Argentina
Miércoles, 29 junio 2022
INFORME
22 de mayo de 2022

Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación

Alberto Weretilneck competiría nuevamente por la gobernación en Río Negro en las elecciones que se llevarán a cabo posiblemente en el mes de abril. Quiénes son los que podrían llegar a acompañarlo, cuáles son sus fortalezas y debilidades

Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación - La Tecla Patagonia
Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación - La Tecla Patagonia
Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación - La Tecla Patagonia
Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación - La Tecla Patagonia

Las elecciones están a la vuelta de la esquina. Son tiempos de definiciones importantes y mucho más para el oficialismo que viene craneando desde hace tiempo, el regreso – aunque nunca se fue del todo- de Alberto Weretilneck a las planas mayores. El actual senador será el candidato a la gobernación, de eso no quedan prácticamente dudas y esto define cambios en escenario para muchos dirigentes puertas adentro, principalmente para la gobernadora, Arabela Carreras. 

“Ella quiere repetir pero si se concreta que Alberto va, se corre”, confió a La Tecla Patagonia, una fuente cercana a la mandataria. Alberto va, desde su entorno descuentan que la campaña arrancará sutilmente después de las vacaciones de invierno y se irá intensificando con el correr de los meses. El exgobernador no necesita instalarse, tiene imagen positiva en la provincia – la más alta entre los dirigentes provinciales- y un gran trabajo territorial desplegado. Por tanto, unos meses de campaña intensa entre febrero y marzo, resultaría más que suficiente. Sin embargo, no competirá solo y hay algunos puntos estratégicos en donde Juntos Somos Río Negro, no puede relajar, Cipolletti, es uno de ellos y no es menor ya que es la localidad de donde es oriundo Weretilneck. Otro es General Roca, donde el sueño es desplazar a la familia Soria. La capital provincial, fue ganada recientemente en las elecciones 2019, y si bien Pedro Pesatti ostenta una alta imagen, tampoco puede descuidarse. 

A nivel provincial,  las encuestas dan en todos los casos un triunfo ciertamente tranquilo del oficialismo, pero la realidad es que también evidencian un crecimiento importante de Juntos por el Cambio y esto complicaría las intenciones de JSRN sobre todo a la hora de mantener y ampliar la cantidad de diputados y los municipios. 

Con Alberto decido a ser, se abrió la agenda para definir quién lo acompañaría en la fórmula. La definición recaerá principalmente en el Senador – como todas las definiciones de candidatos desde la creación del partido- pero hay algunas cuestiones que tienen peso a la hora de poner los nombres sobre la mesa: la territorialidad; la imagen; la cuestión de género; las afinidades personales y la funcionalidad/ utilidad política de cada uno en relación al proyecto en general, son algunas. En esta ecuación es importante ver entonces fortalezas y debilidades de los que suenan y/o tienen aspiraciones a ser candidatos a vicegobernadores. 

Arabela Carreras
La Gobernadora tiene según las encuestas la segunda imagen más alta de la provincia, luego de Alberto Weretilneck. Sería sin dudas la fórmula natural, la foto ganadora de 2019 se repetiría con grandes chances de aumentar los números de aquella vez. La gestión de Arabela tuvo altibajos en el tiempo pero en líneas generales es buena. Expresó fielmente los lineamientos fundacionales de JSRN con ideas desarrollistas y gestiones orientadas en ese sentido. El tema del Hidrógeno Verde no es menor y es un tema que ella puso en la agenda provincial. “El hidrógeno verde es cien por ciento Arabela, es un tema que trajo y logró ella”, indican desde su entorno. 

Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación

Sin embargo, la relación de Arabela y Weretilneck no es la misma que en 2019. Hubo fuertes contratiempos entre ellos porque Carreras logró cierta independencia en su gestión y en varias decisiones importantes. Más allá que el teléfono entre los mandatarios siempre estuvo abierto, lo cierto es que desde los entornos de ambos durante todo este tiempo dejaron entrever el malestar mutuo en determinadas ocasiones. Tenerla como vicegobernadora, luego de haber pasado por el sillón principal, podría resultad algo difícil de manejar.  

Pedro Pesatti 
El actual intendente de Viedma, Pedro Pesatti, también tiene un buen nivel de conocimiento en la provincia ya que fue vicegobernador de Weretilneck durante años. 

En la capital provincial lleva adelante una gestión ordenada y con buena imagen. Otra fortaleza es su pertenencia peronista. Pesatti siempre fue la pata peronista dentro Juntos Somos Río Negro, su figura podría seducir – como lo hizo en años anteriores- a nuevos  “compañeros” descontentos con la conducción del partido a nivel provincial. 

Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación

Sin embargo, Pesatti tiene posibilidad de reelección en Viedma y este no es un dato menor. Juntos Somos Río Negro necesita retener la capital provincia y su espada fuerte es el actual Intendente. Si finalmente se decidiera jugar con la fórmula Weretilneck – Pesatti, otro referente del oficialismo con buen nivel de conocimiento – aunque bastante menor – es el legislador Marcelo Szczygol. 

Tiene una relación personal y de amistad con Alberto Weretilneck con quien prácticamente no tuvo interferencias siendo su vicegobernador. 

Gustavo Gennuso 
Es intendente de la localidad de mayor peso electoral – en relación a cantidad de electores- de la provincia. Su imagen está un tanto desgastada porque promedia su segundo mandato, sin embargo sería una fórmula potente en cuánto a números, según una reciente encuesta publicada. No tiene posibilidades de reelección y esto le suma un punto a favor respecto a Pedro Pesatti, por ejemplo. 

Río Negro: la carrera por integrar la fórmula para la gobernación

Mantuvo siempre una excelente relación con Weretilneck, incluso en los momentos más difíciles de la relación con Arabela Carreras.

Mercedes Iberó 
La ex viceministra de Salud, fue candidata a diputada nacional en segundo lugar. No entró, pero empujó considerablemente a su primero, Agustín Domingo, quien hoy ocupa una banca en la Cámara baja nacional. Iberó fue la sorpresa de la campaña pasada, con un perfil muy cercano a la gente y muy buena proyección a futuro. 

Alejandro Palmieri 
El actual vicegobernador es oriundo de General Roca donde las encuestas lo ubican entre los primeros del oficialismo con buena imagen. Sin embargo su perfil bajo gran traccionador de votos. A su favor tiene que ya conoce el trabajo en la Legislatura y no ha tenido mayores inconvenientes a la hora de llevarlo a cabo. 

Otros referentes 
Hay otros referentes del espacio que podrían ser protagonistas en este turno electoral aunque aparecen con menos chances, que los mencionados anteriormente, al menos para este puesto de candidato a la vicegobernación. El intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, es uno de ellos. Viene pidiendo pista hace rato al estar imposibilitado para la reelección en su localidad. 

El diputado nacional, Luis Di Giácomo, es otro de los nombres que aparecen. Es oriundo de General Roca, fue ministro de Weretilneck con quien comparte una amistad cercana. 
También en carpeta está la espada de Weretilneck en la Legislatura, el presidente del bloque oficialista, Facundo López. Es el gran armador político del espacio, jugador de todas las canchas, con enorme injerencia en todo lo que ocurre en la capital provincial. Algo así como la mano derecha indiscutida, el soldado más fiel. Cultiva un bajo perfil a pesar de su rol, y parece no molestarle eso sino al contrario, algo raro en la política donde los “egos” suelen adueñarse de las escenas. 

Si hay algo que ha caracterizado a Alberto Weretilneck en su trayectoria política a la hora de presentar candidatos es el factor sorpresa por lo que no sería descabellado pensar en algún “tapado/a”, así como fue Arabela Carreras en 2019 para reemplazarlo luego que el Corte le impidiera volver a competir.  

La mesa chica de JSRN comenzó con el proceso de definiciones. Aunque la respuesta hacia afuera sea “todavía falta”, lo cierto es que no tanto. El partido provincial cuenta hoy una gran estructura, casi una veintena de municipios; la mayoría indiscutida en la Legislatura provincial; un senador y dos diputados nacionales. El objetivo es seguir consolidando el espacio hasta lograr el sostenimiento en el tiempo, algo similar a lo que su vecino MPN logró en Neuquén. Si bien los números son auspiciosos en esta etapa, nada debe quedar librado al azar en este mega armado, ni la elección del compañero/a de fórmula ni quiénes serán las apuestas en las localidades o en la Legislatura.