Argentina
Miércoles, 17 agosto 2022
NEUQUEN
1 de abril de 2022

Avances en Vaca Muerta: promesas de obras, licitaciones y negociaciones en EE.UU.

El gobernador de Neuquén, Gutiérrez, viajará a EE.UU. a negociar un yacimiento no convencional de El Trapial. Y en simultáneo, se abren licitaciones de obras de ampliación de gasoductos en Vaca Muerta. 

Avances en Vaca Muerta: promesas de obras, licitaciones y negociaciones en EE.UU. - La Tecla Patagonia

El gobernador de Neuquén, Omar Gutierrez, se reunirá en EE.UU. con representantes de la empresa Chevron, que ya tiene perforados pozos en Vaca Muerta. Señaló que “está avanzado el diálogo” para negociar El Trapial.  Se lo considera el principal yacimiento de crudo de Neuquén y el segundo del país detrás del chubutense Cerro León.

A la par, el gobierno nacional anunció la ampliación del gasoducto Vaca Muerta Norte denominado “Néstor Kirchner” con un tendido de 32 nuevos kilómetros y un diámetro de 30 pulgadas.

Se abrió este jueves 31 de marzo la única oferta que recibió para la provisión de las cañerías que conformarán el gasoducto. Esta etapa tendrá un costo equivalente en dólares a 567 millones, sobre un total de la obra presupuestado en u$s 1566 millones. 

La oferta fue de Tenaris Siat S.A., subsidiaria de la multinacional Techint. El sector especulaba con que un consorcio de empresas chinas liderado por Gezhouba presentara su propia oferta para competir con Techint. Según fuentes del sector, China compró los pliegos pero desistió de participar.

Se trata de una obra de ingeniería esencial para superar el déficit energético del país con miras a profundizarse si continúa la guerra en el este de Europa. El gasoducto es vital para evacuar la producción de gas de Neuquén, que creció gracias al shale de Vaca Muerta.  En la Cuenca Neuquina, hubo un pico reciente de 88 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), que saturó la capacidad de transporte. Esto impide desarrollar todo el potencial y obliga a las petroleras a regular su propia actividad.

Los nuevos caños podrán llevar desde Tratayén (Neuquén) a Salliqueló (Buenos Aires) unos 24 MMm3/d extra a lo largo de 656 kilómetros, junto a otras obras complementarias incluidas en el Plan Transport.Ar.

El Gobierno apunta a tener operativo el nuevo gasoducto antes del invierno de 2023 para reemplazar importaciones por unos 1000 millones de dólares anuales. Por su lado, fuentes del sector privado desconfían de la celeridad del proceso y recién ven viable que el gasoducto pueda servir para 2024 o recién en 2025.

Gutiérrez consideró que la obra permitirá “seguir ampliando las posibilidades de la perforación, producción y el transporte de este elemento tan importante para apalancar la matriz energética en Neuquén, en la Patagonia y en el país” y aseguró que el gas es “sustancial, decisivo y determinante” para avanzar en la transición energética.

Por ese motivo, el gobernador dijo que las obras de infraestructura son políticas de Estado para su gobierno y deben acelerarse. “Son necesarias y por eso las estamos realizando con la debida anticipación para empalmar y acelerar las curvas de inversión comprometidas en las áreas de concesiones hidrocarburíferas, para que cuando llegue el momento de que estén en producción, tenga las pistas, las rutas y caminos para transportar y llegar a la comercialización en el mercado interno e internacional”, aseveró.

“La articulación de inversión público-privado permite la reactivación económica y promueve la creación de puestos de trabajo”, concluyó el gobernador.