Argentina
Miércoles, 29 junio 2022
INFORME
19 de junio de 2022

YCRT en conflicto eterno

La compañía de carbón presenta problemas insostenibles en producción y se encuentra al borde del abismo. Las inversiones son pocas y los costos son muchos. A eso se le suman las disputas sindicales que parecen no tener fin

YCRT en conflicto eterno - La Tecla Patagonia
YCRT en conflicto eterno - La Tecla Patagonia
YCRT en conflicto eterno - La Tecla Patagonia
YCRT en conflicto eterno - La Tecla Patagonia
YCRT en conflicto eterno - La Tecla Patagonia
YCRT en conflicto eterno - La Tecla Patagonia

Es la mina de carbón más grande del país y parece que sus problemas son proporcionales a su tamaño. Desde hace un tiempo en YCRT se sostienen una serie de complicaciones que afectan a su producción y cuyas soluciones no han podido encontrar su cauce. Una intervención interminable, los cruces con los gremios y una situación jurídica ambigua, que complica sus operaciones comerciales, son las principales dificultades que no le permiten al yacimiento volver a una época dorada y desatar todo su potencial.

En YCRT la producción cuesta mucho y las ganancias son pocas. A finales de 2021 se aprobó el Plan de Acción y Presupuesto de ese mismo año, en el que se estimaron ingresos por ventas de 14 millones de pesos y un déficit operativo 6806 millones de pesos. O sea, que las ventas de la empresa fueron 486 veces inferiores a lo que usó en valores de operación, que cuentan como subsidios aportados por el Estado. En el texto se menciona que YCRT cuenta 2066 empleados.

YCRT en conflicto eterno

Asimismo, el documento se plantea que el objetivo de la compañía es llegar a la meta de extracción de carbón bruto de 100 mil toneladas al mes y así alcanzar niveles de una producción anual de 1,2 millones, con el fin de abastecer el suficiente material para hacer funcionar el Modulo I de la Usina de la Central Térmica de 240MW.

Actualmente, por mes se están extrayendo unas 6 mil toneladas de carbón, un poco más del 5% de la meta establecida y para la construcción de la Usina, solamente a inicios de mayo se hicieron pruebas de soplado en la Caldera I, de la que se espera su “pronta” conexión a la red eléctrica nacional para inyectar hasta 120MW.

YCRT en conflicto eterno

¿Cómo se llegó hasta este punto en el que la producción está muy lejos de cumplir las expectativas?  YCRT es una de esas papas calientes usaron los últimos gobiernos a nivel nacional para hablar mal de la gestión anterior. 

Los años de Cristina, cerca de la gesta

YCRT en conflicto eterno

Durante las presidencias de los Kirchner la empresa funcionó con relativa normalidad, que en 2007 licitó la construcción de la Usina. El manejo de YCRT se trató de incluir dentro de esa épica que caracterizó el relato comunicacional de esos años, pero todo terminó con la ruptura de la primera caldera de la Usina 24 horas después de que Cristina Fernández de Kirchner la inaugurase en 2015, un frustrado intento de hacerla Sociedad Estatal que no prosperó en el Congreso -2 veces- y la detención en 2017 del exministro de Planificación, Julio de Vido, al que se le acusó de desviar más de 250 millones de pesos en obras de la compañía.

Sobre el costo de la Usina, la licitación se le dio a una Unión Temporaria de Empresas liderada por la española Iloux Corsan, que estimó el valor de construcción sería de unos 850 mil millones de dólares, pero en el proceso –en el que se le quitó la concesión a Iloux Corsan- esa cifra ya ascendió a unos 1,8 millones de dólares. Es decir, la obra insignia lleva 15 años en edificación, no se ha completado y su precio ya superó el doble.

En el horizonte de YCRT siempre estuvo la idea de recuperar el vigor de la producción, en el que a final de los 70 –cuando se llamaba YCF- sus niveles rozaban por arriba de los 1,4 millones de toneladas de carbón bruto. Pero entre 2010 y 2015 promedio de extracción anual de carbón a duras penas llegaba a las 70 mil toneladas, con su pico en 2012 -200 mil-y el punto más bajo en 2015 -35 mil-.

Macrismo, despidos y el conflicto con los gremios

YCRT en conflicto eterno

A partir de 2016, con la entrada de Macri en la presidencia, YCRT fue uno de esos temas que se mantuvo en agenda por ser parte de la “pesada herencia” y si bien los números para el 2019 indicaban que la mina superaba las 100 mil toneladas de extracción de carbón y que el futuro de la empresa se estaba encaminando, habían surgido otros problemas. En 2016 y 2017 la producción de carbón fue 23 mil y 19 mil toneladas, respectivamente; mientras que en 2018 se registró que se habían sacado 60 mil toneladas del mineral

Durante el macrismo se suspendieron obras, apareció la figura de Omar Zeidán como interventor y emergió el conflicto gremial, que se profundizó con los despidos masivos y los constantes paros que ralentizaban la producción. Y hasta en un punto se considero cerrar la empresa por sus altos costos de operación

Los gremios que se nuclean en YCRT son ATE, Sindicato Regional Luz y Fuerza de la Patagonia, la Asociación Personal Superior, Profesionales y Técnicos de YCF, y La Fraternidad. Desde 2016 todos ellos quieren ser parte de la intervención, pero por la precaria situación jurídica de la empresa, no es posible de llevar a cabo.

Frente de Todos, pandemia y una oportunidad

YCRT en conflicto eterno

Con la llegada de Alberto Fernández a la presidencia del País, y el fin de la intervención de Zeidan, se habían efectuado 79 despidos y 500 retiros voluntarios y se detuvieron al entonces intendente de Río Turbio, Atanasio Pérez Osuna, y a Juan Carlos Lascurain, expresidente de la UIA, por supuestas maniobras ilícitas en obras relacionadas a la empresa. Después, al mismo Zeidán se le acusó de una posible desviación de fondos.

Días antes del inicio de la pandemia, el exministro de Seguridad Aníbal Fernández asumió como interventor y le tiró más leña al fuego con los gremios al ordenar que se revocaran 417 ingresos de la gestión anterior  argumentando: “Ilegitimidad, basada en su falta de causa, la ausencia de convalidación y el conocimiento de vicio".

Con el coronavirus, la producción de nuevo se paralizó y durante la intervención de Aníbal Fernández solamente se pudo avanzar en la construcción de la Usina. ATE se dividió en dos sectores que reclaman un lugar en la intervención, pero una está más próxima a la Gobernadora Alicia Kirchner. 

En febrero del año pasado, el diputado nacional Jorge Verón presentó otro proyecto de Ley para que la carbonífera pueda ser sociedad Estatal, pero como las propuestas presentadas desde 2015, no ha podido prosperar en el Congreso. 

Los últimos meses en YCRT se resumen en un intercambio de misivas constante entre los gremios y la propia empresa que se desmienten en cada frase y se acusan de no invertir y no trabajar. Con el último episodio siendo un paro en Loyola que ya lleva más de un mes.

Actualmente, bajo la intervención del exdiputado Juan Vázquez, tanto los gremios como desde el interior de la empresa coinciden que la mejor oportunidad que tiene YCRT para volver a crecer es la de aprovechar la subida del precio del carbón que ha provocado el conflicto entre Rusia y Ucrania, usar esa ganancia para terminar la Usina -que se llamará “14 Mineros”- y así preservar la continuidad.

Hace un año la tonelada de carbón se cotizaba en alrededor de 125 dólares, hoy ese valor oscila los 400 y si la compañía adecua su sistema ferroportuario, contaría con la ventaja de no tener que pagar tarifas por la carga de mercadería.

Otra propuesta  que se maneja en el ámbito, pero está más alejada y todavía no es oficial, es la de reconvertir la Usina para generar hidrógeno azul, un proceso que requiere menor cantidad de carbón y que podría usarse de puente hacia la transición energética.

Los recursos están y este puede ser el momento para que YCRT se encamine y pueda cumplir las expectativas, pero es necesario llegar a un acuerdo y que se tomen las decisiones adecuadas para que la producción se normalice.