INFORME
22/04
La guerra fría en la Justicia chubutense
Hay varias denuncias y procesos de jurys dentro del Poder Judicial provincial, algunos de ellos promovidos por integrantes del mismo. Las voces díscolas comienzan a proliferar y los enfrentamientos se tornan cada vez más mediáticos y con tintes políticos
Por Mariela Branda  

La Justicia chubutense atraviesa un momento particular. De un tiempo a esta parte se evidencian fuertes cruces, enfrentamientos y roces entre sus miembros. A eso se suman varias denuncias, procesos de jurys y juicios pendientes que tienen en la mira a jueces y fiscales.  

La crisis económica, social y también política no es ajena al Poder Judicial. Su impacto se hace evidente puertas adentro donde las tensiones lógicas se ven exacerbadas por el contexto. Otro gran problema de la Justicia en general, es su representatividad y legitimidad social. A nivel nacional se evidencia mucho más, y aunque en la Provincia no es mayor este problema,  se comienzan a notar ciertos cuestionamientos políticos y sociales. Si a este desgaste se suman enfrentamientos entre los principales miembros del Poder Judicial, la cuestión se potencia.  

De aquel mediático juicio político contra Alejandro Panizzi a esta parte, cambiaron algunas cuestiones, aunque se conversa la espectacularidad que adquieren las discrepancias y peleas.  
Por lo pronto, la actual composición del Superior Tribunal de Justicia es de dos miembros. Lleva tiempo así. Es decir que un organismo pensado para que seis personas tomen las decisiones está funcionando solo con dos, porque es claro que aunque haya miembros suplentes, el peso de la decisión no es el mismo.  No son seis “pares” tomando las decisiones.  La falta de nombramientos no es responsabilidad del Poder Judicial sino  del Ejecutivo. Es una gran deuda de la gestión de Arcioni que recién ahora - con un principio de ordenamiento político - puede empezar a saldar.  

Según relató a La Tecla Patagonia una fuente de la Justicia provincial tras el alejamiento de Jorge Pfleger y la muerte de Marcelo Guinle, “las cosas en el Superior cambiaron totalmente”.  Agrega que se creó una especie de tandem y que se perdió la “pluralidad de voces”. La misma persona considera que el “todos contra todos” que se evidencia en la Justicia chubutense responde a un cúmulo de cosas y no a un solo factor. En este sentido marca un punto de inflexión en el recambio que se produjo en el Consejo de la Magistratura que algunos advierten que luego del ingreso de Maglione se convirtió en una “escribanía del Superior”. Hoy existe un distanciamiento claro evidenciado en la denuncia que presentó Panizzi contra Maglione por el presunto nombramiento de un socio en el Consejo. Investigación que está en curso y uno de los casos en donde más se evidencia la guerra fría dentro de la Justicia.  

También se señala como punto de quiebre la muerte del entonces gobernador, Mario das Neves, que tenía una fuerte influencia dentro de este Poder. Luego de su fallecimiento y tras el sobre recibido en la Legislatura, las causas de corrupción contra el dasnevismo proliferaron. Sin embargo, existen algunas previas que han quedado olvidadas como la vieja Ingentis.  

En una reciente entrevista realizada por este medio el fiscal de Comodoro Rivadavia, Héctor Iturrioz, habló de la existencia de “la corpo” judicial y opinó que a todo aquel que está fuera u opina distinto “le tiran con todo”. Iturrioz no dio nombres, pero sostuvo: “Hay un sector que siempre fue conocido como ´La Corpo´ que si un integrante de esa ´Corpo´ se manda cualquiera no pasa nada, lo cubren. Y al que no adhiere, le tiran con todo y lo quieren sacar”. 

Respecto al papel del Consejo de la Magistratura, el fiscal de Comodoro indicó: “Hay algunos integrantes del Consejo de la Magistratura que sienten cierta impunidad y en algunos casos fundadas, porque hay muchos magistrados que tienen miedo a contradecirlos porque después te pueden sancionar, te pueden echar. Tengo compañeros que me piden por favor que no los nombre en las declaraciones ante el Consejo. A mí eso no me va. Felicito que se abra la investigación porque la acusación es grave, se presume que designó a su socio”.   

En la línea de pensamiento de Iturrioz hay varios letrados y fiscales en la Provincia. Lo acompañan en el concepto, pero prefieren mantenerse al margen de los medios y las declaraciones de este tipo por temor a reprimendas Algunos de ellos dialogaron con este medio, aportaron datos y dejaron sentada su posiciones pero pidieron mantener a resguardo sus identidades.  

De otro lado, desde los puestos de mayor poder dentro de la Justicia provincial dijeron a La Tecla Patagonia que por el contrario, este tipo de situaciones de jurys, investigaciones tienen que ver con la transparencia con la que funciona el sistema. Argumentan que nada tienen que ver con una “guerra fría” sino que son parte natural y lógica dentro de cualquier institución.  

En esta línea se expresó el ministro del STJ, Alejandro Panizzi, quien indicó: “No creo que haya una pelea de todos contra todos acá. Al Poder Judicial se lo acusa de dos cosas, primero que están todos enfrentados los unos contra los otros; y de lo contrario, que son la familia judicial, ´la Corpo´, etc”.  

En este sentido agregó: “El hecho que haya tantos jurys, cuando son la minoría los que provienen del propio seno del Poder Judicial, significa que los sistemas de control son eficaces. El Poder Judicial es el poder del estado que más controles tiene porque además de sus propios controles internos que son las instancias de impugnación (cámaras, STJ, Corte, organismos internacionales de DDHH, etc), tiene organismos externos de control como son la propia Legislatura, el Consejo de la Magistratura, el Tribunal de Enjuiciamiento y hasta los propios medios”. 


(Mario Vivas, Alejandro Panizzi, Jorgue Miquelarena y Sebastián Daroca) 

Panizzi consideró que el Poder Judicial chubutense “es destacable” y puso de ejemplo las causas de corrupción que tuvieron resolución en las últimas semanas. “Se llevaron a cabo en un plazo más que razonable y con muy buenos resultados”, indicó.  “Por lo demás sobre el fondo de la cuestión a mi me está vedado opinar porque integro y presido el Tribunal de Enjuiciamiento, el organismo encargado de juzgar el proceso de remoción de jueces, fiscales y defensores. Pero sí puedo decir que no considero que haya una guerra de todos contra todos. De hecho,  la mayoría de las denuncias contra jueces, fiscales  y defensores provienen de afuera del ámbito judicial”.  

Por último el Juez se expresó sobre la denuncia que presentó contra el presidente del Consejo de la Magistratura, Enrique Maglione y sostuvo: “Es público y notorio que lo denuncié por un hecho de corrupción y el fiscal del caso, Omar Rodríguez ha pedido la apertura de la investigación”.  

 ¿Todos contra Todos? 

Son varios los jueces y los fiscales chubutenses que se encuentran bajo investigación o fueron sumariados y su continuidad depende de la decisión de sus pares. El Consejo de la Magistratura tiene en entre sus funciones las de “recibir denuncias sobre delitos, faltas en el ejercicio de sus funciones, incapacidad sobreviniente o mal desempeño, formuladas contra magistrados y funcionarios judiciales sometidos al Tribunal de Enjuiciamiento. Instruye el sumario correspondiente a través del miembro que se sortee, con exclusión del consejero representante de los empleados judiciales debiendo intervenir la Secretaría Permanente y con garantía del derecho de defensa, elevando las conclusiones del sumario al Superior Tribunal de Justicia o al Tribunal de Enjuiciamiento según corresponda”, según establece el artículo 192 de la Constitución provincial.  

Asimismo, es función de este organismo “evaluar el desempeño y aptitudes personales de los magistrados y funcionarios ingresantes al Poder Judicial al cabo de sus primeros tres años de función. En caso de resultar insatisfactorio eleva sus conclusiones al Superior Tribunal de Justicia o al Tribunal de Enjuiciamiento a sus efectos”. 

En la provincia hay casos resonantes de denuncias entre miembros de la Justicia y/o procesos de jurys contra fiscales y juicios contra jueces en marcha y pendientes de resolución. Los presentados a continuación son algunos ejemplos.  

Presidente Consejo de Magistratura, Enrique Maglione  

El máximo responsable del organismo encargado de evaluar el desempeño de los miembros del Poder Judicial tiene una grave  denuncia en su contra presentada por el titular del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi.  

En la misma se indica que Maglione habría nombrado a su socio como secretario del organismo. La denuncia había sido presentada también por un magistrado de Esquel. Se trata del juez de la Cámara de Apelaciones de Esquel, Jorge Fruchtenicht.  

Durante la mañana de hoy el juez de la causa, Fabio Monti, ordenó la apertura de investigación.



En noviembre pasado fue denunciado además por el juez de Comodoro Rivadavia, Alejandro Soñis,  “a fin de que se investigue Ia posible comisión de delitos de acción pública, enmarcados en la figura de falsedad ideológica y abuso de autoridad”. 

La denuncia se dio en el marco de un pedido de juicio político presentado por el gobernador Mariano Arcioni contra el propio Soñis y su par Miguel Caviglia, quien había hecho fuertes declaraciones por el atraso en el pago de sueldos. La presentación fue desestimada es marzo de este año.  

Fiscal Osvaldo Heiber  

Presentó esta semana su renuncia antes de afrontar uno de los procesos en su contra que comenzaba en el mes de mayo. Tenía otro pendiente. 

Hace menos de un mes, el funcionario del Ministerio Público Fiscal de Rawson, fue denunciado por “connivencia” pedir una pena más baja para un condenado por un choque fatal. 

Este martes, Osvaldo Heiber presentó su renuncia “indeclinable” al cargo de Fiscal General de Rawson, tras denunciar “hostigamiento mediático y del organismo”. 

“No me dejan ejercer mi función libremente y percibo esto desde hace bastante tiempo. Entiendo que así no puedo trabajar. Es de público conocimiento el hostigamiento constante, primero desde los medios y luego desde el organismo”, dijo al presentar su dimisión. Y agregó: “Siempre entré por concursos, nunca por conocidos”, aclaró sobre sus 22 años de labor en la fiscalía. 

Juez Martín Alesi  


(Juicio Oral y Público contra el ex juez, Martín Alesi) 

Renunció a su cargo en el Juzgado de Familia Nº 1 de Rawson en septiembre pasado antes de afrontar el juicio oral y público antes del juicio en su contra. Fue denunciado por uno de los integrantes del Superior Tribunal de Justicia, Mario Vivas, quien lo acusaba de ejercer la violencia contra su persona en un cruce en un restaurant, entre otras presuntas inconductas.  

El juez César Zarategui elevó a juicio oral y público el año pasado la causa contra el exjuez de familia Martín Alesi por usurpación de cargo, ya que ante la resolución del juez Paulo König reasumió su cargo sin ser puesto en funciones por el Superior Tribunal de Justicia.  

Se le imputaba el delito de usurpación. Esta denuncia también fue realizada por Mario Vivas. Fue absuelto en abril del corriente.  

Juez Paulo Konig  

La Justicia dispuso la apertura de investigación sobre finales del año pasado para el juez laboral Paulo König por la presunta comisión del delito de “abuso de autoridad” en perjuicio de la administración pública.  

Le imputan una presunta inconducta al haber favorecido al ex Juez de Familia de Rawson, Martín Alesi ordenando su restitución al cargo al que se encontraba suspendido. La denuncia la realizó el integrante del Superior Tribunal de Justicia, Mario Vivas el mismo que llevó adelante las denuncias contra el ex juez Alesi.  

Desde el gremio de judiciales se expresaron entonces a favor del desempeño del juez laboral de Trelew y denunciaron “persecución política y laboral”.  

Fiscal Héctor Iturrioz  


(Fiscal Héctor Iturrioz) 

El Tribunal de Enjuiciamiento de la Provincia del Chubut resolvió por unanimidad en octubre del año pasado disponer la formación de causa de enjuiciamiento contra el Fiscal General de Comodoro Rivadavia, Héctor Reinaldo Iturrioz. 

El Consejo de la Magistratura evaluó la performance de Iturrioz como Fiscal de Comodoro Rivadavia al cumplirse los primeros tres años de su gestión y consideró insatisfactorio su desempeño y aptitudes personales, y por mayoría, resolvió remitir los antecedentes al Tribunal de Enjuiciamiento para que resuelva su situación. 

El otro proceso que enfrenta Iturrioz es por la dentención del entonces funcionario Martín Bortagaray. La misma fue pedida junto a otro fiscal (Marco Nápoli) y avala por un Juez (Sergio Piñeda) pero al único al que se le ha iniciado jury es a Iturrioz.