SANTA CRUZ
23/06
Conflicto represas: el Ejecutivo pateó la pelota y dijo que actúa como intermediario
Luego de días de tensión, los transportistas vinculados a las represas decidieron llevar los micros hasta la puerta de Casa de Gobierno para exigir la intervención de Provincia en el conflicto. Desde la cartera de Trabajo, remarcaron que el financiamiento es nacional

Mediante un comunicado de prensa, el Gobierno de Santa Cruz, a través de los ministerios de Producción, Comercio e Industria y de Trabajo y Seguridad Social,  sostuvo que "monitorea el proceso de negociación que la UTE Represas Patagonia y las empresas transportistas para destrabar este conflicto de orden contractual".

En este sentido remarcan que "la intermediación se dio desde el primer momento y fueron arbitrados todos los medios al alcance del Estado Provincial para dar una solución al conflicto suscitado entre las empresas".

"A través de la cartera productiva, se entablaron canales de dialogo y se propiciaron la presentación de propuestas para alcanzar acuerdos en torno a la cancelación de las deudas existentes.

Es importante señalar, que la construcción de las represas sobre el río Santa Cruz se realizan con financiamiento nacional y por esta razón, el Ministerio de Trabajo provincial informó a la cartera laboral nacional de este conflicto para su intervención", culmina el comunicado.

Hace casi una semana que se inició el conflicto con movilizaciones, bloqueos y protestas para visibilizar el reclamo de los choferes de empresas de transporte afectados al servicio de traslado de personal de las represas santacruceñas. 

Luego de una semana de reclamos en la zona, empresarios y choferes se unieron en el reclamo y decidieron viajar a Río Gallegos. Estacionaron los colectivos frente a la Casa de Gobierno de Santa Cruz para exigir la intervención del Ejecutivo de Alicia Kirchner. 

La UTE a cargo de la construcción de las represas les debe a los proveedores del servicio al menos tres meses de sueldos.