Argentina
Lunes, 15 abril 2024
INFORME
14 de mayo de 2023

Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera

A partir del 10 de diciembre nuevas autoridades asumirán en Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. La Tecla Patagonia se propuso indagar sobre el panorama económico en las cuatro provincias y con qué se van a encontrar las nuevas gestiones

Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera - La Tecla Patagonia
Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera - La Tecla Patagonia
Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera - La Tecla Patagonia
Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera - La Tecla Patagonia
Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera - La Tecla Patagonia
Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera - La Tecla Patagonia

El 10 de diciembre asumirán nuevas autoridades en los gobiernos de las provincias patagónicas. Neuquén y Río Negro ya eligieron a sus respectivos gobernadores el pasado 16 de abril: en la provincia de Vaca Muerta el Ejecutivo cambiará de fuerza política y asumirá Rolando Figueroa del partido Comunidad en reemplazo de Omar Gutiérrez del MPN.

Mientras que en Río Negro el gobierno seguirá en manos del mismo espacio político (Juntos Somos Río Negro) pero el senador nacional, Alberto Weretilneck, sucederá a la actual mandataria, Arabela Carreras.

En Chubut los comicios provinciales serán el 30 de julio y el gobernador Mariano Arcioni no irá por la reelección. Las fórmulas de las principales fuerzan son Juan Pablo Luque y Ricardo Sastre por el frente Arriba Chubut y Ignacio "Nacho" Torres y Gustavo Menna por Juntos por el Cambio. En la provincia existe la posibilidad de un cambio de fuerza política a partir del 10 de diciembre.

En tanto en Santa Cruz se repetirá el esquema del 2019: se elegirá gobernador, vice y legisladores provinciales en simultáneo con las PASO el 13 de agosto y los Municipios votarán junto con las generales de octubre. 

Dentro del Frente de Todos suenan algunos nombres como posibles sucesores de Alicia Kirchner: los intendentes de Río Gallegos, Pablo Grasso; de El Calafate, Javier Belloni; de Caleta Olivia, Fernando Cotillo; y el presidente de YPF, Pablo González. En la provincia también existe la posibilidad de que triunfe la oposición. 

En este contexto, La Tecla Patagonia se propuso indagar sobre el panorama económico en las cuatro provincias y las principales obligaciones financieras que deberán cumplir los nuevos gobiernos que asuman a partir del 10 de diciembre. 

SANTA CRUZ 

Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera

La provincia de Santa Cruz tiene una autonomía fiscal superior al medio provincial debido a ingresos por recaudación propia y regalías, aunque el déficit del sistema previsional impacta sobre los resultados fiscales y la liquidez. 

Cabe destacar que la Provincia no transfirió la caja de jubilaciones y pensiones a la Nación, y su situación deficitaria es financiada por la administración central, lo que impacta directamente en las cuentas públicas de la misma. 

La causa de dicho déficit se debe principalmente a que los municipios incumplen regularmente con los aportes personales y patronales de sus empleados a la Caja Previsional y a la Caja de Servicios Sociales y la provincia cubre estas faltantes con recursos propios.

Si bien el Gobierno provincial se encuentra habilitada legalmente para retener estos recursos de las transferencias provinciales por coparticipación a las municipalidades, todavía no lo ha hecho.

En cuanto al nivel de endeudamiento de la provincia es bajo. Además, la composición de la deuda es casi en su totalidad en moneda local y como principal acreedor tiene al Gobierno Nacional u organismos dependientes del mismo.

Según detallaron en un informe de Finanzas Públicas de FixScr, durante 2021 Santa Cruz prácticamente no contrajo nueva deuda e incluso “logró una refinanciación con el FGS por $ 1.895,4 millones por los préstamos del 2016, 2017 y 2018 que incluyen las amortizaciones del 2020, 2021 y 2022 más los intereses devengados proporcionales a la fecha de refinanciación, contraída en el marco de la devolución del 15% de la Coparticipación Federal de Impuestos”. 

Además, precisaron que “se recibió un Bono de Conversión con vencimiento 2031, con período de gracia de 3 años, amortizaciones semestrales y un interés variable BADLAR”.

“La Provincia cuenta con perfil de vencimientos concentrado en el corto plazo para el período 2022-2023 pero el 97,43% está dado con acreedores considerados ‘amigables’ (Nación, FFDP, Anses FFIR y BNA). A partir del 2024 se reduce la carga, en parte por la refinanciación de la deuda con el FGS y los vencimientos ya se concentran en un 100% con Nación, FGS y FFIR”, indicaron. 

Ignacio Perincioli-Ministro de Economía, Finanzas e Infraestructura de Santa Cruz 

“Hemos mejorado todos los indicadores fiscales”


Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera

En diálogo con La Tecla Patagonia, el ministro de Economía de Santa Cruz, Ignacio Perincioli, indicó que “la gestión finaliza con una economía ordenada, con un nivel de endeudamiento muy bajo, con acuerdos paritarios por arriba de la inflación y pudiendo realizar inversiones en infraestructura y equipamiento que al iniciar la gestión en diciembre de 2015 eran impensadas”. 

“Hemos mejorado todos los indicadores fiscales”, precisó el funcionario provincial y destacó que “el próximo gobierno no tendrá una preocupación en ese sentido”. 

“La Gobernadora ha sido muy responsable en la administración y le idea es que el o la que asuma pueda continuar en esa senda que llevó a la provincia a ser autónoma económicamente”, finalizó. 

NEUQUÉN

Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera

El gobernador electo, Rolando Figueroa, expresó en declaraciones radiales que si bien a su gobierno le tocará administrar vencimientos de la deuda provincial en dólares esto no lo complicaría porque la provincia tiene un flujo de fondos importante.  

El informe de Finanzas Públicas de Neuquén de FixScr indica que en 2022 los ingresos por regalías crecieron un 115% en la provincia, principalmente por el incremento de la actividad petrolera y gasífera de Vaca Muerta.

Además, precisa que Neuquén cuenta con una autonomía fiscal superior a la media provincial ya que “cuenta con un mayor peso relativo de los ingresos propios en el total de los ingresos corrientes, equivalente al 74,8% al cierre del 2022, y se mantiene en línea con la media de los últimos cuatro años (74,0%). Este comportamiento se sustenta principalmente por las regalías de hidrocarburos (34,9%) y en el impuesto sobre los Ingresos Brutos (25,1%)”.

Es así que en los tres primeros meses del 2023 tuvo ingresos y gastos totales por más de 207.000 millones de pesos, es decir, más de un 25% de lo que tiene presupuestado para todo el 2023.

Aunque la provincia de Neuquén tampoco transfirió la caja de jubilaciones y pensiones a la Nación, por ende en caso de existir algún déficit y no recibir los fondos por parte del Gobierno Nacional, tiene que ser financiado por la administración central. 

El peso sobre las cuentas provinciales ha ido en aumento en los últimos años. En los tres primeros meses del año la provincia logró un superávit de 3.955 millones de pesos pero este indicador terminó reducido por el envío de dinero que tuvo que hacer el gobierno al Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN). Con esto incluido, el resultado financiero terminó arrojando un déficit en 860 millones de pesos.

En cuanto al nivel de endeudamiento, según la información disponible en el ministerio de Economía, el stock remanente al cierre del 2022 era de 156,67 millones de dólares. 

En el 2020, el gobierno neuquino concretó la reestructuración de los Bonos TICADE y TIDENEU (emitidos en 2016 y 2017 respectivamente), y el préstamo con el Credit Suisse, que se tomó en 2015 y se amplió en 2019. Por otra parte, en los últimos días de marzo hubo una emisión de Letras del Tesoro por 14.000 millones de pesos.

CHUBUT

Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera

La provincia de Chubut logró oxigenar sus finanzas desde hace poco más de dos años luego un inicio complicado para la gestión de Mariano Arcioni.

En el año 2020 reestructuró su deuda en dólares y tras una ardua gestión obtuvo equilibrio económico, lo que le permitió ordenar el pago de salarios y comenzar a reactivar la obra pública.

Desde entonces, viene cumpliendo con el pago de vencimientos de esta deuda y los compromisos corrientes. El Bocade fue tomado durante la gestión del fallecido gobernador Mario Das Neves por un total de 650 millones de dólares, con la intención de cancelar deudas anteriores al 2016 y para realizar "obras públicas”.

Para acceder a los 650 millones de dólares del Bocade 2026, la Provincia cedió entonces al Deustche Bank regalías petroleras para que actúe como fiduciario, lo que afecta directamente los ingresos. Este será el principal desafío para la gestiónes venideras, poder resolver el pago de lo que resta del Bocade.

Anteriormente, en el año 2019, la gestión de Arcioni terminó el pago del Bodic I por 220 millones de dólares que se tomaron en el 2013 durante el gobierno de Martín Buzzi, y afrontó el pago de otros vencimientos de esa misma gestión denominados Bodic II y Bodic III por 100 millones de dólares en total que terminaron de pagarse en el 2021. Asimismo se canceló el Fideicomiso 2010/2020 por 150 millones de usd de la gestión de Das Neves.
 
De acuerdo a las estimaciones, la deuda actual del BOCADE es de U$S 580 millones Para hacer frente a los vencimientos de este año la Provincia debería destinar alrededor del 32% de las regalías petroleras previstas. La reestructuración alcanzada prevé vencimientos hasta el año 2030.

RÍO NEGRO

Nuevos gobiernos: con qué se encontrarán en materia financiera

Entre las principales obligaciones que deberá afrontar el gobernador electo se encuentran los vencimientos del bono del Plan Castello. Este instrumento financiero que permitió la construcción de varias obras públicas en la provincia fue creado a fines de 2017 por Weretilneck. 

En el 2024 será el pico de vencimientos del  bono Castello con compromisos por unos 92 millones de dólares. Las cuotas pendientes totalizan 385 millones de dólares, incluyendo la segunda del 2023. 

Previo a las elecciones provinciales, la actual gobernadora, Arabela Carreras, se refirió a la transición e indicó en este sentido que se deberá trabajar en las obligaciones del Plan Castello ya que en septiembre hay un vencimiento de 16 millones de dólares. 

“También hay que ir pensando cómo se va a renegociar porque no se puede pagar 300 millones de dólares, la Provincia no estuvo en condiciones de pagarlo antes, tampoco está ahora, menos en este contexto macroeconómico”, detalló la mandataria. 

Río Negro  en 2021 llevó a cabo una reestructuración de la deuda y las obligaciones de la misma vencerán totalmente a mediados de 2028. Por el momento, la provincia de Río Negro canceló obligaciones por 79,6 millones.

 

Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina
+54 (0221) 4273709
Copyright 2024 La Tecla Patagonia
Todos los derechos reservados
By Serga.NET