INFORME
10/06
El peronismo chubutense en plena rosca
El PJ puso en marcha su maquinaria para avanzar de cara a las definiciones que recaerán finalmente en el Consejo provincial. Las charlas de quincho están a la orden del día. Qué hacer con el espacio de Arcioni y las pujas por las candidaturas, son los temas recurrentes
Por Mariela Branda  

Con la oficialización del calendario, la maquinaria electoral se puso en marcha en la provincia de Chubut a pesar del duro contexto de pandemia. El plazo para la presentación de alianzas vence el próximo 14 de julio y el Partido Justicialista tiene mucho por definir. Diez días más tarde, deberán presentarse las listas de candidatos.  

En el peronismo la rosca está a la orden. Una primera definición que marcará sin dudas el rumbo posterior en cuanto a las candidaturas, es determinar con qué otros partidos el PJ conformará el Frente de Todos en Chubut. En este punto la principal definición es qué hacer con Mariano Arcioni y su espacio. A nivel nacional, su referente Sergio Massa es una pata indiscutida del frente; sin embargo, se ha dado libertad de acción en este sentido a cada provincia y en Chubut la posición mayoritaria de los referentes del justicialismo con lugares de decisión, es no sumarlo.  

Una parte importante del peronismo se mantiene como férrea oposición al gobierno de Mariano Arcioni y buscará mantener esa línea en la contienda electoral. “Al que no le guste que se vaya ”, sentenció un histórico referente peronista a La Tecla Patagonia. El palo fue para el sector que lidera el vicegobernador, Ricardo Sastre, que integra el Gobierno y fue reincorporado a las filas del peronismo.  

El Congreso que estaba en principio previsto para realizarse el día 19 de junio quedó postergado y las decisiones recaerán en el Consejo del partido, según confirmó el propio titular del Congreso, José Arrechea a este medio. La decisión se tomó debido a la necesidad de inmediatez de en las definiciones y también por cuestiones operativas, pero si hay alguna cuestión que no se pueda resolver, se convocará al órgano deliberativo.  

“Estuvimos con la Mesa del partido y los apoderados analizando el cuadro de situación a partir del nuevo cronograma electoral. Con las fechas tan cerca, necesitamos poner en marcha de inmediato toda la actividad dentro del partido para poder participar de las elecciones. Entonces los apoderados consideraron y estamos de acuerdo que hay un ámbito amplio de trabajo del Consejo Provincial que puede llevar adelante las discusiones electorales porque está facultado legal y orgánicamente. El Consejo irá resolviendo estas cuestiones y nosotros vamos a mantener la reunión del Congreso a la expectativa por si fuera necesario”, aseguró a este medio, José Arrechea.  

Por su parte, el presidente del partido, Carlos Linares, adelantó que hay conversaciones avanzadas con el Partido Socialista Auténtico y el Partido de la Victoria, dos espacios que históricamente se han alineado con el peronismo en la Provincia.  También hay charlas con otros espacios como el Partido Independiente del Chubut y el sector de Camioneros.  

En concreto, el tema de la incorporación de Chubut al Frente será puesto en discusión, pero según pudo recopilar este medio, la mayoría de los integrantes del Consejo Provincial tendría una firme posición tomada y no se alinearían con el oficialismo provincial. “Más allá de las cuestiones personales, de las posiciones de cada uno, hay algo que es claro, aliarse con Arcioni hoy es darle chances a Juntos por el Cambio, sería un suicidio electoral”, confió un justicialista de la primera hora.   

Las candidaturas y un consenso cada vez más lejano  



La provincia pone en juego dos escaños en la Cámara de Diputado de la Nación y los tres en el Senado.  En el Senado se reparten dos y uno, es decir dos cargos para la primera fuerza y uno para la segunda. Así ingresó el actual senador de Chubut Somos Todos, Alfredo Luenzo en 2015. En esta ocasión, la polarización entre El Frente de Todos y Juntos por el Cambio, está mucho más marcada, y el partido provincial más desinflado, por lo que deberá apelar a figuras fuertes si tiene intenciones de conservar esa banca.   

El Frente de Todos, está muy lejos de lograr una candidatura de consenso. En esta oportunidad, la lapicera nacional no tendrá tanto peso como en anteriores elecciones porque hay varios históricos referentes decididos a competir sí o sí.  

En este sentido, el presidente del Congreso, José Arrechea, opinó: “Siempre prefiero una lista de consenso, pero si no se logra, cada uno presentará su alternativa. Mientras estén reglamentariamente habilitados nadie puede prohibir una presentación. Cuando armamos el partido reincorporando plenamente a (Adrián Maderna), (Ricardo) Sastre, a los sectores que estaban fuera digamos, fue con la intención de mantener este esquema vigente para las elecciones. Se ve que nos está costando, pero todavía no se agotó ese tema, vamos a intentar consensuar las listas”.  

Respecto a las decisiones o apoyos que puedan darse a nivel nacional, expresó: “Esa es una acción directa con los candidatos. El Partido no tiene peso determinante en la selección de los candidatos, lo que hace es garantizar la posibilidad de participación. En realidad, si desde Alberto, de Cristina o quien sea viene alguna intención de poner a tal o cual candidato, en rigor tendrán que arreglar ellos con los candidatos directamente”, indicó.  

Es algo que puede pasar”, dijo Arrechea sobre la definición de candidaturas desde Nación y agregó: “en lo personal no me gusta que esto pase. Si yo fuera candidato no lo aceptaría. Yo me inclino por perfiles identificados en el proyecto nacional pero que tengan un arraigo provincial importante, este es el perfil de mi candidato. Tenemos un movimiento muy amplio y algunos son más propensos a un alineamiento nacional sin condiciones, cosa que no comparto. Si Carlos (Linares) se presenta, lo voy a acompañar, creo que es un hombre que es representativo del peronismo chubutense. Tiene los pies dentro del proyecto nacional y popular pero sin ser un empleado, marcando posiciones claras para defender los intereses y al pueblo de la provincia".   

Linares confirmó hasta el cansancio que será candidato a Senador nacional más allá de los apoyos que puedan venir desde Nación. En este sentido expresó: “Mi conductora es Cristina Kirchner, pero no quiere decir que no le puedo ir a plantear el pensamiento que tenemos los chubutenses con respecto a nuestra gente. No hay que adelantar los tiempos”. 

En este sentido agregó: "Vamos a escuchar a los referentes nacionales, trabajamos para Alberto Fernández y para Cristina.  Una cosa es ir y escuchar, y otra cosa es no tener una posición tomada desde la provincia”, aclaró.  

Para integrar esa lista suenan varios nombres más, aunque ningún otro referente ha confirmado intenciones como Linares. Florencia Papaiani, exdiputada y excandidata a la intendencia de Trelew, es otro nombre del peronismo que tiene amplias chances de ser de la partida.  Nancy González, mano derecha de Cristina Kirchner y actual senadora y Julián Leunda, el joven chubutense que asesora a Alberto, también están siendo puesto a consideración. Por otra parte, Santiago Igon, actual diputado nacional y referente de La Cámpora, se evalúa para el Senado.  

Desde el sector más duro del kirchnerismo provincial adelantaron a este medio que se logró "un ordenamiento"  y que "siempre en estos casos la influencia de Nación tiene un peso mayor".  En este sentido indicaron que "es muy probable que encabece una mujer". 

También se mencionó la posibilidad de una candidatura testimonial del intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, visto con buenos ojos desde el Gobierno nacional. Desde la ciudad petrolera prefieren mantenerse enfocados en la gestión mucho más en este contexto difícil de pandemia.  

En declaraciones realizadas a la prensa hace unos meses atrás, Luque, se mostró crítico y sostuvo: “Esto de que aparezcan discutiendo candidaturas le pasa no sólo al PJ, veo otros partidos que no tienen personas queriendo ocupar un cargo sin saber para qué. No podemos tener un festival de candidatos cuando tenemos gran parte de la población que la está pasando mal por muchos aspectos y es donde caemos justamente en lugares comunes”. 

Por su parte, en diálogo con La Tecla Patagonia, el vicegobernador Ricardo Sastre confirmó que va a competir por una banca en el Senado nacional y anheló que pueda ser “el candidato del consenso”.  

“Lo ideal es que la candidatura surja en el marco del consenso, pero no sé si lo lograremos en esta oportunidad. Al Partido Justicialista le está costando mucho lograr esto en los últimos tiempos”, sostuvo Sastre. Y agregó: “Voy a ser candidato a Senador seguramente, esto lo tenemos prácticamente definido. Buscaremos evitar confrontar con otros compañeros, estaría bueno que podamos mirar las encuestas y definir las mejores opciones para el partido y para representar a Chubut en el Congreso nacional”, expresó el actual Vicegobernador.  

En cumbres y cumbrecitas, el peronismo chubutense viene tratando de pergeñar la estrategia electoral para una elección legislativa que digamos no le resultará muy difícil. Teniendo en cuenta que el Frente de Todos es gobierno a nivel nacional y que son elecciones legislativas, posiblemente el espacio tenga buenos resultados en este turno. Sin embargo, lo que se juega realmente son las ejecutivas de 2023, donde el peronismo pretende cortar la racha de derrotas. Quiénes serás los hombres y mujeres que resulten empoderados de cara a la próxima elección provincial.  

Empresarios, dirigentes y funcionarios, participan de estas “charlas de quincho”, donde, barbijo de por medio, todos se palmean la espalda, aunque por lo bajo se sacan chispas. En cierta medida, parte de mística de la política y por qué no del propio justicialismo.