INFORME ESPECIAL
25/02
Elecciones intermedias en Neuquén: Gaido busca pasar la escoba
El intendente envió la propuesta al Concejo Deliberante para modificar la Carta Orgánica y así eliminar los comicios legislativos cada 2 años. El costo de la política en debate y una cuestión de fondo: ¿pueden los concejales cambiar lo establecido por la Asamblea Constituyente?
Por Sebastián Simonetti

A pesar de la pandemia del coronavirus, el 2021 es un año electoral, y más allá del debate en torno a la realización o no de las PASO, es un hecho que habrá comicios en octubre para renovar cargos legislativos. Al respecto, un intendente de la provincia de Neuquén tiene una polémica iniciativa en carpeta. 

Se trata del jefe comunal capitalino, Mariano Gaido, quien según afirmó en su discurso inaugural de las sesiones del Concejo Deliberante el pasado 15 de febrero, busca llevar adelante una enmienda de la carta orgánica municipal, para eliminar la renovación de la mitad del Concejo Deliberante cada dos años. Desde el Ejecutivo remarcan que no puede haber una campaña permanente. La propuesta cosechó críticas y adhesiones.

En realidad, la iniciativa no es nueva: en el pasado reciente fue parte de un proyecto de enmienda más amplio presentado por los concejales Marcelo Bermúdez y Mario Lara del PRO. Pero también antes el propio exintendente Horacio “Pechi” Quiroga lo había sugerido, aunque no prosperó. Ahora, el jefe comunal Mariano Gaido reflotó la idea y ya se debate la idea en el Concejo Deliberante. De hecho, tomó estado parlamentario este jueves 26.

En este punto es preciso señalar algunas particularidades. Por caso, Neuquén es la única ciudad de la provincia que tiene este sistema de renovación de concejales cada 2 años. Este es uno de los principales argumentos de quienes apoyan la moción de Gaido. El otro ítem señalado es el del gasto que representa el proceso eleccionario. También está la cuestión de fondo respecto de cómo debe llevarse adelante una modificación de la Carta Orgánica de este calibre. Si alcanza con una enmienda o debe darse un paso más complejo.

Para echar luz sobre la situación, La Tecla Patagonia consultó a distintas fuentes del Concejo Deliberante capitalino, pero también a referentes políticos con protagonismo fundamental en la confección de la Carta Orgánica municipal. 


La polémica en torno a la eliminación de las elecciones de medio término


“Esta elección cada dos años hace que el funcionamiento del Concejo Deliberante no sea el correcto. Claramente se ve que los años que hay elecciones se produce un impacto en el Deliberante propio de los concejales que van por la reelección y tienen que tomarse licencia para el proceso electoral o van a una banca de otro tipo y eso disminuye el número de concejales y condiciona los acuerdos políticos. Está claro que no es conveniente desde el punto de vista del funcionamiento. Otro concepto asociado con esto es la cantidad de concejales. Cuando empezó la Carta Orgánica teníamos 17 concejales, por el aumento de la población se pasó a 18 y cuando podamos hacer el censo, probablemente haya que incorporar 3 más. Y no sumaría mucho más al funcionamiento del Concejo”., expresó el presidente del bloque oficialista en el Deliberante, Atilio Sguazzini, en diálogo con La Tecla Patagonia.


Por su parte Marcelo Bermúdez del PRO manifestó a este medio que "al asumir planteamos específicamente fijar en 18 la cantidad de concejales y eliminar las elecciones intermedias. Pero no estamos hablando de esta, porque es inevitable que se haga. Sucede que si se hace el censo nacional, la ciudad de Neuquén tiene que incorporar 3 concejales más. Y eso son como 50 millones de pesos en un mandato de 4 años. Y las elecciones intermedias cuestan entre 180 y 200 millones de pesos. Todo eso lo pagan los contribuyentes".

Remató: “la elección de medio término se instaló solo en la capital, no hay otra en la provincia que la tenga. Cuando uno hace algo que nadie hace pasan dos cosas: o sos un genio o te mandaste una macana importante. Yo me inclino por la segunda”.

En tanto, Marcelo Zúñiga del Frente de Todos remarcó a La Tecla Patagonia que su espacio rechazará la propuesta. “El argumento central por el cual se plantea esto tiene que ver con reducir los costos de la política. Esto lo plantean desde el MPN y Juntos por el Cambio. Y son justamente los partidos que han hecho derroche y siguen haciéndolo, de dinero público en campañas electorales”, disparó el edil. 

En la misma sintonía, el concejal del PJ agregó: “Si de verdad quieren ahorrar recursos públicos, nosotros le proponemos dos cuestiones que son bien prácticas. Una es unificar las elecciones municipales con las de diputados nacionales que van a ser en octubre. Y también podemos derogar la boleta única electrónica en la ciudad. Además de algo que no puede ser auditado verazmente por los vecinos y las fuerzas políticas, es un negocio de 200 millones de pesos para los que venden las máquinas electrónicas”.

Quien defendió las elecciones de medio término de manera abierta fue el Convencional Constituyente mandato cumplido, Rodolfo Laffite, quien apuntó a este medio que “lo que genera la renovación por mitades es una continuidad legislativa, que haya concejales que saben qué es lo que se está haciendo en el Concejo Deliberante. Si vos renovás cada 4 años la totalidad de los concejales, los únicos que conocen la actualidad del Deliberante son los empleados”. 

Disparó: “A los neoliberales les importa el costo de la política, pero no hablan de calidad institucional. Y esto es lo que significa la elección de medio término. Y si hay un problema con los costos, los convencionales propusimos que se pueda hacer coincidir con la elección nacional. Y para que no haya efecto arrastre, tiene que ser con boleta separada y de otro color. Y si el problema es la campaña, que saquen un código electoral con reglas claras”.




La cuestión de fondo: ¿Puede llevar adelante la modificación el Concejo?


“El asunto es que cómo se reforma la Carta Orgánica lo dice ahí mismo, que se hace total o parcialmente por una Convención Constituyente municipal. Luego, en el último artículo dice que para simples enmiendas, que no alteren el espíritu de la carta se podrá hacer con el voto de los ⅔ del Concejo Deliberante y el referéndum de la sociedad para que la apruebe. Pero los planteos que están haciendo y fundamentalmente lo de la renovación por mitades y congelar la cantidad de concejales está cambiando el funcionamiento y la dinámica del Concejo Deliberante. Y eso no es una simple enmienda. Solo puede reformarlo otra convención. El Concejo Deliberante no puede arrogarse atribuciones constituyentes”, subrayó Rodolfo Laffitte a La Tecla Patagonia.

El dirigente del MPN es Convencional Constituyente mandato cumplido y formó parte de la confección de la Carta Orgánica en 1995. De aquel proceso participó incluso el fallecido Pechi Quiroga por el radicalismo. Por este motivo, Laffitte defiende con énfasis lo firmado hace más de 25 años.

“Como Constitucional Constituyente mandato cumplido juré cumplir y hacer cumplir la carta Orgánica, así como también la juraron el intendente y los concejales cuando asumieron. Así que lo que tienen que hacer ellos es respetarla. Y leerla e interpretar claramente que no lo pueden hacer por enmienda, lo que tienen que hacer es convocar a una Constituyente. Si quieren hacerlo por enmienda, voy a ir a la Justicia, así como lo hice en su momento con la Legislatura para plantear la inconstitucionalidad. No se pueden arrogar atribuciones que no tienen", advirtió. 

En tanto, desde el mismo color político, Sguazzini afirmó a este medio que “como espacio y partido tenemos mucho respeto por Rodolfo (Laffitte) y los convencionales de aquel momento. Su opinión no es la única, otros tienen un pensamiento diferente. Pero la propia Carta Orgánica prevé la enmienda, con este mecanismo. La verdad que una Constituyente deriva en terceros la definición y acá es muy claro, los ciudadanos de Neuquén van a terminar definiendo por sí o por no. Es una democracia más directa y participativa”. 

Agregó: “Es una reforma sobre 5 o 6 artículos, no es algo profundo. Y tiene un componente importante que es la participación de la ciudadanía. Porque más allá de que requiere la aprobación de los ⅔ del Deliberante, después es la ciudadanía la que va a determinar si está de acuerdo o no con este proyecto”

Por su parte, Bermúdez, remarcó la postura del PRO: Con respecto a la enmienda o reforma, la reforma es para cuando tocás cosas profundas de la Carta Orgánica. Laffitte entiende que se trata de cosas profundas, yo no. Acá no se va a cerrar el Concejo deliberante, solo se limita a 18 el número de concejales. Acá no se va a prohibir que haya elecciones municipales de concejales, simplemente de 2 pasamos a 4 años. No me parece que sea una cosa profunda”.

Profundizó: “Decir que un defensor del pueblo, un síndico o un juez de faltas no puede ser reelecto indefinidamente es algo que puede definir un intendente. No es algo profundo. Son cosas que no conmueven a la comunidad de Neuquén. Es más, hacer una Constituyente es ir en contra de esta reforma. Porque para hacerlo, tenés que aumentar el gasto público. Y los constituyentes son representantes de los vecinos, al igual que somos nosotros los concejales”.




Voto a voto: las posiciones sobre la enmienda de Gaido

"Compartimos desde el primer momento la iniciativa de Mariano (Gaido). En el año 2018, cuando fue la interna del partido ya planteábamos que había que revisar la cuestión de las elecciones de medio término. Bermúdez presentó una propuesta apenas asumimos, pero ni bien arrancó el año pasado nos agarró la pandemia y entendimos que no era el momento. Pero ya este año Mariano tomó la decisión de traer al Deliberante este concepto de poder realizar la enmienda de la Carta Orgánica en aspectos que tiene un gran consenso en la ciudadanía y el ámbito político. hasta Quiroga lo propuso en su momento", subrayó Sguazzini.

"Ahora Gaido, no sé cuál es la motivación, plantea una enmienda de la Carta Orgánica. Pero es una enmienda muy chiquita. Copia el pedido nuestro del congelamiento de 18 concejales y la eliminación de las elecciones intermedias. Pero después solo agrega cuestiones de género", afirmó Bermúdez. 

De la misma manera, el edil del PRO explicó: "el 10 de diciembre de 2019 en oportunidad de asumir Mario Lara y yo de responsabilidad de ser concejales presentamos un proyecto de enmienda de la Carta Orgánica. Era una enmienda importante, que buscaba mejorar los controles al Ejecutivo municipal. La Carta Orgánica establece reelecciones indefinidas para los síndicos, para el defensor del pueblo, para los jueces de falta...y nosotros no creemos en las reelecciones indefinidas. Por eso presentamos el proyecto para mejorar los controles, porque cuando el controlador a lo largo del tiempo a lo largo del tiempo se hace amigo del controlado, sonaste".

Sentenció: "Yo no acompaño a nadie, yo quiero mi proyecto. 18 concejales y la eliminación de las elecciones las propusimos Mario y yo. Vamos a insistir con eso pero también queremos los otros temas. La ciudad de Neuquén tiene otros problemas más importantes que la paridad de género. Los desafíos de la ciudad tienen que ver con otra cosa. Por eso vamos a insistir con la mejora de la transparencia, la imposibilidad de reelección indefinida. Ojalá Gaido entienda que si vamos a hacer una enmienda de la Carta Orgánica, hagamos una cosa seria, no una cosa chiquita. Porque tampoco podés andar modificando la Carta Orgánica todos los días. Hagamos una cosa importante, de 10, 15 o 20 artículos. Donde no solo hablemos de la paridad de género y la elección de concejales. ".


Por el lado del Frente de Todos, Zúñiga fue tajante: "entendemos que la ciudad tiene un volumen creciente de desigualdad y si bien estamos de acuerdo en que hay que modificar la Carta Orgánica para incorporar cuestiones como perspectiva de género, entre otras cuestiones, los tres puntos críticos de la ciudad siguen siendo la falta de oportunidades para el acceso al hábitat; los graves problemas de conectividad de los servicios públicos y el saneamiento y las cloacas. Y esto deriva en un problema ambiental. Este sistema cloacal es sumamente deficitario y contamina la salud de la población. Esos problemas no están contemplados en la propuesta de enmienda que manda el Ejecutivo. Esto forma más de una agenda de algunos sectores de la política en un año electoral que parte de las inquietudes de la vida cotidiana de los vecinos".