Argentina
Viernes, 2 junio 2023
ANÁLISIS
24 de mayo de 2023

Mientras se recrudece la pelea por las candidaturas, los argentinos exigen soluciones

A un mes del cierre de listas, las indefiniciones en los dos frentes políticos principales abundan. Al tiempo que la crisis económica se agudiza, los egos y las internas cobran protagonismo. El análisis de dos politólogos.

Mientras se recrudece la pelea por las candidaturas, los argentinos exigen soluciones - La Tecla Patagonia

Las elecciones presidenciales llegan en medio de una escalada inflacionaria sin precedentes en treinta años. Mientras el Gobierno va perdiendo la capacidad de hacerle frente y la desaceleración prometida nunca llega, la calidad de vida de los argentinos decrece, al igual que la esperanza de un cambio de situación.

En este contexto, se alzan tres frentes: Frente de Todos, Juntos por el Cambio y La Libertad Avanza. Son los que mejor imagen e intención de voto tienen a nivel nacional, los que están en posición de competir por el sillón de Bernardino Rivadavia.

Sin embargo, el país vive en una suerte de crisis de representatividad política: en los últimos años, la dirigencia fue perdiendo la capacidad de responder a los problemas cotidianos del electorado. A un mes del cierre de listas y con los comicios a la vuelta de la esquina, los egos pesan más que las propuestas. Y las candidaturas, que son varias, responden más a personalismos que a disonancias ideológicas.

En ese marco, el politólogo Cristian Solmoirago señaló en dialogo con La Tecla que “siempre reina la cuestión de egos, pero no solamente en este momento, sino en todos los procesos electorales. El principal enemigo que tienen los candidatos es su propio ego”.

“Creo también que hay algo ideológico, pero en menor grado inclusive, porque todos están de acuerdo con las problemáticas que hay en el país, por ejemplo. No en el método de solución de los problemas, pero sí en los problemas que hay”, sostuvo.

Asimismo, afirmó que el factor sorpresa siempre estuvo presente en el oficialismo, por lo que la indefinición de su oferta electoral no es novedad. “En 2019 Cristina anunció al candidato el mes previo a las elecciones. Siempre fue así. Y en cuanto a Juntos por el Cambio, las definiciones se van a empezar a acelerar a medida que se acerque la elección”, vaticinó.

“Lo que nosotros no sabemos es qué va a pasar después, la incertidumbre está en el resultado electoral. No sabemos quién va a ganar las elecciones PASO dentro de Juntos por el Cambio, tampoco sabemos cómo va a competir el Frente de Todos, ni quién va a ganar. Nos parece que la ansiedad no es tanto por las candidaturas, sino por el resultado”, indicó el director de Solmoirago Consultora.

En otro orden, sobre la pérdida de capacidad de respuesta de la política a los problemas comunes, criticó que "hay una gran puja de intereses no solamente hacia afuera, sino también hacia adentro cada uno de los espacios. Falta fortalecer a nivel interno, hasta hace poco hubo muy pocas reuniones, eso es lo que está faltando. El ego, vuelvo a repetir, es algo que está presente en todas las continuidades electorales y hoy en la Argentina lo vemos".

Mientras se recrudece la pelea por las candidaturas, los argentinos exigen soluciones

Por su parte, Santiago Giorgetta, el analista al frente de Proyección, argumentó que la indefinición de la oferta electoral del Frente de Todos “en primer lugar se debe a la situación socioeconómica que atraviesa el país y su responsabilidad como gobierno. Si la situación fuera diferente no habría ninguna duda que Alberto Fernández hubiera ido por la reelección. Como eso no sucedió, se produce este quiebre”.

En esa sintonía, resaltó que esta gestión no pudo responder a los problemas de la ciudadanía. “A Juntos por el Cambio le pasó eso, no pudo hacerlo en el momento que gobernó, y eso llevó a que en 2019 perdiera. En cuanto al Frente de Todos, tiene una complejidad muy difícil que es llevar adelante un gobierno con tanta discusión interna. Eso sumado a las complejidades externas, como la pandemia y la sequía histórica. Pero hay una responsabilidad directa en lo que fue el armado del gobierno: no se pensó cómo se iba a gobernar un frente donde hay tres partes”, explicó.

Otro de los factores presentes en esta elección, según se desprende de distintos relevamientos, es el voto bronca. “En las legislativas del 2021 el voto enojo fue claramente el voto en blanco”, expresó, al tiempo que puso el ejemplo de Tierra del Fuego, donde el voto en blanco superó a todas las opciones opositoras.

“Es gente que prefirió no votar a ningún espacio. Hoy hay un sector de ese voto enojo que está compuesto en partes casi similares entre votantes del Frente de Todos (desencantados) y votantes de Juntos por el Cambio. Los de Juntos por el cambio, en mayor medida se van a votar a Milei y los del Frente de Todos en blanco o todavía no sabe a quien votar. Esto viene a que no está claro quiénes van a ser los candidatos”, agregó.

La incertidumbre promete extenderse hasta los primeros días de junio, cuando las distintas alianzas saquen de la galera a sus elegidos. Y las PASO, serán un pantallazo del panorama con el que la política se podrá encontrar en octubre, cuando la disputa por el mando se acelere.

Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina
+54 (0221) 4273709
Copyright 2023 La Tecla Patagonia
Todos los derechos reservados
By Serga.NET