NEUQUEN
11/05
Polémica por una ordenanza que brinda poderes extraordinarios a Gaido
Se busca prorrogar la emergencia sanitaria con la adhesión a los decretos de Nación y Provincia. Los concejales aseguran que se trata de la búsqueda de "superpoderes" del intendente. Algunos puntos que levantan polvo son la contratación sin licitación y el aumento de los modulos para establecer el precio de las multas

En medio de la pandemia por Covid, el municipio neuquino solicitó la adhesión a los decretos nacionales y provinciales que dictaminan la prórroga de la emergencia sanitaria en la ciudad y, además, otorga una serie de atributos extra al intendente Mariano Gaido. 

Pronto a tratarse en la Comisión Interna de Legislación General, el proyecto de Ordenanza busca ampliar las facultades de Gaido de cara a la gestión de la pandemia. Por medio de la adhesión al decreto nacional 167/2021 y al provincial 488/21, busca “prorrogar la emergencia pública” en rigor de esta “situación excepcional”. 

Sin embargo, no son pocos los concejales neuquinos que encendieron la alerta por esta ordenanza y aseguraron a La Tecla Patagonia que “se trata de un exceso”. 

Fue el propio Cesar Parra, Concejal por el PO, quien aseguró: “Se busca utilizar la pandemia como un escenario para aumentar las tasas y manejar a discreción un presupuesto que es de todos los vecinos”. 

La preocupación radica en algunos artículos puntuales de la ordenanza que habilitan al Órgano Ejecutivo Municipal a contratar en forma directa. Es decir, hacerlo sin licitación. 

"Es una ratificación de un conjunto de facultades a través de la prórroga de la emergencia sanitaria por el cual se establecen una suerte de superpoderes para Gaido”, aclaró el Concejal. 

Además de la contratación sin licitación, dentro de esta lista de beneficios se establecen las reestructuraciones presupuestarias que “permiten modificar el plan de obras públicas,  bienes e insumos”. Por otro lado, lo que preocupa por sobre manera a Parra es la licencia para “modificar atributos como la tasa de inspección a baldíos y la suba de los módulos para establecer el precio de las multas”. 

Tras un año de pandemia, en el que ya no hay un recorte a las actividades económicas como en el 2020, Parra cree desafortunada esta decisión. “No puede decir que esto se vota en base a la emergencia cuando el propio presupuesto público se votó en emergencia”, resaltó. 

Además, se encargó de explicar: “Es infundado el aumento de los impuestos porque, si bien hay restricciones horarias, no hay una merma en la caída de ingresos como sí la hubo en el ciclo 2020 en mayo y en abril”. 

En ese sentido, Parra cree que la apertura económica deja sin fundamentos la suba de la tasa de los impuestos municipales y evidencia un destrato a los ciudadanos en medio de la pandemia. 

No solamente desde el Partido Obrero se han manifestado en contra del proyecto. De hecho, según pudo averiguar La Tecla Patagonia, los distintos concejales municipales mantienen reuniones claves donde discuten la aprobación-o rechazo- del proyecto presentado por Gaido.  

Si bien, según confirmó Parra, ya hay concejales que se han opuesto, “lo que sucede es que en el concejo hay una suerte de tablero político donde el MPN tiene a un sector de cambiemos como parte de una votación automática”, concluyó. 

Lo cierto es que esta ordenanza ha levantado polvo en la Comisión Legislativa y se esperan fuertes cruces partidarios en la próxima sesión. No descartan que se apruebe bajo la anulación de algunos artículos, aunque, como acostumbran a ser los recintos neuquinos, ya se empiezan a mover las fichas de un tablero de ajedrez donde gana el que más votos consigue.