Argentina
Domingo, 3 julio 2022
ENTREVISTA MIGUEL CASTRO
12 de abril de 2022

"Hay que reforzar la tarea de prevención"

El nuevo ministro de Seguridad de Chubut hace hincapié en la necesidad de actuar “antes del delito”, para lo cual considera prioritario acercar la Policía a la gente. Habla de su rol y de su impronta. Fuertes críticas a la gestión de Massoni

Por Mariela Branda


El flamante ministro de Seguridad chubutense, Miguel Castro, dialogó con La Tecla Patagonia sobre la impronta que le dará a su gestión. Dice que su trabajo será “político” y que la Policía es “la que debe estar en territorio y al frente de operativos”. Afirma que la intención es reforzar la Policía Comunitaria y la cercanía del efectivo con la gente. Además adelanta que, a pedido de Mariano Arcioni, trabajarán en la creación del Servicio Penitenciario. 

-Llegó al Gobierno bajo una circunstancia penosa para el exministro Das Neves. ¿Cómo lo tomó el ofrecimiento? 
-Este cargo en particular no estaba previsto, pero, junto a otros dirigentes de la Comarca, venimos trabajando y colaborando con la gestión. Veníamos charlando con Mariano (Arcioni) y, ante el incidente que tuvo el otro ministro, apareció este ofrecimiento. 

-Se mantuvo alejado un tiempo de la política, al menos de las primeras planas. ¿Qué 
lo motivó a volver? 

-Sí, estuve alrededor de siete años fuera de la política pública. Me dediqué a mi comunidad y a mi trabajo. Soy encargado de la oficina forestal de la Secretaría de Bosques en Cholila. Acepté el ofrecimiento por mi estricta relación personal con el Gobernador. 

-¿Cómo nace su relación con Arcioni?
-Hace varios años me conectan el intendente de Paso de Indios, Mario Pichiñán, y el exintendente de Lago Puelo, Iván Fernández. Empezamos a tener charlas y reuniones seguidas. 

-¿Hubo algún pedido puntual del Gobernador en esta nueva etapa? 
-Me pidió que pongamos los esfuerzos en las zonas que el mapa del delito indica como más complicadas. Nos pidió que acompañemos a la Policía por la cual él siente 
un gran afecto. Además solicitó que tengamos una buena relación institucional con todos los poderes del Gobierno. 

-¿Considera que su condición de expolicía y su conocimiento en el área pueden ayudar a empezar con el pie derecho la relación con la fuerza?
-La relación con la fuerza arrancó siempre en mis gestiones con el pie derecho, justamente por esto: conozco a la Policía desde adentro. Esto me da algunas ventajas de abordaje de la problemática porque la conozco más de cerca. Además conozco a toda la cúpula, tenemos una relación muy buena que nos permite abordar las cosas sin burocracia. 

-Le consulto esto porque muchos hablan del poder dentro de la fuerza que todavía tendría el exministro Massoni. Incluso lo señala en varias operaciones contra su antecesor, Das Neves. ¿Qué opina?
-A rey muerto, rey puesto. No tienen capacidad de acción ninguno de los ministros que se van porque la fuerza policial, más allá que haya afinidades con los funcionarios, tiene una estructura orgánica que es superior. Puede haber algunas pillerías, pero de esto no pasa. 

-¿Cuáles serán los principales lineamientos de su gestión?
-Fortalecer la prevención. Tenemos que estar antes que pasen los hechos; volver a la Policía de proximidad; profundizar el trabajo en las comisarías de la Mujer y la Policía Comunitaria. Nuestra característica será la agilidad. Creo mucho en la articulación sobre todos los municipios. 

-Se hace hincapié en la Policía Comunitaria, ¿pero cómo se logra acercar al efectivo a la gente después de tanto enfrentamiento? El policía está lejos del vecino…
-No tanto. Si bien hubo algunos incidentes y al momento de poner límites, siempre, el policía termina siendo el malo de la película, en realidad el agente no hace otra cosa que cumplir con la Constitución. La Policía Comunitaria es un modelo tomado desde España que llegó a la Provincia hace muchos años, de la mano del entonces jefe de Policía, Manuel García Vázquez; yo era su secretario privado. Es un modelo de proximidad que aborda la cuestión de la seguridad desde un ámbito social. Es una Policía que articula y coordina con otros actores de la sociedad, como son los servicios de protección de derechos, los servicios municipales, etcétera. Nuestra intención es reforzarla y ponerla en valor. 

-El jefe de Policía, Víctor Acosta, dijo que el ministro debe ocuparse de lo político, mientras que la fuerza debe estar en la calle. ¿Comparte este criterio?
-Totalmente. El ministro debe ser ministro, es decir, es quien, junto al Gobernador, delinea las políticas de seguridad. Además debe apoyar a la institución. También es el encargado de articular con el resto de los actores de la vida pública. Para hacer operativos y para estar en la calle están los policías, que tienen formación para hacerlo. 

-Es decir que no va a tener la impronta Massoni…
-No. Massoni fue un ministro que no cumplió su función, con todo el respeto que me merece. Cumplía una función operativa, en una especie de Jefatura de Policía paralela. No es lo que necesita la Provincia y, tampoco, lo que corresponde 
legalmente. 


CAUSA JUDICIAL 

“La novela del ´Curro Verde´ estuvo incentivada por intereses políticos” 

Hablemos de la causa en su contra por presuntas irregularidades en la venta de tierras fiscales, conocida como “Curro Verde”, en la que, finalmente, fue sobreseído. Fueron muchos años de juicio y aun con el fallo hay gente que sostiene que existió ese “curro”.

¿Qué significó la absolución y qué le dice a esa gente?
-Todo una gran mentira, una persecución judicial injusta. Lo que nosotros hicimos es, nada más y nada menos, lo que marca la ley, y lo hicimos desde la Municipalidad, con sus poderes constituidos. No fue una acción tomada por Miguel Castro, sino que fue una política fijada por el Estado municipal en el marco de la ley. Se generó toda una fantasía, vino un canal nacional de televisión e hizo una novela. Nosotros otorgamos más de 300 títulos de propiedad a la gente de Cholila; después, lo que hicieron no es asunto nuestro. Algunos decidieron vender una fracción para vivir mejor, pero esto no es responsabilidad del Estado municipal. Así se armó la gran novela del “Curro Verde”. Después hablaron de la venta a los extranjeros, todo fuera del ejido municipal. No teníamos capacidad de intervención. Luego de cuatro años y medio de investigación el juez determinó absolverme por la inexistencia del delito, no es que me sobreseyó por falta de pruebas; es más, dispuso las costas del proceso al Estado provincial. Quedó claro que se trató de una maniobra política.
-¿Maniobra de quién?
-Había intereses fuertes porque teníamos una exposición ascendente en materia política; esto, a algunos actores provinciales no les cayó bien y comenzó la persecución.

“Lo ocurrido en Rawson fueron actos terroristas” 

“Me parecen lamentables los hechos ocurridos en Rawson, porque, más allá de la legitimidad o no del reclamo antiminero, no se pueden pasarse los límites de la racionalidad. Se vivió un espiral de violencia, con ataques a las instituciones. Creo que no respondió a una legítima protesta sino que se transformaron en actos terroristas. No puedo asegurar si hubo manos negras, sí creo que aparecieron rasgos de violencia inusitados que, evidentemente, responden a algunos intereses que no son estrictamente de ambientalistas”.

PROBLEMATICAS ACTUALES 

“Comenzamos a trabajar para crear el Servicio Penitenciario provincial” 


-¿Cuáles son los dos principales problemas hoy vinculados a la seguridad en las ciudades más grandes? ¿Es Trelew la ciudad más complicada?
-Los delitos contra la propiedad son la estrella de esta problemática. 
De acuerdo al mapa del delito, Trelew resulta ser la que mayores problemas tiene. Para abordar esto, la Policía desarrolló un programa de acción preventiva importante, que va a ir acompañado con la provisión de equipamiento, donde tenemos una falla grande, sobre todo en la movilidad. 
El otro tema es el de drogas. Policía está trabajando en líneas de investigación muy fuertes en lo que respecta al narcotráfico y narcomenudeo.
-¿Cómo se trabajará, entonces, específicamente en Trelew?
-Con mucha prevención y destinando más recursos a esta ciudad, sin descuidar al resto. Además vamos a trabajar en conjunto con el intendente. Esta lógica la vamos a replicar en todos los municipios. 
-¿Sigue siendo una deuda pendiente la creación de un Servicio Penitenciario?
-Sigue siendo una materia pendiente. En mi gestión anterior teníamos listo un proyecto, pero no se pudo avanzar. Hay una ley a la que habría que hacerle algunas modificaciones. Ya estuvimos reunidos con el ministro de Gobierno, Cristian Ayala, trabajando todo este tema. Luego, los equipos técnicos de ambos ministerios comenzaron a trabajar en la formalización de este servicio. Es decisión del gobernador Arcioni avanzar en este sentido. Luego tendremos que mandar las modificaciones de la ley a la Legislatura para que sea aprobada. Tenemos que buscar una solución definitiva, y para esto tenemos que pensar en la creación del Servicio Penitenciario, que implica la capacitación de gente en forma profesional para luego empezar la migración hacia este servicio.

VIDA FAMILIAR 
“Mi esposa siente recelos por mi regreso a la función pública” 


-¿Cómo se compone su familia y de qué manera tomó el regreso suyo a las primeras planas? 
-Tengo cuatro hijos grandes y mi esposa. Los cuatro están en la Provincia, algunos estudiando y otros trabajando. Obviamente, por lo que hemos sufrido como familia en lo que fue todo el proceso judicial, mi esposa tenía sus recelos. La verdad es que la hemos pasado muy mal en este señalamiento que tuvimos, con mi familia y hasta mis amigos. Con el tiempo comienza a aparecer la verdad y uno empieza a recuperarse del impacto. Lo bueno de esto es que seguimos viviendo todos estos años en el pueblo. La gente del lugar nos conoce y sabe cómo fueron las cosas. Mi esposa sigue con estos recelos, pero, así y todo, me acompaña. Es una gran compañera, llevamos más de 30 años juntos y hemos construido esta familia juntos. Mis hijos, también, todos acompañando fuerte. 
-¿Se mudaron todos a Rawson?
-No. Me mudé yo a Rawson y vuelvo al pueblo los fines de semana. Mis hijos están dos estudiando y dos trabajando. Estamos diseminados por la Provincia (risas). Mi esposa se quedó en Cholila. 
-¿Qué le gusta hacer los domingos para relajar? ¿Disfruta de algún pasatiempo?
-La verdad, me gusta hacer el asado, compartirlo y disfrutarlo con la familia y los amigos.