CHUBUT
17/02
Juan Bautista Silva: “Las iglesias queremos ser gobierno”
En diálogo con La Tecla Patagonia, el presidente del Partido Cristiano Chubutense contó el origen de la nueva fuerza política. Aspiraciones en el corto y mediano plazo.
*Por Sebastián Simonetti

En un año muy especial para el país, con elecciones en el horizonte y todavía en plena batalla contra la pandemia del coronavirus, en la Patagonia surgió una nueva fuerza política. La particularidad en este caso, es que está conformado por pastores de distintas congregaciones. En la región no hay precedentes de un hecho similar y a nivel nacional tampoco abundan iniciativas de este tipo. Por este motivo, La Tecla Patagonia dialogó con el presidente del flamante Partido Cristiano Chubutense, Juan Bautista Silva, para conocer un poco más sobre su propuesta, visión y expectativas a futuro. Ideales, cuarentena, objetivos políticos y sensaciones personales son algunos de los tópicos de la conversación.

-¿Cómo surge el Partido Cristiano Chubutense?
-La idea de armar el partido surge hace dos años. Nos reunimos con pastores de distintas congregaciones con la idea de formar algo diferente. Porque durante muchos años se ha usado a las iglesias electoralmente. Se prometen muchas cosas para lograr el apoyo de las iglesias, pero cuando ganan después ya no las atienden.
A fines de noviembre del año pasado esta idea cobró fuerza y se decidió fundar el partido Cristiano Chubutense. Por las fallas y promesas incumplidas de los actuales concejales, intendentes y el gobernador. La pandemia ha perjudicado muchísimo a las iglesias.
-¿Es el primero de la región? ¿Se puede replicar en otras provincias?
-De las iglesias es el primero, sí. Un tiempo existió uno llamado democracia cristiano, pero no estaba conformado exclusivamente por pastores. Me han estado llamando de distintas provincias, me están llamando de Río Negro y Neuquén. Una vez que tengamos el partido formado le vamos a mandar todo para que armen el Partido Cristiano Rionegrino, el Partido Cristiano Neuquino y el Partido Cristiano Río Gallegos.
-¿Cómo está conformado el partido? ¿Hay algún filtro?
-Filtro no hay ninguno. No hemos podido llegar a todas las localidades todavía, pero es un partido abierto a los pastores de todas las congregaciones. Incluso a hermano que los pastores autoricen a trabajar en la política. Hay pastores a los que la política no les interesa, pero nos dan la autorización para que aquellos que concurren a la iglesia y sí les interesa, puedan hacerlo.
Tenemos cerrado el armado en Comodoro, Esquel, Rawson, Puerto Madryn y vamos a empezar a moverlo en el interior. Todavía no damos nombres porque en algunos lugares le causaría problemas con el gobierno local.
-¿Tienen que ser sí o sí pastores o miembros de la iglesia?
-Esto es un partido político. Lo que buscamos es inclusive de la comunidad, gente que salga en una foto y no venga nadie a decir que es un sinvergüenza. La política siempre fue buena, pero las personas la hicieron mala, en muchos casos para enriquecerse. La ensuciaron. Nosotros queremos otro tipo de política y por eso estamos trabajando de otra manera. Y estamos creciendo mucho.
-¿Cuál es la respuesta de la gente?
-Muy positiva. Si bien tuvimos algunos rechazos en las redes sociales, son perfiles que no hay que tener muy en cuenta. Uno respeta, como nos han enseñado, pero los derechos propios terminan cuando empiezan los de los demás y viceversa. Hay mucha intolerancia, miedo desde algún sector a que sea un partido cristiano. Hay prejuicio de que estamos en contra de muchas cosas y eso no es así. Hay muchas cosas del gobierno que se han hecho muy bien y otras bien, pero también han tomado decisiones malas y muy malas que han perjudicado a la sociedad. Y nosotros queremos mejorar eso, porque todo se puede mejorar. Criticar lo hacen todos, pero nosotros queremos presentar proyectos de trabajo para que la gente evalúe en su momento si le interesan.


ASPIRACIONES ELECTORALES 
“En 2023 la idea es tener candidatos en casi toda la provincia”


-¿Se van a presentar a las elecciones de octubre?
-Estamos en ese proceso. Nos presentamos en la Justicia Federal, pero si nos piden más documentación, tenemos que ir a la Junta Electoral Provincial. Por ahora, estaríamos cumpliendo con todo lo que nos pidieron. La intención es presentar diputados y senadores nacionales.
-Y el plan es llegar armados a 2023…
-Sí, para 2023 vamos a llegar muy bien armados. Calladamente seguimos trabajando. Me vinieron a ver personas de cooperativas, becarios, pero por el momento les dije que no. Porque si se enteran que están con nosotros, se quedan sin trabajo. Y la prioridad es que nadie pierda el trabajo ni que sean perjudicados.
-¿Ya piensan en alianzas? ¿Con qué sector no y con cuál sí?
-Hoy por hoy decir sí o no a alguno sería cerrarle la puerta. En junio o julio nos vamos a juntar para pensar en las elecciones de octubre. Para 2023 lo vamos a pensar con tiempo, ver con quién podemos hacer alianzas y con quién no. Pero nuestro primer objetivo es tener un sello político. Llegado el momento vamos a acompañar a apoyar a un candidato a gobernador, como lo haremos con esos candidatos a intendente donde no presentaremos listas. En 2023 no vamos a llevar candidato a gobernador y en algunas localidades no vamos a presentar candidato a intendente por la buena relación con las iglesias de esos intendentes.

POSICIONES POLITICAS 
“Hemos perdido muchos beneficios como provincia”


-¿Qué mirada tienen sobre la minería? ¿Qué temas los preocupan?
-A nivel nacional estamos discutiendo la gran pérdida que tuvo la provincia de recursos durante los últimos años. Hemos perdido muchos beneficios que teníamos como provincia y no sabemos por qué. Ningún diputado o senador se ha preocupado por esto. Si tuviésemos la posibilidad de llegar al Congreso, por estas cosas pelearíamos.
Sobre la minería, lo hemos estado analizando y no tenemos una postura fija. Estamos estudiando el tema de las aguas subterráneas. Nos están asesorando especialistas en recursos hídricos.
Pero el tema es que si le decimos no a la minería, qué recurso le damos a la gente de la meseta para que no se le sigan yendo los jóvenes. No es solo decir no, hay que llevarles una respuesta. Qué alternativas les damos para que tengan otro tipo de bienestar. ¿Acaso ellos no se merecen tener rutas asfaltadas? ¿No pueden tener red de luz y gas como tenemos nosotros? Y si decimos que sí, queremos saber cómo va a controlar el gobierno que no usen químicos que contaminen el río y afecten la salud de todos nosotros. ¿Qué garantía nos da el gobierno de que va  a haber un control real sobre la minería? Al no haber respuestas claras, seguimos en estudio para tener propuestas.



IGLESIA Y PANDEMIA 
“Lamentablemente hemos sufrido mucho el covid”


-Las iglesias se vieron muy afectadas por la pandemia…
-Lamentablemente hemos sufrido mucho el covid. Incluso mi familia y yo nos contagiamos, gracias a Dios no fue grave. También han fallecido pastores de avanzada edad por la enfermedad. Pero lo que más nos ha perjudicado es que nunca hubo un acuerdo para el funcionamiento de las iglesias. En un momento abrían los bares y restaurantes, se podía salir a caminar, pero en las iglesias se habilitaba solo el 10%. Estamos hablando de iglesias con más de 1000 miembros.
En Comodoro la Policía quiso entrar a una iglesia por la fuerza, cosa que no pueden hacer. En Trelew hicieron lo mismo en dos iglesias y las clausuraron. Violaron nuestros derechos. Nos hemos visto muy perjudicados por decisiones del gobierno provincial y de algunas localidades. Han cerrado las iglesias y no nos permiten trabajar.
-¿La gente les pide ir a la iglesia?
-La gente está muy disconforme y quieren venir a la iglesia. Estamos obedeciendo los protocolos en toda la provincia. Se sigue dando la copa de leche en las iglesias, ayuda a los comedores y familias. El 80% de las iglesias lo hace sin ayuda del Estado. No pedimos que se trabaje al 100%, pero al menos al 50%. Hoy hay iglesias para 1200 personas trabajando solo con 200. Una vez que llegan al cupo hay que cerrar las puertas con llave.


MILITANCIA 
“Era peronista, pero perjudicaron mucho a las iglesias en el último tiempo”


-¿Quiénes son tus referentes políticos?
-A lo largo de la historia, me quedo con Raúl Alfonsín a nivel nacional y eso que yo no soy del palo. Incluso era militante peronista. Pero destaco su honestidad por sobre todas las cosas. En la provincia, histórico, el exgobernador, también radical, Atilio Viglione. Llegó al poder al mismo tiempo que Alfonsín. Ellos fueron mis referentes, por su trabajo recto. En la actualidad, no hay ningún dirigente político que sea mi referencia, ni en la provincia ni en el ámbito nacional.
-¿Qué te llevó a alejarte del peronismo?
- Cuando uno tiene un pensamiento no lo cambia de un día para el otro, es alfo que se da a lo largo del tiempo. Fui militante desde los 12 años y hoy tengo 48 años. Estuve en negociaciones muy importantes del partido, vi cosas muy buenas y otras muy malas. Pero en el último tiempo se han venido tomando muy malas decisiones, sobre todo con las iglesias. Eso hizo que cambiara mi postura y decidiera armar un partido político nuevo. Por eso también hoy elijo a dos dirigentes radicales como mis referentes. Me sigo sintiendo peronista, pero ya no comulgo con las autoridades del partido. Las iglesias dijimos basta y somos una cantidad importante en algunos lugares, como para empezar a pensar en ser gobierno.