SANTA CRUZ
09/04
Caleta Olivia: Tras la pueblada por la muerte de un joven, llegó el ministro de Seguridad
Ayer por la noche se registraron graves incidentes en la División Comisaría Quinta, luego de que un joven que había sido detenido por una denuncia por violencia de género apareciera muerto en su calabozo. La Justicia intervino de oficio y apartó a la policía para dar inicio a la investigación del hecho
En las últimas horas, Ramiro Curaqueo, un joven de 19 años, apareció muerto en un calabozo de la División Comisaría Quinta de la localidad santacruceña de Caleta Olivia. El hecho suscitó el reclamo de los familiares y amigos, que se acercaron a la dependencia policial a reclamar por la investigación de su muerte, lo que terminó en la represión por parte de las fuerzas de seguridad de los manifestantes y motivo la presencia de autoridades provinciales. 

Curaqueo  había sido detenido por una denuncia por violencia de género. El joven había sido denunciado por su propia madre, ya que este lo habría agredido físicamente. Tras algunas horas, la Policía informó que se había quitado la vida. Sin embargo, la propia madre pidió que se investigue el hecho ya que asegura que debía estar solo seis horas detenido y que lo mataron.

Ayer por la noche, vecinos y allegados al fallecido se acercaron a la Comisaría para reclamar por el esclarecimiento del hecho. Los manifestantes atacaron el edificio a piedrazos y arrojaron bombas de fabricación casera. La policía, por su parte, respondió con abundante gases lacrimógenos y balas de gomas para intentar dispersar.

El episodio demandó la presencia del ministro de Seguridad santacruceño, Lisandro De la Torre, quien llegó a la localidad esta mañana y, según fuentes oficiales, se puso a disposición de la investigación judicial, que se encuentra a cargo del Juzgado de Instrucción N° 1, cuyo titular es el juez Marcos Perez Soruco. 

Desde el Juzgado informaron que "teniendo en cuenta que los hechos se desarrollaron dentro de una dependencia policial y afines de garantizar la imparcialidad y objetividad en la investigación, se intervino de oficio desde esta sede judicial apartando a la policía y dando inicio de manera inmediata las diligencias y pesquisas pertinentes a través de personal de criminalística dependiente de este Poder Judicial, como así también intervención del médico forense para la realización de la autopsia que establecerá la causa de muerte".

Por su parte, el Gobierno provincial remarcó que, pese a la presencia del ministro De la Torre en el lugar de los hechos, la comunicación oficial de los avances de la investigación estará a cargo del Juzgado interviniente.