagonia
Neuquén: bandera blanca en el PJ - La Tecla Patagonia

Por Sebastián Simonetti

El peronismo fue siempre (o casi) la segunda fuerza política en la provincia de Neuquén. Al menos desde la fundación del Movimiento Popular Neuquino, que tiene raíces justicialistas en sus orígenes. No obstante, en los últimos años han perdido terreno ante el avance de Juntos por el Cambio en la región. Ahora, en las vísperas de una nueva elección ejecutiva en 2023, van por la recuperación del protagonismo perdido.

Y el 2022 tenía en el horizonte un primer escollo a superar, las elecciones internas del Partido Justicialista. Allí ponía en juego su liderazgo el secretario de Energía, Darío Martínez, 

Días antes del cierre de listas, La Tecla Patagonia accedió a cierta información que daba cuenta de que el PJ ya tenía la lista armada, pero restaba confirmar la baja de la contienda de Parrilli. Si esto ocurría, Ungar también se correrá de la competencia y habría lista única. Y efectivamente eso fue lo que sucedió

Según pudo saber este medio, el primer lugar es para Darío Martínez, mientras que en segundo lugar asoma una dirigente de Cutral Co, María Elena Paladino, quien es concejala y presidenta del PJ en la localidad. El dato, es cercana a Ramón Rioseco. Y el tercer lugar quedó para el presidente del PJ capitalino, Marcelo Zúñiga, que si bien tiene sintonía con Darío, es referente de su propia línea dentro del partido. Todo esto fue ratificado en la nómina definitiva.

Neuquén: bandera blanca en el PJ


Si bien en la previa había entonces tres sectores en pugna, desde la línea del oficialismo partidario sostienen que en realidad hay dos espacios. "El tercero es un espacio de Oscar, no tiene autonomía. Hay una diferencia entre ser un elemento que sirva para la discordia o tener un peso propio. Entiendo el esfuerzo que está haciendo ese sector por volver al ruedo, pero es importante entender que si se les dio entidad es porque el sector de Parrilli decidió dársela", confió una fuente autorizada dentro del PJ.

Pero más allá de esta apreciación, de uno y otro lado de la reyerta doméstica hay un mensaje que se intenta dar. En estos dos sectores hay claramente una tensión entre los dos modelos que juegan en Neuquén, el de Parrilli, que ha sido siempre buscar más afuera que adentro del peronismo; y el  que nuclea Martínez, que busca que el PJ recupere el protagonismo en la construcción del proyecto provincial. 

"Si algo reconocemos todos los actores que estamos acá es la conducción de Cristina y luego la de Alberto por decisión de ella. Por eso llegamos a este proceso de unidad, con una clara ratificación de la conducción actual sin que se tradujera en el territorio una tensión en el territorio", remarcó otra fuente peronista con presencia territorial a este medio.

Desde distintos sectores ligados a Martínez hicieron hincapié en que el diálogo nunca se rompió con Parrilli, todos se reconocen en este espacio. Las diferencias tienen que ver estrictamente con el modelo de conducción en la provincia. "Se quiso instalar en algún momento que existían las mismas tensiones que hay a nivel nacional en el Frente de Todos. Acá eso no existe porque todos nosotros reconocemos a Cristina Fernández de Kirchner", sentenciaron. 
Neuquén: bandera blanca en el PJ

"Pusimos a consideración de las y los afiliados la continuidad de la actual conducción del PJ, lo que se ha logrado con mucho esfuerzo, priorizando la unidad por sobre el conflicto", apuntó a La Tecla Patagonia el titular del PJ capitalino y ahora vicepresidente segundo del justicialismo en la provincia, Marcelo Zúñiga.

Y subrayó: "Pero teniendo presente como dice Cristina que la unidad de la militancia y dirigentes es necesaria pero no alcanza para ganar elecciones, de manera que la nueva etapa  nos encuentra con  más responsabilidades al frente del PJ capital y como vicepresidente 2do del PJ provincial con Darío (Martínez)".

Por último, Zúñiga marcó el camino a seguir: "Redoblar el trabajo desde cada lugar para acompañar a Alberto y Cristina en la resolución de la inflación y el trabajo, mientras construimos una agenda del peronismo que permita construir esa unidad con la comunidad neuquina y ser alternativa de gobierno".

La unidad en el PJ, ¿allanó camino al 2023?
Neuquén: bandera blanca en el PJ

Respecto del armado final de la lista, donde hay una supremacía del armado que lidera el secretario de Energía, "se buscó reconocer a los distintos actores con mayor presencia en el territorio, de los distintos sectores del peronismo. Buscamos ser una opción real de poder de cara al 2023".

"Somos distintos sectores los que integramos el espacio de Darío. Él es la síntesis de un proyecto que se viene gestando desde hace muchos años. Y ahora se ve por primera vez en mucho tiempo la posibilidad de dar la pelea en la provincia y algunos municipios. Con la identidad respetada de cada uno, no somos todos lo mismo pero hay una estrategia común", sostienen desde el PJ.

Y es que sucede que saben que los tiempos apremian y es necesario tener resuelta la candidatura antes de septiembre. "Se hizo todo el esfuerzo necesario para que haya una mejor posibilidad de disputa de poder de cara al 2023. No hay margen dentro del peronismo, Darío es la síntesis. Hace muchos años que no se visualiza algo así. Es cierto que nos vienen poniendo candidatos extrapartidarios, pero no es menos cierto que hasta acá no habíamos logrado tener una figura que tenga síntesis interna y posibilidades reales de disputa para afuera", confiaron fuentes partidarias a este medio.

Claro que no todos opinan de la misma manera. "Esta unidad, si no cambia, están más cerca de perder la única intendencia que tenemos que de ganar la provincia. No está saldada la discusión de cara al 2023. Hoy fue más billetera y apriete entre los más gordos que una decisión de construir algo nuevo. Martínez y Bertoldi no llamaron a nadie. Me asusta el silencio de Darío en un espacio en el que el peronismo sea una opción", disparó Fabián Ungar a La Tecla Patagonia.

Y sentenció: "El peronismo cada vez expulsa más que lo que incorpora. La foto de la unidad de los últimos días es tristísima. De 15 que salían, 10 son funcionarios. Se olvidaron del pueblo. No hay un sabor de alegría por esta lista. No hay una propuesta superadora".



La palabra del tercero en discordia
Neuquén: bandera blanca en el PJ

"Nosotros trazamos unos objetivos de mínima y de máxima, yendo a competir sacaríamos la minoría y eso lo pudimos incorporar en el marco de un acuerdo mínimo, de un 10%. Como en la guerra, hicimos valer nuestra posición. Buscábamos incorporar alguien en el Congreso, alguien en el Consejo provincial; y otros actores en los consejos locales. En Neuquén capital metimos casi un 30%. Y en los otros espacios metimos un 7% o 10%. Después de tanta presión de afuera, era muy difícil ir a una elección contra todos ellos. Conseguimos lo mismo cerrando la unidad", apuntó Ungar a este medio.

Y aclaró: "Los hombres y mujeres que pusimos van a ir a expresar lo que venimos pidiendo, de un nuevo peronismo. Vemos con mucha preocupación que en lugares como Centenario, casi no dejaron que nadie entrara en la lista de unidad. Perdieron las elecciones, salieron terceros y siguen cerrando puertas".

Sobre la concreción del acuerdo, el dirigente de base explicó: "Parrilli fue el nexo para el acuerdo, desde el otro lado no hay diálogo. Son refractarios a algo nuevo. Hay que ampliar y conducir a las disidencias".

Y remarcó: "Yo no figuro en las listas. Estamos hablando de una renovación, de nuevos compañeros que surgen. Sería muy contradictorio que los pocos lugares que podemos tener los ocupe yo. Tenemos una mujer muy joven en el Congreso, Carolina Villar, de 30 años. Un cuadro sumamente importante".