Apps
Martes, 16 julio 2024
Argentina
16 de junio de 2024
INFORME

Áreas petroleras maduras de YPF: quiénes son los interesados

Culminada la fase de presentación de ofertas, la hidrocarburífera de bandera ahora deberá evaluar las propuestas de las empresas que buscan quedarse con los yacimientos en venta. Cuándo termina el proceso

Áreas petroleras maduras de YPF: quiénes son los interesadosÁreas petroleras maduras de YPF: quiénes son los interesadosÁreas petroleras maduras de YPF: quiénes son los interesadosÁreas petroleras maduras de YPF: quiénes son los interesadosÁreas petroleras maduras de YPF: quiénes son los interesadosÁreas petroleras maduras de YPF: quiénes son los interesados
Compartir

El pasado 7 de junio YPF cerró la etapa de recepción de ofertas para la venta de sus áreas maduras de producción convencional. Este proceso, parte del denominado Proyecto Andes, generó un notable interés en el mercado, atrayendo más de 60 ofertas de más de 30 empresas tanto nacionales como internacionales, según comunicó la petrolera. Aunque YPF aún no ha publicado información oficial detallada sobre las empresas oferentes, diversos nombres han surgido en el contexto de esta operación.

El Proyecto Andes involucra la venta de 30 áreas convencionales agrupadas en 11 clústeres ubicados en las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y Tierra del Fuego. Estos bloques representan una parte significativa de la producción convencional de YPF, con aproximadamente 34,000 barriles de petróleo por día y casi 4 millones de metros cúbicos de gas diarios. La intención de YPF es optimizar su portafolio del Upstream, concentrando su inversión en áreas que generen mayor valor y sean más acordes a su escala operativa.

La venta de estos activos permitirá a YPF concentrarse en la producción no convencional, especialmente en Vaca Muerta, donde ya tienen más de 1,000 pozos productivos y una producción promedio de 362 mil barriles de petróleo por día según datos de abril. La empresa espera que las inversiones en Vaca Muerta compensen la producción que dejarán de tener con la venta de los bloques maduros.

Las compañías que suenan y el proceso de venta

En cuanto a las empresas interesadas en estos activos, se ha confirmado que Aconcagua Energía ha presentado ofertas, lo cual fue comunicado por la compañía a la Comisión Nacional de Valores. Esta empresa tiene una fuerte presencia en los sectores convencionales de Mendoza, Neuquén y Río Negro. 



Además, se ha mencionado a otras firmas que podrían estar involucradas, como Capsa, Pilgrim Energy, y la recién conformada NCY ("Nacimos con YPF"), que reúne a un grupo de pymes regionales (Patromark, Copesa, Vientos del Sur y SGA) y tiene el respaldo del sindicalista y diputado nacional Jorge “Loma” Ávila, han sido mencionadas en el sector como posibles oferentes. 

Asimismo, nombres como Pecom, que forma parte del grupo de empresas pertenecientes a Pilar, Rosario y Luis Perez Companc; y Petróleos Sudamericanos, que cuenta con 7 áreas en la cuenca neuquina, también han surgido en varios medios especializados en la materia.

De acuerdo a YPF, el proceso de venta, gestionado junto con el Banco Santander, estuvo diseñado para garantizar la transparencia e independencia en la toma de decisiones. En los próximos días, YPF evaluará las propuestas recibidas para crear una lista corta de empresas por clúster. Esta lista se utilizará para iniciar las negociaciones finales, con el objetivo de firmar los acuerdos de transferencia de activos durante el segundo semestre del año. La empresa busca completar este proceso para septiembre, como indicó su presidente Horacio Marín.

En términos de distribución geográfica, los clústeres del Proyecto Andes se dividen en Mendoza Norte, Mendoza Sur y Llancanelo en Mendoza; Neuquén Norte y Neuquén Sur en Neuquén; Señal Picada – Punta Barda y Estación Fernández Oro en Río Negro; El Trébol, Campamento Central y Cañadón Perdido y Chubut no operado en Chubut; y un clúster en Tierra del Fuego. Cada uno de estos clústeres ha recibido ofertas, reflejando el amplio interés en estos activos.



La producción en estos bloques varía significativamente. Por ejemplo, el clúster Neuquén Norte, que se encuentra cerca de la zona de desarrollo de Vaca Muerta, tiene un gasto operativo (OPEX) de aproximadamente 42 millones de dólares al año y un gasto de capital (CAPEX) de unos 20 millones de dólares. En 2023, este clúster generó ingresos por producción de alrededor de 84 millones de dólares, con un beneficio económico de más de 22.5 millones de dólares

Sin embargo, se espera que para 2025 se tenga un saldo negativo debido al declive de la producción. Por otro lado, el clúster Neuquén Sur tiene un OPEX de 39 millones de dólares al año y un CAPEX de 13 millones de dólares, con pérdidas proyectadas que aumentarán en los próximos años.

La salida de YPF de estos bloques maduros se alinea con la venta de activos de Enap Sipetrol, la filial de la petrolera estatal chilena. Ambas empresas son socias en varios bloques en Chubut y Tierra del Fuego. Esto significa que las compañías que adquieran estos clústeres deberán negociar nuevos acuerdos con los compradores que Enap Sipetrol determine.



El proceso iniciado por YPF a principios de este año incluyó un diálogo con referentes provinciales, sindicales y socios antes de salir al mercado con la ayuda del Banco Santander. La campaña de premarketing y presentaciones a empresas interesadas se llevaron a cabo tanto en Buenos Aires como en Houston, Estados Unidos. Hasta mediados de mayo, las empresas pudieron realizar consultas en el Data Room, donde se disponía de información detallada sobre cada clúster.

De las concesiones, Santa Cruz y el pasivo ambiental

Una parte importante del proceso es la negociación con las provincias, especialmente en áreas con concesiones próximas a vencer. Las empresas interesadas en estos bloques deberán obtener la extensión de la concesión antes de que YPF pueda cerrar los acuerdos. En Río Negro, las áreas de Señal Picada – Punta Barda y Estación Fernández Oro están próximas a vencer, mientras que en Neuquén, los bloques con concesiones cercanas a su caducidad incluyen Al Norte de la Dorsal, Volcán Auca Mahuida, Señal Cerro Bayo y Octógono.

No obstante, a pesar de que se cerró la ventana de ofertas, Santa Cruz presenta una situación en particular. Es que el gobernador Claudio Vidal insiste en que la provincia debe tener el control exclusivo sobre el proceso licitatorio, en contraste con la posición de YPF que desea gestionar las licitaciones a través del Banco Santander. Este desacuerdo viene generando tensiones y ha complicado la definición de los términos finales del retiro de la petrolera, cuyas negociaciones se remontan a enero.



En cuanto a la evaluación de las ofertas, YPF creó un comité especial para este propósito. El objetivo es avanzar con las negociaciones, firmar los acuerdos definitivos, obtener las aprobaciones provinciales y transferir los activos antes de fin de año. Aunque YPF no busca asociaciones, sino la cesión completa de su participación en estos bloques, la empresa se asegurará de que los nuevos concesionarios también se hagan cargo del pasivo ambiental asociado a estas áreas.

En ese sentido, Maximiliano Westen, vicepresidente de Estrategia de YPF, destacó que cualquier comprador de estas áreas deberá hacerse cargo del pasivo ambiental asociado. Durante una presentación organizada por MEGSA, Westen explicó el concepto de "clean exit" o salida limpia, donde el comprador asume no solo el costo del pasivo ambiental y la remediación necesaria, sino que estos elementos también se reflejarán en el precio de compra negociado por el área. YPF ha enfatizado que la transición debe ser transparente y completa, asegurando que todas las responsabilidades legales y ambientales se transfieran al nuevo operador.

En cuanto a la continuidad laboral, Westen aseguró que YPF transferirá todos los contratos de servicios asociados con estas áreas. Sin embargo, aclaró que la decisión final sobre los servicios contratados y su adecuación será responsabilidad del nuevo operador, quien deberá negociar directamente con los contratistas para asegurar la continuidad operativa de manera eficiente y ajustada a sus necesidades específicas.

Según YPF, los yacimientos maduros que están vendiendo ya han pasado su pico óptimo de producción y, aunque todavía son productivos, no resultan tan eficientes ni rentables para una empresa de su escala..

La compañía espera que las próximas etapas del proceso, que incluyen la evaluación de ofertas y las negociaciones con las provincias, se desarrollen sin contratiempos. Para el 1 de septiembre, YPF planea no estar en ninguna de las áreas incluidas en el Proyecto Andes, permitiendo a nuevas empresas operar estos campos con un enfoque más rentable y eficiente.

Este proceso de venta no solo representa una reorganización estratégica para YPF, sino que también abre oportunidades para que otras compañías independientes entren en el mercado y operen estos campos. 

Mientras YPF se prepara para centrarse en sus operaciones más rentables en Vaca Muerta, el Proyecto Andes avanza hacia la próxima fase de negociaciones y transferencias de activos, lo que marcaría un cambio significativo en el panorama energético del país.
 

OTRAS NOTAS

CHUBUT

Comodoro Rivadavia paga millonarias sumas en alquileres para dependencias oficiales

El Municipio alquila varios inmuebles para el funcionamiento de anexos de oficinas de la secretaría de Salud, de Desarrollo y de Cultura, entre otras. La erogación mensual es millonaria e implica un gasto anual muy importante

Copyright 2024
La Tecla Patagonia
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET