Apps
Viernes, 19 julio 2024
Argentina
21 de enero de 2024
INFORME

Monedas provinciales: la situación en el Sur

Con la aprobación que se dio en la Legislatura de La Rioja para que dicha jurisdicción pueda emitir una cuasimoneda, a partir de un proyecto impulsado por el gobernador Ricardo Quintela que tiene como principal objetivo pagar salarios, se abrió una serie de interrogantes respecto de si otras provincias pueden seguir el mismo camino. Cómo está el panorama en la Patagonia y cuál es la lectura de los especialistas

Monedas provinciales: la situación en el Sur
Compartir

Es evidente que, desde que Javier Milei asumió como presidente de la Nación el pasado 10 de diciembre, hubo un cambio de paradigma en la Argentina. Principalmente, en materia económica, de modo tal que tomó el cargo un actor que,  acorde al modelo liberal que defiende, propone una serie de modificaciones muy profundas respecto de gestiones pasadas.

Probablemente, el máximo nivel de dichos cambios que propone el Presidente -al menos hasta ahora- está plasmado en el Decreto de Necesidad de Urgencia (DNU) que firmó hace algunas semanas, y por el cual la propuesta es derogar decenas de leyes y la liberación total de la economía, la cual favorecería la exportación de recursos de industrias estratégicas, por ejemplo, de la Patagonia, tales como la petrolera, la minera y la pesquera.

En las últimas semanas, hubo una polémica que giró en torno a La Rioja, ya que el gobernador de dicha provincia, Ricardo Quintela, planteó la idea de que su jurisdicción tenga una moneda propia debido a la delicada coyuntura financiera que atraviesa el país.



Durante el transcurso de la semana pasada, Quintela tomó la decisión de enviar a la Legislatura provincial el proyecto de la cuasimoneda propia, que finalmente fue autorizado por el cuerpo en la mañana del miércoles. La misma será utilizada para saldar deuda y también pagar salarios de empleados estatales, tal como afirmó el propio mandatario riojano.

Antes de la aprobación de la cuasimoneda, Javier Milei celebró a través de sus redes sociales la iniciativa impulsada por el gobernador de La Rioja para “la libre competencia de monedas”, aunque también advirtió que “de ninguna manera serán rescatadas por el Gobierno nacional”.

En los 42 días que lleva el Gobierno del referente libertario, La Rioja se convirtió en la provincia pionera en aprobar la emisión de una cuasimoneda denominada Bono de Cancelación de Deuda (BOCADE). Sin embargo, podría no ser la única.

Rolando Figueroa y Alberto Weretilneck, gobernadores de Neuquén y Río Negro respectivamente y más afines ideológicamente al peronismo, apoyaron de forma manifiesta durante el 2023 la campaña de Sergio Massa, oponiéndose a varias ideas que tiene en mente Milei como por ejemplo, la venta o privatización de Vaca Muerta, que representa una buena parte del desarrollo productivo de la Argentina.



Por ese motivo, y teniendo en cuenta además que no representa total facilidad afrontar los salarios de los empleados estatales y el tira y afloje con los sindicatos provinciales es constante, no es descabellado pensar que provincias de la Patagonia de nuestro país analicen -a través de sus respectivas legislaturas- la posibilidad de una cuasimoneda a partir de la cual se pueda hacer frente a dichos gastos.

Sin embargo, también existen posturas contrarias a la de Quintela en la región patagónica. Por ejemplo, la del gobernador de Chubut, Ignacio Torres (Juntos por el Cambio), quien afirmó en declaraciones con La Red: “Acá ni siquiera se nos cruzó por la cabeza el hecho de emitir una cuasimoneda porque esta provincia es de la que más se endeudó en los últimos años. Hicimos una ingeniería financiera para poder cubrir el corriente y hacer obras que son estratégicas sin necesidad de hacer una emisión de esas características”.

ANTECEDENTES DE MONEDA PROPIA EN LA PATAGONIA

Cabe destacar que cada una de las provincias que conforman la Patagonia de nuestro país tuvo su experiencia con respecto a la utilización de las cuasimonedas. Durante la crisis del 2001, y como respuesta a la delicada coyuntura económica que vivió el país durante aquella época, diversas jurisdicciones tomaron la decisión de emitir dicho bono.

En Río Negro, luego del estallido social y económico provocado por la crisis del 2001, se emitieron los denominados CEDERN (Certificados de Deuda de la Provincia de Río Negro), que fueron aprobados en el año 1995 -período de convertibilidad-. Sin embargo, lo que sucedía con frecuencia era que los negocios captaban los bonos a un valor menor al de la moneda tradicional en ese momento, por lo cual había una pérdida en el poder adquisitivo del salario del trabajador, de modo tal que el Gobierno pagaba parte de los sueldos a través de dicha modalidad en esa época.



 Debido a la profundización de las crisis del 2001 que comenzó a materializarse en el segundo semestre de ese año, y por la cual las provincias vieron recortados sus accesos al financiamiento, las jurisdicciones de Río Negro y Chubut emitieron la moneda denominada como Petrobono.

EL ANÁLISIS DE LOS ECONOMISTAS

Para conocer con mayor profundidad acerca de las cuasimonedas, La Tecla Patagonia consultó con el economista especializado en administración financiera del sector público, Rafael Flores, quien explicó al respecto: “Son un bono que emite el Estado. Como cualquier otro, es una forma de endeudarse. La diferencia es que, en este caso, el Estado obliga a aceptarlos a algunas personas, básicamente contratistas del Gobierno y/o empleados públicos, quienes reciben parte de su pago de esta manera”.



Consultado acerca de las consecuencias que puede haber, el economista consideró: “Lo que ocurre es que, más allá del valor nominal al que se emita la cuasimoneda, el valor real por el que se toman es menor. Es decir, el Gobierno emite un bono y lo pone como que vale $1000, pero en la calle se toma como inferior a ese precio. En resumen, aquellos que reciban las cuasimonedas van a tener, en términos reales, una disminución de sus ingresos. Desde ese punto de vista, no es una buena noticia”.

En relación a la posibilidad de que provincias de la Patagonia continúen el mismo camino que tomó la provincia de La Rioja, Flores comentó en diálogo con LTP: “Si uno considera la situación general de la economía de algunas jurisdicciones y que ve el Gobierno no dispone de dinero para pagar sus gastos, quizá sea preferible cobrar una parte en cuasimoneda a no cobrar directamente. Dentro de las malas opciones, es esquema. Lo que tiende a pasar históricamente es que dicho bono pasa a cotizar por debajo de lo que vale el peso. ¿De cuánto es esa pérdida? Depende de la confianza que haya en la situación general del Gobierno que emite dicha moneda”.

La Tecla Patagonia tuvo además el testimonio del economista de la consultora Equilibra, Gonzalo Carrera, quien analizó en relación a la posibilidad de que estados patagónicos continúen el mismo sendero de La Rioja: “Existe una necesidad de algunos gobiernos que están apretados financieramente, esto es claro. Fundamentalmente debido a que Nación está trasladando parte del ajuste del sector público a las provincias recortando transferencias básicamente por ahora. Sin embargo, considero que es apresurado que se abra la discusión sobre las cuasimonedas teniendo en cuenta que la gestión a nivel nacional lleva un mes”.

Por otro lado, el economista planteó alternativas antes de la emisión de una cuasimoneda: “Si existe falta de liquidez para realizar pagos en algunas provincias habría que intentar achicar el déficit fiscal por otro lado. O sea, incrementando impuestos para pagar salarios o buscar otros mecanismos”.



Consultado acerca de las consecuencias que pueden existir en caso de que haya una emisión de cuasimoneda en la región patagónica, Carrera le señaló a LTP: “Cuando circulan dos monedas en un estado provincial, uno tiende a desprenderse más rápido de la que tiene menor aceptación social, como podría ser el caso del BOCADE. Es decir, se aferra más al peso. Implícitamente, la sociedad repudia la moneda porque puede no confiar en que se vaya a rescatar. Creo que lo sucedido en La Rioja puede sentar un mal precedente”.

La Tecla Patagonia también habló con el consultor financiero, Daniel Ehnes, quien le manifestó a este medio: “La cuasimoneda nos trae algunos recuerdos del 2001 donde cada provincia, por la imposibilidad de emitir pesos debido a la Ley de Convertibilidad, salió a asumir compromisos con los empleados públicos con diferentes tipos de monedas, lo cual fue algo bastante perjudicial para proveedores estatales y contratistas de obras y servicios”.



A propósito de lo que puede significar la emisión de cuasimonedas en otras provincias, el consultor analizó: “Se trataría de una muy mala noticia que otros estados provinciales sigan el mismo camino que La Rioja, y alentar la competencia interjurisdiccional dentro de un Estado federal tampoco es una gran noticia, más allá de la ideología que pretende trasladar el Ejecutivo. Los mismos libertarios te pueden decir que esto afectará, si se replica en otros distritos del país, la demanda de pesos con lo cual, si eso sucede y continúa la oferta por la emisión monetaria que está teniendo este Gobierno, habrá una devaluación más importante de la moneda”.

En esa línea, Ehnes continuó: “Las provincias tienen fuertes limitantes en el financiamiento. No tienen las herramientas que tiene Nación, como por ejemplo fondos del FMI, de organismos multilaterales de crédito y swap con China. En cambio, a lo sumo las jurisdicciones del país pueden tener alguna transferencia discrecional del Ejecutivo nacional o asumir deuda corriente con proveedores. En este contexto, tienen casi nula posibilidad de financiarse”.

Finalmente, y en relación a las provincias patagónicas específicamente, el consultor financiero expresó en diálogo con LTP: “Para las jurisdicciones de la región, en el caso de que suceda la emisión de cuasimonedas, tampoco sería una buena noticia, más allá de que podrían tener una estrategia de bloque y hacer otro tipo de financiamiento de un bono de cancelación de deuda que tenga circulación dentro de la zona”.

UNA MIRADA LEGAL

Con el objetivo de tener una mirada desde el punto de vista legal acerca de la viabilidad de que provincias patagónicas puedan acceder a un tipo de cuasimoneda, La Tecla Patagonia también se contactó con el abogado constitucionalista Edgardo Hughes.

“Bajo determinadas formas, las provincias de la región podrían hacerlo, pero la única moneda de curso legal es la que emite el Gobierno central. La experiencia indica que las cuasimonedas sufren fuertes caídas y tampoco es fácil la vinculación con el peso argentino, que además sufre permanentes devaluaciones. En definitiva, curso legal es el de la moneda oficial conforme a la Constitución Nacional”, explicó en diálogo con este medio el abogado.

OTRAS NOTAS

REGIONALES

Dialoguistas patagónicos fijaron posición en una reunión sobre la Reforma Electoral

Desde Neuquén y con aval del gobernador, Rolando Figueroa, el diputado nacional Osvalo Llancafilo aseguró que sería "una buena señal la eliminación de las PASO" y se mostró a favor de la implementación de la Boleta Unica

Copyright 2024
La Tecla Patagonia
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET