RIO NEGRO
14/04
"Para Tortoriello fue un año de quedarse en casa, para nosotros de involucrarse"
El dirigente del PRO de General Roca y precandidato a Diputado nacional, Nicolás Suárez Colman, habló con La Tecla Patagonia sobre sus intenciones de competir en la interna partidaria. "Nosotros representamos una idea de que la política se hace en la calle", aseguró

El dirigente del PRO de General Roca y precandidato a Diputado nacional por Juntos por el Cambio, Nicolás Suárez Colman, habló con La Tecla Patagonia sobre su lanzamiento para las elecciones de este año. Marcó diferencias con el otro candidato del partido y se mostró optimista respecto de que la alianza opositora pueda renovar su banca en el Congreso. 

"Voy a participar. Tengo apoyo de algunas autoridades nacionales del PRO y sobre todo de la sociedad civil que es la que en definitiva vota", aseguró a este medio Suárez Colman, y recalcó que "con Tortoriello representamos sectores distintos del partido y visiones distintas del partido. Nosotros representamos una idea de que la política se hace en la calle, yendo al frente en los momentos más difíciles y cuando la sociedad más necesita de la política. Y esas fueron las premisas sobre las que comunicamos nuestro lanzamiento".

En tal sentido, el dirigente del PRO aseguró que "mientras que para Tortoriello y su equipo fue un año para quedarse en casa, para nosotros fue un año para involucrarse. Nosotros desde que cambió el Gobierno decidimos salir a hacer política cara a cara con la gente. Lo hicimos desde el momento en que a los jubilados les sacar por decreto la movilidad, estuvimos con ellos, hicimos un amparo y salimos a defenderlos fuertemente. Eso refleja que la política se hace cara a cara".

Asimismo, agregó: "lo mismo hicimos con la situación de Mascardi. Cuando la política iba para otro lado fuimos y acompañamos a los vecinos. Yo lo hice particularmente de forma gratuita y defendiendo los intereses de cada vecino que nos llamaba. Lo mismo hicimos con la situación de la cuarentena, cuando comenzaba a tomar una prolongación peligrosa porque afectaba los derechos de los ciudadanos que necesitaban salir a trabajar. Y esas son las diferencias fundamentales".

Suárez Colman recalcó que "somos un grupo que hace política y que no le tiene miedo a poner la cara y a las críticas y a los costos de hacerlo. Y lo hacemos desde el llano, porque yo no tengo ningún privilegio. Y aún a costa de que me persigan los amigos del poder, decido seguir haciéndolo. Nuestra propuesta es esa".

Respecto de los apoyos provinciales y nacionales, el dirigente resaltó que "Sergio Wisky es quien más me ha acompañado en este proceso. Y con el resto de la dirigencia que forma parte de Republicanos por Río Negro que está trabajando por mi candidatura", aunque aclaró: "acá los apoyos dirigenciales son para mostrar un cartelito a la sociedad pero la que vota es la gente. Ellos promocionaron que Patricia Bullrich venía a levantarle el brazo a Anibal (Tortoriello) y eso no sucedió, nadie la escuchó hablar de la candidatura".

En esa línea, añadió: "nosotros decimos que es importante tener relaciones buenas con las autoridades nacionales y nosotros las tenemos, y fundamentalmente con Mauricio Macri que es con quien nos referenciamos".

Sobre las elecciones en la UCR que determinaron el cambio de conducción, Suárez Colman contó que "tenemos una excelente relación con el sector del radicalismo que resultó ganador de la elección. Venimos dialogando con ellos hace meses porque compartimos visiones y creo que con el resultado ya puesto vamos a poder profundizar ese diálogo, porque Juntos por el Cambio son todos los partidos políticos".

Por último, consideró que "vamos a lograr ocupar la banca que dejará Lorena Matzen, si no se presenta. Estoy convencido de que vamos a lograr un diputado de Juntos por el Cambio en el Congreso de la Nación para representar a los rionegrinos ante el avance del populismo y las mafias en el poder. Nuestra propuesta es de muchísimo diálogo con todos los sectores para lograr acuerdos en defensa de la república".