Apps
Viernes, 19 julio 2024
Argentina
22 de noviembre de 2023
REGIONALES

Las provincias petroleras se pintaron de violeta

A pesar del categórico triunfo libertario, en la Patagonia, hay reparos y cautela por parte de los gobernadores electos. La definición de la política energética y el reparto de fondos, serán claves

Las provincias petroleras se pintaron de violeta
Compartir


El candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, se convertirá en diciembre en el próximo presidente de los argentinos. Se quedó con la segunda vuelta y con una diferencia amplia de más de 10 puntos con Sergio Massa, actual ministro de Economía y candidato de Unión
por la Patria. 

La bronca se apoderó del escenario político y venció al miedo, dando como resultado que el mapa de Argentina se tiña de violeta. En tan solo tres provincias, Sergio Massa, logró imponerse: Santiago del Estero, Buenos Aires y Formosa. En el resto, y en todas las de la región patagónica, Milei fue el gran ganador incluso aumentando los números respecto a las generales gracias a la alianza con un sector de Juntos por el Cambio y fundamentalmente, del PRO. 

En la provincia de Neuquén, LLA creció un 39% en el balotaje respecto a las generales del 22 de octubre pasado. Juntos por el Cambio sacó entonces poco más del 20%, mientras que Schiaretti, rozó el 6%%. De este análisis se desprende que no solamente prácticamente todos los votantes de estas dos fuerzas se inclinaron a Milei, sino que, además, un porcentaje de peronistas también colocó en el sobre la boleta violeta. No solamente en Neuquén ocurrió esto, sino que fue una constante en varias provincias. 

En Río Negro, el crecimiento de Milei fue del 37%. En las generales se impuso Sergio Massa con el casi el 38% de los votos. Bullrich obtuvo entonces poco más del 18% y Schiaretti, casi el 7%. Hubo también un gran aporte de votos peronistas. 

En Chubut, el crecimiento libertario fue similar, en el orden del 38% y evidenció al igual que en los anteriores casos, el vuelco de un porcentaje de peronistas hacia la boleta violeta.
Bullrich obtuvo poco más del 20% y Schiaretti 7,7%. En ambos casos fueron captados por Milei. 

Por último, en Santa Cruz, cuna del kirchnerismo, LLA creció en el orden del 40%, logrando quedarse con los votos de Juntos por el Cambio, a pesar de las  fuertes divisiones provinciales que  presenta la alianza, los de Schiaretti y los de un sector también del PJ. 
El traspaso de votos de Juntos por el Cambio fue en gran parte, la clave del éxito de Milei en la elección general y en la región, donde el PRO sobre todo aportó a la fiscalización. 

Luego de las generales y tras el acuerdo sellado entre Macri y Milei, al que después se sumó Patricia Bullrich, varios referentes locales de los amarillos adhirieron a los armados provinciales y pusieron en marcha el mecanismo para garantizar la fiscalización. En Río Negro, el que estuvo a cargo de esa cruzada fue el legislador reelecto y presidente del PRO, Juan Martín que además marcó la cancha ante las críticas y sostuvo: “De 8 legisladores del } PRO electos, 6 estamos alineados con Patricia Bullrich y Mauricio Macri".

En Neuquén, fue el diputado Francisco Sánchez, quien tomó la voz cantante. El todavía diputado no logró la reelección, pero se puso la camiseta violeta ni bien pasada la general. Se diferenció del ala larretista, aliada a nivel provincial, con Comunidad, de Rolando Figueroa. 

En Chubut, el apoyo no fue tan tácito. Más allá de que el PRO aportó fiscales, no hubo una bajada de línea del partido y tampoco de sus principales referentes. Ignacio Torres, gobernador electo, dio libertad de acciones a los dirigentes que fueron expresándose, pero
de manera individual. 

En Santa Cruz, el PRO tiene una estructura chica y aportó para el libertario. También lo hizo un sector de la UCR que se inclinó a favor de Milei y sumó fiscales sobre todo en las localidades grandes como Río Gallegos y Caleta Olivia. En general, en la región de la Patagonia, se replicó lo mismo que sucedió a nivel nacional. Más allá del triunfo violeta, los mandatarios electos de las provincias del sur se mostraron cautelosos y a la espera de algunas definiciones más concretas sobre temas de alto impacto local, como son la política petrolera y el reparto de la coparticpación nacional a las provincias. A partir de allí, analizarán posicionamientos.

CAUTELA 
Los primeros posicionamientos de los gobernadores patagónicos 

Los electos mandatarios de Neuquén, Rolando Figueroa; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Chubut, Ignacio Torres y de Santa Cruz, Claudio Vidal, vienen trabajando en conjunto desde que ganaron sus respectivas gobernaciones. La unidad regional conseguida en varias reuniones, les permitirá posicionarse de manera más fuerte ante los pedidos que quieran
plantear al nuevo gobierno de Javier Milei. 

Las primeras declaraciones de los patagónicos, más allá de los saludos y las felicitacones de
rigor, dejaron algunas cuestiones para analizar. 

En primer lugar, un fuerte mensaje de defensa territorial que ya le hicieron llegar al electo Presidente. Los cuatro mandatarios hicieron hincapié en sus provincias y en la necesidad de trabajar de manera conjunta con el Gobierno nacional. 

Y en segundo, que en la unidad encuentran fortaleza. La región produce recursos
estratégicos y además hace un gran aporte al tesoro nacional. 

Los primeros pasos de los mandatarios serán cautelosos. El electo de Chubut, Ignacio Torres, viajó culminada la elección a Buenos Aires donde mantuvo los primeros encuentros con referentes libertarios.

Pero además, se reunió con la nueva Liga de Gobernadores de Juntos por el
Cambio, que tendrá en rol clave en lo que viene ya que Milei llega al poder sin contar con armado territorial en las provincias y necesitará de este grupo de mandatarios para garantizar la gobernabilidad. 

Los gobernadores de partidos provinciales, Weretilneck y Figueroa, que jugaron
con Massa, aguardan señales sobre temas puntuales. Mientras que Vidal advirtiò: “Desde Santa Cruz vamos a acompañar, pero no vamos a decir a todo que sí, priorizamos el diálogo antes que tomar malas decisiones”. 

La política petrolera, YPF y el futuro de Vaca Muerta 

El presidente electo, Javier Milei, hizo polémicas declaraciones durante la campaña electoral
que encendieron las luces de alarma. Habló de “privatizar Vaca Muerta”, algo técnicamente imposible ya que los recursos naturales son potestad de las provincias, y el Gobierno nacional no podría avanzar en este sentido. Además, en Vaca Muerta, tienen la explotación de las áreas varias empresas de capitales privados y mayormente, YPF, la compañía de
bandera estatal que el libertario confirmó que intentará vender.

Para hacerlo debe enviar primero una ley al Congreso de la Nación donde la paridad de fuerzas podría complicarle el escenario. Y luego conseguir los avales en las provincias que son accionarias.  YPF tiene presencia en todas las cuencas petroleras. En el yacimiento neuquino, la petrolera estatal tiene casi el 60% de la producción. Màs abajo vienen Vista Oil y Shell. 

El Presidente electo, confirmó la decisión: “En la transición que estamos pensando en la cuestión energética, YPF y Enarsa tienen un rol. Mientras se racionalicen esas estructuras, se las pone a crear valor para que se las pueda vender de una manera muy beneficiosa para los
argentinos”.

Respecto a las reglas de juego en el mercado, el libertario se expresó en contra de la intervención estatal y en este sentido adelantó que se avanzará hacia un esquema liberal, sin
controles de capital, sin precios y exportaciones preestablecidas.
 

OTRAS NOTAS

REGIONALES

Dialoguistas patagónicos fijaron posición en una reunión sobre la Reforma Electoral

Desde Neuquén y con aval del gobernador, Rolando Figueroa, el diputado nacional Osvalo Llancafilo aseguró que sería "una buena señal la eliminación de las PASO" y se mostró a favor de la implementación de la Boleta Unica

Copyright 2024
La Tecla Patagonia
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET